menu
Compartir

Origen de la Guerra Fría

 
Por Eloy Santos Aguirre. 31 agosto 2023
Origen de la Guerra Fría

El origen de la Guerra Fría se debe buscar en la Revolución Rusa, la posición de EUA y URSS en la I y la II Guerra Mundial y, sobre todo, en los pactos tras la guerra. ¡Te lo contamos en unProfesor!

Uno de los mayores conflictos en el siglo XX fue la Guerra Fría, siendo un enfrentamiento que tuvo lugar entre el bloque capitalista, liderado por Estados Unidos, y el bloque comunista liderado por la URSS. En esta guerra se enfrentaban los dos modelos que querían dominar el mundo, y por ello las consecuencias que iba a traer para el mundo eran enormes. Por todo y ello y comprender porque comenzó este conflicto, en esta lección de unProfesor debemos hablar sobre el origen de la Guerra Fría.

También te puede interesar: Quién ganó la Guerra Fría

¿Qué fue la Guerra Fría y por qué se denominó así?

La Guerra Fría fue un período de intensas tensiones y rivalidad ideológica y política que se desarrolló después de la Segunda Guerra Mundial (1947-1991) entre dos superpotencias: los Estados Unidos y la Unión Soviética. Aunque no hubo enfrentamientos directos entre estas dos naciones, el mundo estuvo al borde de una confrontación nuclear en varias ocasiones. A pesar de su naturaleza "fría" en términos de combate directo, la Guerra Fría tuvo un impacto profundo en la política mundial y en la configuración del orden global durante décadas.

La denominación "Guerra Fría" proviene del hecho de que no hubo un conflicto militar directo y abierto entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, pero sí una confrontación constante a través de la competencia en áreas como la política, la economía, la tecnología, la propaganda y la influencia global. Las dos superpotencias representaban dos sistemas políticos y económicos opuestos: el capitalismo liderado por Estados Unidos y el comunismo encabezado por la Unión Soviética.

La Revolución Rusa, el origen de la Guerra Fría

Para comprender el origen de la Guerra Fría debemos hablar sobre las relaciones entre Estados Unidos y la URSS, ya que esto nos ayudará a ver como sus constantes choques fue lo que originó la Guerra Fría.

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, las relaciones entre Estados Unidos y Rusia eran buenas, siendo miembros ambos del bando de los Aliados. Esta alianza tan solo se mantuvo unos 7 meses, entre abril y noviembre de 1917, ya que Estados Unidos entró tarde en el conflicto, y Rusia salió de la guerra en noviembre debido al comienzo de la revolución rusa.

La Revolución Rusa tuvo lugar entre noviembre de 1917 y junio de 1923, siendo un proceso en el que los revolucionarios socialistas leninistas derrocaron al gobierno monárquico y zarista de la época. Esta revolución trajo enormes cambios en la sociedad rusa, que pasaba de un gobierno conservador a uno centrado en los ideales socialistas y en el pensamiento de Vladimir Lenin.

En 1918, los bolcheviques negociaron un acuerdo de paz con las potencias centrales de la Primera Guerra Mundial, decidiendo no participar en la misma negociación que el resto de Aliados. Este acuerdo fue llamado el Tratado de Brest-Litovsk, y fue el comienzo de las diferencias entre la URSS y el resto de Occidente y Estados Unidos, ya que desconfiaban de porque la URSS estaba tomando las negociaciones de forma solitaria.

Tras la guerra, las relaciones entre la URSS y el resto de potencias fue muy limitada, ya que Lenin no quería negociar con países occidentales capitalistas, y tan solo pretendía intervenir en naciones que pudieran transformarse en socialistas. Además, Estados Unidos envió tropas para ayudar a las tropas rusas anti-bolcheviques, causando aún más tensión entre Lenin y Occidente.

Estados Unidos y la URSS entre las dos guerras

Para conocer el origen de la Guerra Fría, debemos entender las diferencias ideológicas entre el capitalismo y el comunismo.

