Compartir

El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis

 
Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica. 21 noviembre 2018
El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis
Fuente: Lectura Abierta

Uno de los cuentos más innovadores y conocidos de la literatura hispanomericana del XX es "El perseguidor" de Julio Cortázar. Se trata de un relato breve escrito por uno de los maestros del género y que cuenta con un ritmo parecido al del jazz y una historia metafísica que habla sobre el tiempo y sobre la persecución. Una de las grandes obras maestras que fue escrita por uno de los autores del Boom Latinoamericano que tuvo una personalidad arrolladora, innovadora y sorprendente. En esta lección de unPROFESOR queremos acercarte a este cuento y, por eso, a continuación te ofreceremos un resumen de "El perseguidor" de Julio Cortázar y un análisis de la obra para que comprendas mejor su importancia en la literatura.

Breve introducción a El Perseguidor, cuento de Julio Cortázar

Antes de adentrarnos de lleno en el resumen de "El perseguidor" de Julio Cortázar es importante que conozcamos brevemente esta obra y el motivo de que sea tan importante en la historia de la literatura. Cortázar fue uno de los autores del Boom Latinoamericano, un escritor que se metió de lleno en un subgénero narrativo inaugurado con García Márquez y que se bautizó con el nombre de "realismo mágico".

El cuento que aquí nos ocupa es uno de los cuentos más destacados de la literatura del XX y, el motivo, es que Cortázar consigue explicarnos una historia de una forma diferente y muy sorprendente. De hecho, se considera que este relato es el experimento previo que hizo el autor antes de escribir la novela que le lanzaría al éxito: Rayuela.

En "El perseguidor" de Julio Cortázar nos encontramos con una historia en la que Johnny Carter es el protagonista. Se trata de un cuento que tiene un trasfondo existencial y donde el personaje principal, un saxofonista, se mueve entre la lucidez y la locura con reflexiones metafísicas que invitan al lector a pensar y a interrogarse verdades a las que, muchas veces, ni siquiera prestamos atención.

Debes saber que este cuento está escrito a modo de homenaje a uno de los artistas jazz más queridos por Cortázar, Charlie Parker, por eso durante toda la narración nos encontramos con un ritmo y una cadencia parecida a la del jazz en el que la improvisación y las emociones se convierten en el alma de la obra de arte. Cortázar era un apasionado del jazz y, por eso, la huella de este estilo de música está muy presente en toda su producción literaria, como un "jazz literario" que permite que el autor escriba de una forma libre e improvisada.

El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis - Breve introducción a El Perseguidor, cuento de Julio Cortázar
Fuente: Slideplayer

Resumen corto de El Perseguidor de Cortázar

Comenzamos ya con el resumen de "El perseguidor" de Julio Cortázar para adentrarnos en el argumento de este cuento. La historia nos presenta a Johnny Carter, un artista del saxo alto y que ha sido una estrella dentro de la música jazz de los años 50. Junto a él, nos encontramos a otro personaje principal, Bruno, un crítico de jazz que es el encargado de narrar la historia de Johnny.

El cuento arranca cuando Bruno acude a una habitación de un hotel de París para encontrarse con Johnny. El músico está allí alojado junto a Dédée, su mujer. Ambos llevan algún tiempo en la habitación porque Johnny está enfermo pero esta enfermedad no es una dolencia común sino que, más bien, es una afección que le afecta de forma mental y espiritual.

Johnny es un personaje atormentado por el incesante paso del tiempo. Un hombre que no comprende cómo funciona el tiempo y que quiere, por todos los medios, intentar comprenderlo. Se siente desencantado por la vida e insatisfecho. Su obsesión por el tiempo y su desilusión por la vida es lo que le lleva a enfermar y, por eso, el personaje que nos encontramos presentado bajo la perspectiva de Bruno es un personaje que roza casi la locura. Además, a esto se le debe sumar su hábito del alcohol y de las drogas, algo a lo que acude cada vez más para soportar su dolor pero que, cada vez, le hunde más en el abismo.

Bruno acude a la habitación para interesarse por el estado de su amigo pero, también, para documentarse para poder escribir una biografía sobre Johnny que tiene entre manos. Su interés, por tanto, no radica únicamente en que su amigo mejore sino, también, en conocer cómo es realmente este artista tan sublime que se obsesiona con temas tan "simples" como el mero paso del tiempo. Finalmente, solo Bruno será capaz de entender realmente la auténtica esencia de Johnny, comprenderá sus divagaciones y terminará entendiendo su obsesión metafísica por la vida.

"El perseguidor" de Julio Cortázar es, pues, un cuento que nos narra la historia de un artista en sus momentos finales. Una historia triste en la que un hombre no deja de perseguir cosas en su vida para intentar estar más satisfecho. Pero, por mucho que persiga, nunca llegará a alcanzarlo porque, en realidad, no sabe ni siquiera qué es lo que está persiguiendo.

El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis - Resumen corto de El Perseguidor de Cortázar
Fuente: Twitter

Análisis literario de El Perseguidor de Cortázar

Vamos a adentrarnos en las profundidades de este cuento y, por ello, a continuación vamos a hacer un análisis de "El perseguidor" de Julio Cortázar. Lo primero que merece la pena mencionar es que se trata de un relato musical, es decir, una obra en la que la música tiene muchísima presencia y una gran importancia para los personajes y para comprender la obra en sí.

El personaje de Jonny Carter

Para crear este relato, Cortázar se inspiró en la obra de Thomas Mann titulada "El Dr. Faustus" en la que se nos presenta a un compositor en un momento decadente de su vida. En esta novela, la música ocupaba un papel vital y, hasta el momento, no se había publicado una obra con tantísima presencia musical.

