Compartir

Características de las novelas pastoriles y ejemplos

Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica - UNED. 13 enero 2020
Características de las novelas pastoriles y ejemplos

Dentro de la historia de la literatura española destacan las novelas pastoriles, un subgénero narrativo que fue muy popular durante el Siglo de Oro y que contó con una gran cantidad de autores que produjeron historias de este estilo. No solo fue un tipo de texto popular en España sino que en toda Europa hubo un "boom" de estas novelas que recreaban un tipo de vida bucólica e idealizada de la gente rural y el día a día en el mundo del campo. Se trata de un género muy versátil que podía cultivarse tanto en prosa como en verso y que fue esencial para el posterior desarrollo de la literatura y el camino hacia la consecución de la novela moderna.

En esta lección de unPROFESOR vamos a descubrirte las principales características de las novelas pastoriles y ejemplos para que puedas aprender a detectar mejor este tipo de texto literario que tanto éxito tuvo en su época.

También te puede interesar: Tipos de novelas y características

Qué es la novela pastoril: definición y origen

Pero antes de entrar de lleno a conocer las características de las novelas pastoriles es importante que nos detengamos brevemente en la definición del género para que conozcamos qué son las novelas pastoriles. Este tipo de novela se basa en la tradición literatura pastoril, un tipo de literario que se relacionaba con el género lírico y que nació de la mano del poeta griego Teócrito. Estos textos se caracterizaban por ser diálogos entre dos pastores que hablaban sobre sus amores de una forma idealizada y repleta de preciosismo.

Además de Teócrito, fueron muchos los poetas que continuaron con este legado. Un claro ejemplo de ello es el de Virgilio, poeta romano que continuó con la tradición pastoril pero dándole un toque innovador: hizo que en los textos aparecieran personajes reales e históricos como, por ejemplo, el emperador Augusto. Durante la Edad Media también se cultivó la literatura pastoril de la mano de autores tan reconocidos como Bocaccio.

Pero no fue hasta el siglo XVI cuando apareció la novela pastoril tal y como hoy en día la conocemos. Jacopo Sannazaro fue el autor que configuró el género dotándolo de algunas características destacadas como, por ejemplo, el relato de una historia de amor, la ubicación en terrenos y ambientes rurales, un ambiente idealizado, los protagonistas son pastores o personas del mundo rural, etcétera. Además, la innovación más destacada que aportó el XIX fue que este tipo de texto combinaba tanto la prosa como el verso creando, así, textos híbridos y más actuales.

Definición de novela pastoril

Ahora que ya hemos conocido brevemente el origen del género es importante que definamos con claridad qué es la novela pastoril. Se trata de un subgénero narrativo del Renacimiento que nos ofrece una visión idealizada del mundo y de los seres humanos. El tema sobre el que gira la trama siempre es amoroso y la naturaleza tiene una importancia vital en el texto ya que contribuye a idealizar la historia y a transmitir un escenario plagado de paz y armonía.

La novela pastoril cuenta con un ritmo lento y muy descriptivo en el que el escenario cobra un protagonismo muy destacado. Durante la trama se analiza de forma detallada los sentimientos y emociones de los personajes que están experimentando una vivencia de amor o desamor que les altera su paz espiritual.

En España, el género pastoril se puede empezar a observar en las églogas de Garcilaso de la Vega pero fue Jorge de Montemayor quién cultivó el género de forma completa con la publicación de "Diana" en 1559, una obra que fue un enorme éxito por toda Europa y, por supuesto, también en España.

Características de las novelas pastoriles y ejemplos - Qué es la novela pastoril: definición y origen
Imagen: Slideplayer

Principales características de la novela pastoril

Vamos a entrar ya en las características de las novelas pastoriles para, así, conocer de forma más concisa todos los elementos que hacen que estos textos sean considerados como pastoriles. Aunque este subgénero se empezó a cultivar en la Antigua Grecia, su configuración total no fue hasta el siglo XVI debido a la estética del Renacimiento en la que se apostaba por volver la vista a los clásicos. Así fue como los autores redescubrieron algunas de dichas obras y las actualizaron.

