menu
Compartir

Narrador equisciente: características y ejemplos

 
Por Rut Blasco. 30 noviembre 2023
Narrador equisciente: características y ejemplos

El narrador equisciente es aquel en el que el punto de vista del narrador está focalizado solamente en uno de los personajes y únicamente puede narrar lo que el personaje percibe a través de sus sentidos, sus sentimientos, sus recuerdos o lo que expresa al exterior. Es un tipo de narrador que funciona muy bien en algunas obras literarias, por ejemplo, en cada uno de los capítulos de Juego de Tronos, donde la historia sigue a un personaje diferente.

En esta lección de unPROFESOR, vamos a explicarte detalladamente qué es el narrador equisciente, te explicaremos sus características principales y te pondremos algunos ejemplos para que puedas verlo claro. ¿Nos acompañas?

También te puede interesar: Tipos de narraciones orales y ejemplos

Qué es el narrador equisciente

El narrador equisciente es el que relata una historia usando la tercera persona. Explica todo lo que ve, siente, piensa y sabe, pero solamente desde el punto de vista de un personaje. Todo lo que sabe de los hechos, lo obtiene de lo que va sucediendo y de lo que le desvelan directamente los otros personajes.

Este recurso de la narrativa permite añadir mucho misterio a la trama y por eso es tan popular en las novelas de detectives. Como el lector no tiene más información que la que tiene el personaje, esto causa curiosidad y tensión en la historia.

El narrador equisciente es una forma narrativa que tiene mucho auge a inicios de la primera mitad del siglo XX. Uno de los reconocidos escritores que usaron este narrador en sus novelas es Raymond Thornton Chandler, en obras como El sueño eterno.

En unProfesor te descubrimos los diferentes tipos de narradores que existen.

Narrador equisciente: características y ejemplos - Qué es el narrador equisciente

Características del narrador equisciente

Para poder valorar bien si el narrador equisciente se adapta a la historia que quieres contar, deberás comprender bien cuáles son sus características principales.

Su visión es limitada

El punto de vista de este narrador se ciñe a uno de los personajes y, por lo tanto, no puede saber lo que piensan los otros o cuáles son sus objetivos. El lector conoce lo mismo que el personaje al que sigue.

Narra en tercera persona

Este narrador siempre explica la historia en tercera persona, es decir, usando los pronombres singulares ÉL y ELLA. También puede utilizar el plural ELLOS o ELLAS, aunque es menos común.

Narración subjetiva

Mientras que el narrador omnisciente es capaz de explicar todo lo que ocurre en la historia, en el caso del equisciente solamente puede explicar lo que le sucede al personaje al que sigue. Podríamos decir que es como un narrador omnisciente solamente para este personaje, pero para ninguno más. Su visión sobre el comportamiento del resto de los personajes y sucesos es subjetiva y solamente es capaz de hacer conjeturas y sugerencias.

Genera acción en la trama

La perspectiva del narrador equisciente añade mucho dinamismo a la trama. La acción cobra protagonismo y se posiciona muy por encima de los personajes. De hecho, los personajes están al servicio de lo que acontece y sus pensamientos y sentimientos pueden llegar a quedar en un segundo plano.

El multiperspectivismo

El narrador equisciente permite dar a los lectores diferentes perspectivas de los hechos de la historia, sin llegar a ser por completo un narrador omnisciente. No es tan creíble como este, pero tampoco tiene la parcialidad de un narrador testigo.

Es un narrador omnipresente

Como ya sabes, este narrador no lo sabe todo de la trama, ni conoce lo que piensan o sienten los demás personaje, pero sí que se encuentra en todos lados. Esto es muy necesario, ya que a través de su presencia, el lector tiene acceso a los acontecimientos de la historia que está siendo relatada.

Se identifica con el personaje

Aunque el narrador no es un personaje de la historia, los juicios de valor que hace y la opinión que muestra, se identifican con el personaje al que sigue.

Narrador equisciente: características y ejemplos - Características del narrador equisciente

Ejemplos de narrador equisciente

Para que puedas ver cómo funciona el narrador equisciente, vamos a ponerte algunos ejemplos de textos. Verás que el narrador siempre acompaña al personaje principal de la historia.

La cita

"Mientras el aroma traspasaba la puerta de la cocina, preparó la mesa. Le pareció cursi, pero puso una vela blanca justo en el centro. Desempolvó el tocadiscos y puso un disco de jazz para que sonara de fondo. No era un experto en el romanticismo, pero sabía que ella lo apreciaría. Mientras la carne se asaba, ultimó los detalles del postre: un pastel de manzana que era su especialidad. Acomodó los cojines del sillón, se sirvió vino en una copa y se apoyó sobre la pared, mientras miraba por la ventana esperando su llegada. Estaba nervioso, como si fuera la primera vez que tenía una cita. Pero ella era especial, siempre lo había sido. Y, después de años de trabajar juntos, por fin se había animado a invitarla a cenar. Todo tenía que ser perfecto o jamás se lo perdonaría."

La ruptura

"José salió de casa de su novia destrozado. En su mente pasaban múltiples pensamientos tristes. Se sentía devastado. Los recuerdos golpeaban en su pecho haciendo brotar las lágrimas de manera incontenible. Se detuvo bajo un roble, apoyó su espalda contra el tronco, y se deslizó hasta el suelo. El llanto le ahogaba inconteniblemente.

“¿Por qué?”, se preguntaba una y otra vez en su interior. “¿Qué hice mal?”, se decía. Lo cierto es que apenas dos días atrás, ella y él eran el noviazgo perfecto. Tenían los problemas básicos, pero nada que llegara a preocupar o que señalara que pasaría un rompimiento."

El desayuno

"Apenas eran las seis, pero el sol que se filtraba entre las cortinas no le permitió seguir durmiendo. Se puso su bata, se calzó las pantuflas y sigilosamente, para no despertar a nadie, bajó por las escaleras. Se encerró en la cocina y, mientras la pava calentaba el agua para el té, se asomó por la ventana, por la que vio cómo el rocío cubría su jardín, resaltando más aún los tonos del césped y de las flores. Hacía frío, pero el té la ayudó a sentirlo menos. Sabía que le aguardaba un día difícil pero intentó no desanimarse. Cuando el reloj dio las siete, subió, agarró la ropa que había dejado preparada la noche anterior y se dio una ducha caliente, como cada mañana. Media hora más tarde, ponía en marcha su coche rumbo a al trabajo, mientras su marido la despedía desde el porche con su taza de café en una mano y el periódico en la otra."

Ahora ya lo sabes todo acerca del narrador equisciente, sus características y ejemplos. ¿Crees que es el narrador más adecuado para tu próximo texto? Si quieres seguir aprendiendo más acerca de los tipos de narradores que hay en la literatura, no dudes en consultar nuestro apartado de escritura.

Si deseas leer más artículos parecidos a Narrador equisciente: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Bibliografía
  • Ramírez, S. Q. (2012). ANÁLISIS DE MODALIDADES DE NARRACIÓN Y RECURSOS DEÍCTICOS EN EL CUENTO “¡ DILES QUE NO ME MATEN!” DE JUAN RULFO. Lingüística y Literatura, (62), 169-189.
  • Garrido, L. M. S. (2020). Las estrategias de análisis en el discurso literario. Opuntia Brava, 12(4), 193-200.
Más lecciones de El texto literario
Lección 47 de 67
Narrador equisciente: características y ejemplos
Narrador equisciente: características y ejemplos

Pregunta al profesor sobre Narrador equisciente: características y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Narrador equisciente: características y ejemplos
1 de 3
Narrador equisciente: características y ejemplos

Volver arriba