Cortázar, influenciado por Mann, asentó así las bases de su cuento "El perseguidor". Sin embargo, el autor argentino buscaba crear un personaje menos elevado que el de Mann, un hombre más mundano, sencillo y que tuviera muchas cuestiones metafísicas que le abrumaran. Y así fue como se empezó a generar la idea del personaje de Johnny Carter.

Pero el dibujo no terminó del todo hasta que Cortázar se encontró con una necrológica de Charlie Parker, exitoso saxofonista, en la que se explicaba que el artista tuvo una vida un tanto atormentada por culpa de las drogas, de sus visitas a los psiquiátricos y por sus tentativas suicidas. El personaje del perseguidor apareció de inmediato gracias a la figura que Charlie Parker emanaba, un hombre que, mediante sus improvisaciones musicales, quería romper con las barreras prefijadas por el tiempo.

La importancia de la soledad

Para poder crear a un personaje tan profundo y bien trabajado como el que nos encontramos en "El perseguidor" de Julio Cortázar, el autor tuvo que entender una de las partes más reales de los músicos creadores: la soledad. Para poder crear, el artista tiene que evadirse y acostumbrarse a estar con él mismo, de esta forma, podrán "desprenderse" de la realidad y crear algo nuevo, algo potente.

Sin embargo, el personaje de Johnny Carter creado por el autor argentino termina llorando de forma desconsolada cuando se da cuenta de que, por mucho que quiera, está totalmente anclado en la realidad pero, gracias a la música, le es posible tocar esa otra realidad, esa realidad irreal, que siente cuando está tocando. Pero es es efímero, cuando terminan de tocar, vuelven a estar aquí, en este mundo, en esta realidad, en la que siguen solos. Una de las frases más destacadas y que hacen referencia a este sentimiento de soledad es, además, una de las frases más aplaudidas de este cuento. Dice así:

Estoy solo como ese gato, y mucho más solo porque lo sé y él no.

Oposición entre dos personajes

En "El perseguidor" de Julio Cortázar nos encontramos con dos coprotagonistas que son opuestos el uno del otro. Por un lado, tenemos a Bruno, el crítico musical y, por otro, a Carter, el artista abrumado. La trama se va desarrollando gracias a un diálogo que se crea entre ambos personajes. Pero lo irónico del caso es que, por mucho que hablen, no logran comunicarse. Ambos personajes tienen una manera diferente de ver y entender la vida, por lo que no les es posible comprenderse.

La oposición entre ambos personajes no radica únicamente en la manera de ver el mundo sino que, Bruno, representa aquella parte más racional del ser humano, más "social", más unida al resto de la sociedad. Es el crítico, el estudioso, el reflexivo, el observador. Pero, por otro lado, tenemos a Johnny, un hombre que se deja llevar por su parte más emocional, por sus pulsiones y deja de lado la racionalidad. Por tanto, es el ser aislado de la sociedad, el que está solo, el que no termina de encajar. Dos caras de una misma moneda: el ser humano. Y cada uno de nosotros decide cuál de ellas quiere explotar de forma mayoritaria.

Y, precisamente esta, es una de las grandes claves del texto del autor ya que, con los dos personajes, está describiendo las posibilidades del ser humano y lo que llegamos a hacer por el mero hecho de "encajar".

El jazz en "El perseguidor" de Cortázar

No podemos hacer un análisis de este cuento cortazariano sin mencionar la influencia del jazz en este texto. El autor era un auténtico apasionado del jazz y, por eso, en sus creaciones podemos encontrar una gran influencia del ritmo de este estilo musical. Comenzando por el mismo protagonista de "El perseguidor", un saxofinista inspirado en Charlie Parker, en este cuento hay más influencia de este estilo musical.

Recordemos que el jazz es un estilo que se mueve entre el juego entre lo normativo y la libertad creadora, es uno de los estilos que más abogan por la improvisación de los músicos y, precisamente esa contradicción entre lo que se debe hacer y lo que se quiere hacer, es sobre lo que se funda este cuento. Los dos personajes reflejan esta dualidad pero, además, este es uno de los temas de los que más se habla y se debate en el relato.

La obsesión por el tiempo

Otro de los temas más destacados sobre los que versa este cuento es sobre el tiempo. Johnny es el encargado de hablar y de reflexionar acerca del tiempo, distingue la existencia de dos planos temporales, el que está aquí, con nosotros, y "otro tiempo" que es el que se alcanza cuando se toca música. Pero para comprender esta divagación y esta reflexión temporal, Cortázar nos pone un ejemplo sublime que vamos a transcribir:

Viajar en el metro es como estar metido en un reloj

Con esta metáfora lo que el personaje nos cuenta es que, entre estación y estación que no transcurre más que dos minutos, él es capaz de recordar con sumo detalle algunos episodios de su vida, fragmentos que si quisiera contarlos en la vida real tardaría bien bien un cuarto de hora. Pero en cuestión de 2 minutos es capaz de recrear toda esa escena, con colores, sonidos y olores, de una forma fugaz.

El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis - Análisis literario de El Perseguidor de Cortázar
Fuente: Resumimos Todos Los Libros Y Novelas que existen

Si deseas leer más artículos parecidos a El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia de la Literatura.

Más lecciones de Vanguardismo
Lección 5 de 5
El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis
El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis

Pregunta al profesor sobre El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis

¿Qué te ha parecido el artículo?
El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis
Fuente: Lectura Abierta
Fuente: Slideplayer
Fuente: Twitter
Fuente: Resumimos Todos Los Libros Y Novelas que existen
1 de 4
El perseguidor de Julio Cortázar: resumen y análisis

Volver arriba