Tras ganar la Revolución Rusa, y ya con Stalin al mando, la URSS desafío al mundo capitalista, ya que consideraban que el mundo estaba dominado por este sistema económico, y debía ser sustituido por el socialismo. Stalin consideraba que el mundo se iba a partir en dos, en quienes se unirían al socialismo ruso, y en quienes se unieron al capitalismo occidental. Es por ello que comenzó un proceso de conquista ideológica a otras naciones, para conseguir todos los apoyos posibles en el conflicto que sabía que iba a tener con Estados Unidos más tarde o más temprano

Durante años, comenzaron a surgir eventos por todo el mundo que se relacionaban con el enfrentamiento entre los modelos comunista y capitalista. Algunos de estos eventos fueron:

  • la guerra polaca-soviética
  • los juicios en Moscú contra espías de países occidentales
  • la negativa de Estados Unidos a reconocer la URSS
  • el tratado de paz entre la URSS y la Alemania de Weimar,
  • la financiación de huelgas británicas por parte de los rusos.

Por esto, las diferencias entre la URSS y Estados Unidos eran el centro de todas las relaciones internacionales.

En este punto fue muy importante la relación de ambos bloques con las naciones fascistas, especialmente con Japón y Alemania. La URSS siempre tuvo relaciones tensas con Japón, incluso participando en guerras contra la región nipona, y por ello siempre existieron tensione entre ambas naciones. Por otra parte las relaciones entre la Alemania de Hitler y la URSS fueron bastante irregulares, ya que Hitler odiaba el sistema comunista y a la población eslava, pero también consideraba a la URSS un gran aliado económico. Por otro lado la relación entre Estados Unidos y sus aliados con la Alemania de Hitler siempre fue tensa, ya que aunque firmaron acuerdos de paz con el gobierno alemán, fueron los primeros en iniciar hostilidades cuando Hitler invadió Polonia.

Para muchos expertos, en esta época ya existía una especie de Guerra Fría, ya que aparecen muchos de los elementos que definen a la Guerra Fría que conocemos. Aún así, los enfrentamientos entre Estados Unidos y la URSS aún no eran tan intensos, en parte porque los soviéticos aún no eran tan poderosos, por lo que esta etapa tan solo se suele considerar como un antecedente de la guerra.

En unProfesor te descubrimos las fases de la Guerra Fría.

Origen de la Guerra Fría - Estados Unidos y la URSS entre las dos guerras

Estados Unidos y la URSS durante la II Guerra Mundial

En verano de 1939, la URSS comenzó a negociar con la Alemania nazi de Adolf Hitler, siendo una nación que ya había llegado a determinados acuerdos con el bloque capitalista occidental, que intentaba de todas las formas posibles no entrar en otra guerra con los alemanes. La URSS y Alemania firmaron el Pacto Ribbentrop-Molotov, en el que ambas naciones se dividieron Polonia y llegaron a un pacto de no agresión, según el cual no iban a ser aliados, pero tampoco iban a intervenir en los planes de la otra nación salvo que chocaran con sus intereses.

Poco después de este acuerdo, ambas naciones invadieron Polonia, aunque de forma separada, ya que no eran aliadas como tal. Alemania por una parte comenzaba la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia, mientras que la URSS se mantenía neutral en este conflicto. Mientras Alemania luchaba contra franceses y británicos, la URSS conquistó numerosas regiones del este, y especialmente la zona báltica.

En este punto, las relaciones entre la URSS y los Aliados estaban casi completamente rotas, ya que la URSS se mantenía neutral, pero también intercambiaba recursos económicos con la Alemania nazi. Algunos expertos consideraban que la URSS pudo negociar una entrada a las Potencias del Eje, pero sus relaciones con japoneses y el pensamiento de Hitler sobre los eslavos y comunistas, hizo difícil pensar que pudieran haber llegado a un acuerdo.

En 1941, los alemanes rompieron el pacto comenzando la invasión sobre la URSS en la llamada Operación de Barbarroja. Aún así, los rusos fueron capaces de detener los ataques alemanes, especialmente por el invierno ruso, por lo que la guerra entre ambas naciones se mantuvo durante un tiempo mayor del esperado por los alemanes. En este punto, los rusos entendieron que las Potencias del Eje eran sus enemigos, y se unieron al bando de los Aliados, junto a Estados Unidos y Reino Unido, siendo desde ese momento uno de los miembros más destacados de la guerra.

Durante todo el conflicto, hubo numerosos choques diplomáticos entre Estados Unidos y la URSS, especialmente por sus diferentes estrategias militares, pero también por la forma en la que cada uno trataba las regiones que conquistaban durante la guerra. Aún así, es evidente que la unión de ambas potencias fue lo que trajo la victoria de los Aliados en la guerra, siendo los rusos los primeros en entrar en Berlín para concluir el conflicto, y la entrada de Estados Unidos una de las claves para empujar a los alemanes hacia su capital.

