Compartir

Resumen del pensamiento de Nietzsche

 
Por Paula Rodríguez. 24 agosto 2020
Resumen del pensamiento de Nietzsche

En esta lección de unPROFESOR te ofrecemos un breve resumen del pensamiento de Nietzsche, que se enmarca en un movimiento conocido con el nombre de vitalismo y que se fundamenta en la idea de que la vida no puede reducirse a ninguna categoría ajena a la misma. Estuvo vigente durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Dentro del vitalismo es posible hablar de dos corrientes principalmente, según el sentido que le quieran dar a la vida. Para Nietzsche, la vida es entendida como biología, mientras que para Ortega y Gasset, la vida tiene un sentido biográfico e histórico.

Para Nietzsche, la vida tiene valor en sí misma. La vida es devenir, creador y destructor del mundo, es irracional e instintiva. Si quieres saber más sobre el pensamiento de Friedrich Nietzsche, continúa leyendo este resumen de unPROFESOR. ¡No pierdas detalle!, ¡La clase va a comenzar!

También te puede interesar: El Superhombre de Nietzsche

Crítica de Nietzsche a la cultura occidental

Toda la cultura occidental tiene sus raíces en la Grecia Clásica y en la racionalidad defendida por Sócrates y Platón. Pero Nietzsche entiende esta etapa como el fin de la Grecia arcaica, una etapa filosófica que entendía la vida en sus dos aspectos fundamentales, que eran representadas en la tragedia griega por Apolo y Dionisos. El primero representaría el orden, la razón, la mesura. Mientras que el segundo representa lo irracional, lo instintivo, lo biológico.

Pero a partir de Sócrates, se olvida toda la dimensión dionisíaca de la realidad, a favor de la apolínea. Desde ese momento, todo era luz, belleza y armonía. Por eso, para Nietzsche, la crisis de la cultura occidental, empieza con Sócrates y Platón que niegan el mundo de la vida, de la tierra y del cuerpo, y se inventan un mundo racional, al que entienden como el único real e identificando el mundo biológico como el no ser o lo no real.

La crisis de la cultura occidental alcanza su máximo esplendor con la tradición judeocristiana, considerando que la creencia en un único Dios, constituye la máxima perversión de la misma. El ataque de Nietzsche a la tradición occidental se dirige:

  1. A la filosofía, entendida como metafísica
  2. A la religión
  3. A la moral
  4. A la ciencia

Estos ámbitos de la vida han sido inventados, corrompidos. El triunfo de lo apolíneo sobre lo dionisíaco, supone, para Nietzsche el fin del espíritu griego arcaico.

Nietzsche no niega el conocimiento, pero defiende el carácter relativo del mismo, subjetivismo y el perspectivismo.

La muerte de Dios y el nacimiento de una nueva filosofía

Para conocer el pensamiento de Nietzsche es importante que entendamos la concepción que el filósofo tiene sobre Dios.

Dios ha muerto y, con él, los viejos prejuicios de la tradición griega-judeocristiana-occidental, y por lo tanto se ha abandonado la idea de la existencia de verdades absolutas. Con Dios muerto, ya no hay donde agarrarse. Dios era la forma de aceptar todos los males de la vida, al no poder aceptar que la vida, tiene también una dimensión trágica. Dios representa el Absoluto, el asidero donde todos encuentran una falsa seguridad. Dios representa la verdad y el bien, la objetividad. Muerto este, es sustituido por otros aspectos de la existencia como la Naturaleza, el Progreso, la Ciencia, que al entenderse en sentido absoluto, pueden ser comparados con el mismo Dios.

Pero solo aceptando la muerte de Dios, aceptando que no hay más fundamento de la moral que el ser humano, negando lo absoluto y aceptando el perspectivismo y que es posible vivir en el devenir, que sería la condición esencial para el nacimiento del súperhombre, aquel que ha alcanzado un estado de madurez espiritual y moral superior al del último hombre y, el hombre común. Es capaz de generar su propio sistema de valores, identificando como bueno todo lo que procede de su genuina voluntad de poder.