Las características de las novelas pastoriles más destacadas son las siguientes:

  • Tema amoroso: por supuesto, una de las características principales de estas novelas es que giraban en torno al amor. Y, además, este amor siempre está muy vinculado a la moral cristiana y nos ofrece una concepción idealizada del sentimiento amoroso.
  • Idealización de la realidad: es otro de los puntos más destacados dentro de la novela pastoril y es que los autores tendían a mostrarnos una realidad idealizada en la que tanto el entorno como las emociones humanas se mostraban embellecidas.
  • Ambientación rural: en el Renacimiento hubo una vuelta al medio rural como una vuelta a los orígenes y a la pureza de la vida. Por tanto, los ambientes y motivos rurales se idealizaron y se mostraron como un lugar parecido al paraíso perdido, es decir, el "locus amoenus".
  • La importancia del paisaje: el paisaje en el género pastoril tiene una importancia muy destacada ya que la descripción del entorno se hacía para enfatizar esa visión idealizadora del mundo. Por tanto, el paisaje dejaba de ser un elemento pasivo para convertirse en algo activo del texto que contribuía en su mensaje.
  • Inicios "in media res": otra de las características de las novelas pastoriles es que estas obras solían comenzar hacia la mitad de la trama, es decir, en el nudo de la historia. De esta forma, constituían narraciones que iban del pasado al futuro para darle más ritmo y suspense al argumento.
  • Protagonistas rurales: al igual que el entorno en el que sucede la trama siempre está ubicado en el medio rural, los personajes principales de estas novelas también son propios de este ambiente. Los pastores son los protagonistas habituales de las historias que, a la sombra de un árbol y en plena naturaleza, nos explica sus amores o desamores. Pero, aunque se nos presenten como pastores, lo cierto es que eran personajes que más bien parecían cortesanos por su habla y su comportamiento.
  • Personajes mitológicos: durante la narración también es habitual que aparezcan personajes propios de la mitología clásica y que son determinantes para el desarrollo de la historia.
  • Verso y prosa: es otro de los elementos más destacados de estas novelas. Los autores combinaban pasajes en prosa muy refinada con otros poemas con métricas variadas.
  • Diferentes subtramas: también es muy común que, a lo largo de la narración se vayan intercalando historias y tramas diferentes protagonizadas por otros personajes secundarios.
  • Mezcla de comedia y tragedia: otra de las características de las novelas pastoriles es que a lo largo de la narración nos encontramos con la mezcla de situaciones cómicas y otras trágicas, una dualidad que permite reflejar el tema amoroso en una mayor amplitud.
  • Influencia grecolatina: y terminamos este listado para indicar que el motivo por el cual se recuperó este género fue que el Renacimiento volvió a recuperar a los clásicos y, por tanto, los poemas de los antiguos fueron su fuente de inspiración.
Características de las novelas pastoriles y ejemplos - Principales características de la novela pastoril
Imagen: Slideplayer

Ejemplos de la novela pastoril

Concluimos esta lección para mostrar algunos ejemplos de novela pastoril. Ya hemos comentado anteriormente que, en España, fue Jorge de Montemayor (un portugués que escribía en castellano) quien consiguió un enorme éxito dentro del campo pastoril. De hecho, su obra "Diana" fue el germen de inspiración para que otros autores como Alonso Pérez creara la "Segunda parte de la Diana" o Gaspar Gil Polo creara "Diana enamorada" en 1564.

La novela pastoril tuvo muchísimo seguidores en España y, algunos ejemplos de este género, son las siguientes obras:

  • Los diez libros de Fortuna de Amor de Antonio de Lofraso (1573)
  • El pastor de Fílida (1582) de Luis Gálvez de Montalvo
  • La Galatea (1585) de Miguel de Cervantes
  • Ninfas y pastores de Henares (1587) de Bernardo González de Bobadilla
  • La Arcadia (1598) de Félix Lope de Vega
  • El Siglo de Oro en las selvas de Erifile (1608) de Bernardo de Balbuena

Si deseas leer más artículos parecidos a Características de las novelas pastoriles y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Bibliografía
  • Avalle-Arce, J. B. (1974). La novela pastoril española (Vol. 3). Ediciones AKAL.
  • Magán, M. C. (2005). El mito clásico en la novela pastoril: Jorge de Montemayor y Gaspar Gil Polo.
  • Zarzuela-Aguilar, A. I. (2016). La novela pastoril española: Constitución y evolución del género.
Más lecciones de Géneros literarios
Lección 53 de 55
Características de las novelas pastoriles y ejemplos
Características de las novelas pastoriles y ejemplos

Pregunta al profesor sobre Características de las novelas pastoriles y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Daniela
Me encanta cómo escribes y esta página. Super útil, me salvaste. XD
Su valoración:
maria del carmen camino
excelente
Que puedo consultar para ampliar el tema?
Elia Tabuenca (Editor/a de unPROFESOR)
Hola Maria del Carmen, ¿qué información extra necesitarías? Un saludo
Características de las novelas pastoriles y ejemplos
Imagen: Slideplayer
Imagen: Slideplayer
1 de 3
Características de las novelas pastoriles y ejemplos

Volver arriba