Pero tras la guerra, es cuando más chocaron las ideas de Estados Unidos y la URSS, en lo que se considera que fue el factor clave del origen de la Guerra Fría. Estados Unidos consideraba que la única forma de mantener la paz era crear organizaciones internacionales en las que las naciones dialogarán, necesitando para ello que todas fueran capitalistas. Por otra parte, la URSS consideraba que era esencial expandir su modelo socialista, para así evitar futuras invasiones. En este punto terminó la Segunda Guerra Mundial, con ambas naciones intentando conseguir más beneficios.

Origen de la Guerra Fría - Estados Unidos y la URSS durante la II Guerra Mundial

El inicio de la Guerra Fría

Para terminar con esta lección sobre el origen de la Guerra Fría debemos hablar sobre los eventos que sucedieron tras la Segunda Guerra Mundial, siendo aquellos que traerían el comienzo de la Guerra Fría. Debemos entender que la Guerra Fría llevaba gestándose décadas, y que por ello este último proceso tan solo corresponde a que llegó un punto en el que la acumulación de causas fue tal que estalló.

Tras la guerra, los estados Aliados se reunieron en varias conferencias en las que trataban temas tan importantes como qué hacer tras la guerra. Uno de los temas más importantes era sobre qué hacer con Alemania tras la guerra, siendo fuente de grandes desacuerdos entre la URSS y Estados Unidos, ya que ambos querían obtener el mayor beneficio posible. Tampoco ayudó a ello la llegada a la presidencia estadounidense de Harry S.Truman, que apostaba por una relación mucho más dura contra la URSS.

Tras la guerra, los soviéticos ocuparon varias zonas de Europa del Este, siendo las regiones que habían defendido o habían tomado de las manos alemanas. Por otra parte, los estadounidenses se mantuvieron ocupando posiciones en Europa Occidental, siendo donde mayor había sido su influencia. Es por ello que durante la Guerra Fría se mantuvo esta gran diferenciación entre la Europa Occidental y la Europa Oriental, ya que el capitalismo era más representativa de la zona occidental y el socialismo de las regiones del este.

Pero, sin lugar a dudas, la zona con mayor relevancia de todas fue Alemania, la cual tras la guerra fue dividida en cuatro zonas, organizadas cada una por una de las potencias Aliadas, es decir, Francia, Reino Unido, la URSS, y Estados Unidos. Esta división hizo que parte de Alemania mantuviera su sistema liberal capitalista, pero que la otra comenzará su entrada en la economía socialista que defendía la URSS.

Fue en la Conferencia de Postdam a finales de julio de 1945 cuando surgieron las grandes diferencias entre Estados Unidos y la URSS, y especialmente en el caso de Alemania y Europa del Este. Se dice que esta conferencia estuvo marcada por las enormes tensiones entre naciones que en teoría eran aliadas, marcando el ritmo de las negociaciones en el futuro.

Poco a poco, las divisiones entre Estados Unidos y la URSS fueron cada vez mayores, como por ejemplo con la formación de la OTAN y del Pacto de Varsovia, que fijaba los aliados que cada nación iba a tener para expandir su ideología por todo el mundo. También se crearon el Plan Marshall, con el que Estados Unidos daba ayudas para recuperar económicamente algunas naciones, y el Consejo de Ayuda Mutua Económica, con el que la URSS ayudaba a los países que decidieron convertirse al socialismo.

En este punto de máxima tensión entre los bloques de Estados Unidos y la URSS es donde encontramos el origen de la Guerra Fría, la cual se mantendría hasta 1991 con la victoria del bando capitalista. En general, podemos decir que no existe un único punto para entender el origen de la Guerra Fría, ya que fue un periodo muy largo en el que muchos factores fueron acumulándose hasta el estallido del conflicto.

Origen de la Guerra Fría - El inicio de la Guerra Fría

Si deseas leer más artículos parecidos a Origen de la Guerra Fría, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • McMahon, R. (2009). La guerra fría. Una breve introducción. Madrid: Alianza.
  • Gaddis, J. L. (2008). La guerra fría. RBA.
  • Heffer, J., & Launay, M. (1992). La guerra fría (Vol. 3). Ediciones Akal.
Más lecciones de Edad Contemporánea
Lección 203 de 240
Origen de la Guerra Fría
Origen de la Guerra Fría

Pregunta al profesor sobre Origen de la Guerra Fría

¿Qué te ha parecido el artículo?
Origen de la Guerra Fría
1 de 4
Origen de la Guerra Fría

Volver arriba