El nihilismo negativo y el nihilismo positivo

Toda la cultura occidental es nihilista al creer en la existencia de unos valores absolutos como el bien o la verdad, que pone todas sus esperanzas en algo que no existe, rechazando de esta forma la única realidad que existe, el mundo de la vida, el mundo sensible. En este sentido, se trata de un nihilismo negativo.

Por otro lado está el nihilismo como consciencia de la muerte de Dios, que puede ser pasivo o activo. El primero, una vez que Dios ha muerto, no encuentra ningún sentido a su vida y cae en la desesperación. El segundo es el de aquel capaz de invertir los valores, acabar con los antiguos e inventarse unos nuevos.

Este es el nihilismo defendido por Nietzsche al proponer, con su filosofía del martillo, la destrucción de todos los valores tradicionales y su sustitución por otros totalmente nuevos, y es condición necesaria para el surgimiento del superhombre.

El superhombre y la inversión de los valores

Cuando Nietzsche habla de destruir los valores no se refiere en ningún momento a vivir sin los mismos, sino invertirlos. De lo que se trata es de superar la antigua tradición que condenaba a la vida y el aspecto irracional de la misma y propone unos valores que supongan la afirmación de la vida. Esto sería la superación de esta “moral de esclavos”, en favor de la “moral del amo”, lo que permite el triunfo de la moral del superhombre.

¡Mirad, yo os enseño el superhombre!

El superhombre es el sentido de la tierra. Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombre el sentido de la tierra! ¡Yo os conjuro, hermanos míos, permaneced fieles a la tierra y no creáis a quienes os hablan de esperanzas sobreterrenales! Son envenenadores, lo sepan o no.

Son despreciadores de la vida, son moribundos y están, ellos también, envenenados, la tierra está cansada de ellos: ¡ojalá desaparezcan!

(Así habló Zaratustra, Friedrich Nietzsche)

Resumen del pensamiento de Nietzsche - El superhombre y la inversión de los valores

El eterno retorno como signo de vitalidad

El eterno retorno de lo mismo consiste en aceptar que todo lo malo y lo bueno de la vida, el pasado, el presente y el futuro se repetirán hasta el infinito (y más allá). Esta es la máxima afirmación de la vida. La vida es nacer y morir, es fugacidad, devenir. Todo cambia, Nada permanece, como decía Heráclito, y añadía, lo único permanente es el cambio. Solo existe el instante, y ese instante es el que hay que repetir.

No significa que el instante no se acabe, sino de querer que no se acabe, que dure eternamente, sin fin. He aquí la única permanencia. Y esto lleva a la voluntad de poder.

Resumen del pensamiento de Nietzsche - El eterno retorno como signo de vitalidad
Imagen: Slideshare

La voluntad de poder como esencia de la vida

Terminamos este resumen del pensamiento Nietzsche para hablar sobre la voluntad. La voluntad de poder es el punto de partida de toda realidad, la fuerza vital que mantiene al ser humano y lo hace superarse. Porque Nietzsche piensa que todo lo que existe tiene voluntad de vivir, y esa voluntad es irracional. Por ello, la razón constituye únicamente una parte de la realidad, ya que en esta existe el caos, la muerte, lo múltiple, el cambio.

La razón, para este pensador, está sometida a lo irracional, al instinto, a las emociones. La voluntad, esa fuerza vital dirige todo, aunque brevemente, pero está presente en todos los seres humanos. No tiene sentido ni finalidad. Es el principio y fin de la existencia y de la vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Resumen del pensamiento de Nietzsche, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Filosofía.

Bibliografía

Nietzsche. F. Así Habló Zaratustra. Ed. Planeta. 2017

Más lecciones de Filosofía Contemporánea

Pregunta al profesor sobre Resumen del pensamiento de Nietzsche

¿Qué te ha parecido el artículo?
Resumen del pensamiento de Nietzsche
Imagen: Slideshare
1 de 3
Resumen del pensamiento de Nietzsche

Volver arriba