menu
Compartir

Ejemplos de germanismos y significado

 
Por Jose Ortega. 2 septiembre 2021
Ejemplos de germanismos y significado

Algo que debemos saber es que las lenguas, normalmente, no surgen de la nada ni permanecen totalmente aisladas respecto a la demás. La situación en la que se encuentra actualmente el ser humano como ser social y global hace que las lenguas estén en constante contacto, lo que hace que unas influyan en otras. Ese contacto entre lenguajes hace que estos fluyan y se mezclen entre sí, aportando nuevos conceptos y palabras en el otro idioma y recibiendo, por su parte, lo mismo del otro.

Es así como tenemos, por ejemplo, los germanismos, los cuales son palabras que provienen del alemán. Sorprendentemente, muchas palabras de la lengua española provienen de este idioma sin ser sus hablantes del todo conscientes y, por ello, en unProfesor nos hemos animado a ver una serie de ejemplos de germanismos y el significado del mismo. ¡Adelante!

También te puede interesar: Cultismos: ejemplos y significado

¿Qué son los germanismos?

Quizá, en la actualidad, estemos más acostumbrados a hablar de anglicismos en la lengua española que de los propios germanismos. Los anglicismos son palabras que hemos tomado prestados de la lengua anglosajona y la hemos adaptado a nuestras necesidades lingüísticas. Es así como hemos introducido en nuestro idioma las palabras chat, link, surf, chequear, stop y un largo etcétera. Con la globalización y el contacto entre las distintas sociedades y lenguas, esto ha ido en aumento exponencial, adoptando unas lenguas conceptos de los que carecen, pero que sí se encuentran en otras lenguas. Por supuesto, esto no tiene por qué ser nada malo, sino que hace nuestro idioma más rico.

Entre estos contactos encontramos la influencia del alemán en la lengua española. A las palabras provenientes de este idioma germánico (u otros idiomas germánicos) que han conseguido adaptarse en la lengua española las conocemos como germanismos. Por lo tanto, un germanismo es una palabra o concepto que hemos tomado prestada del alemán (o, como decimos, alguna otra lengua germánica) para cubrir un vacío lingüístico en el español. En muchas ocasiones estos germanismos vienen junto a un concepto o invento nuevo y conservamos el nombre original, igual que sucede con muchos anglicismos.

Estos germanismos no son tan importantes como podrían ser los anglicismos en nuestra lengua, no por aspectos cualitativos, por supuesto, sino por los cuantitativos. Y es que, en comparación con el número de anglicismos, germanismos hay muy pocos en la lengua española.

A pesar de que muchos no son usados en nuestro día a día (hay muchos conceptos que se usan especialmente en el ámbito económico), otros son tan habituales que jamás hubiéramos podido pensar que se trata de palabras que originalmente nacieron en el alemán. En el presente artículo incidiremos especialmente en palabras más comunes en nuestra lengua que sean de origen germánico, y los veremos desarrollados en distintas oraciones.

Ejemplos de germanismos en español

Para que conozcas la influencia de los préstamos lingüísticos de Alemania, aquí te dejamos un listado de ejemplos de germanismos en lengua española:

  • Agasajar: “No pienso agasajarte por haber sido bueno conmigo”.
  • Arpa: “Quise aprender a tocar el arpa porque me parecía bastante fácil, pero luego descubrí que era muy difícil”.
  • Bandera: “Hicieron una nueva rotonda en la entrada del pueblo y en el centro pusieron una gran bandera”.
  • Bigote: “Me hizo muchísima gracia cuando lo vi aparecer con el bigote. No parecía él”.
  • Blanco: “No sabía qué tapicería elegir, así que al final me quedé con la blanca”.
  • Bosque: “El otro día salí a caminar por el bosque y me perdí. Menos mal que no tardé en encontrar un camino”.
  • Brindis: “Hagamos un brindis por los buenos momentos, que no dejen de existir nunca”.
  • Cuarzo: “Esta piedra tan extraña es cuarzo y la encontré así en la montaña”.
  • Diésel: “Este coche es de gasolina, el diésel sale más caro a la larga”.
  • Espía: “Me encantan las películas de espías, siempre están llenas de acción”.
  • Falda: “Hay tantas faldas donde elegir que no sé con cual quedarme. ¡Me encantan todas!”.
  • Ganar: “Por más que lo intentábamos era imposible avanzar. Solo nos importaba ganar”.
  • Ganso: “Eso no es un pato, es un ganso”.
  • Guante: “Para ir a la nieve necesito unos buenos guantes. No quiero congelarme las manos”.
  • Guardar: “Por favor, ¿podrías guardar mi guitarra en tu maletero? En mi coche no cabe”.
  • Guardia: “Si no podemos guardar esta noche las cosas ni queremos que se las lleven tendremos que hacer guardia”.
  • Orgullo: “Debes estar orgulloso de haber sido quien has sido y haber conseguido todo lo que has conseguido”.
  • Rico / Riqueza: “No es más rico quien más riqueza tiene, sino quien aprende a ser feliz con lo que le da la vida”.
  • Robar: “Siempre que me voy de viaje da igual dónde vaya. Tengo que guardármelo todo bien por que me da miedo que me puedan robar”.
  • Ropa: “En este armario la verdad es que no cabe demasiada ropa, tendremos que hacer un vestidor pronto”.
  • Toalla: “Cuando salí de la piscina no encontraba la toalla y me tuvieron que dejar una. Luego descubrimos que se la había llevado el perro”.
  • Vals: “Bailemos un vals”.
  • Yelmo: “Esto es un yelmo original de la Edad Media”.
Ejemplos de germanismos y significado - Ejemplos de germanismos en español

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejemplos de germanismos y significado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía
  • Corbacho Sánchez, A. (2004). Breve estudio sobre los germanismos del alemán en el lenguaje de la economía. Anuario de estudios filológicos, 27, 41-53.
  • Enciclopedia de Ejemplos (2019). Germanismos.
Más lecciones de Léxico
Lección 84 de 89
Ejemplos de germanismos y significado
Ejemplos de germanismos y significado

Pregunta al profesor sobre Ejemplos de germanismos y significado

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ejemplos de germanismos y significado
1 de 2
Ejemplos de germanismos y significado

Volver arriba