Compartir

El narrador omnisciente: ejemplos

Por Marina Maza. Actualizado: 18 septiembre 2018
El narrador omnisciente: ejemplos

La figura del narrador es quizá una de las más importantes dentro de una novela, ya que es el encargado de contar los hechos y sucesos que tienen lugar a lo largo de la historia. El narrador es la pieza que une el relato que el autor quiere transmitirnos a nosotros, los lectores; es decir, el escritor se sirve de este particular personaje para contarnos una historia que, en muchas ocasiones, percibimos con las mismas sensaciones y opiniones que el propio personaje.

Existe una amplia tipología de narradores. En esta lección de unProfesor nos centraremos en la figura del narrador omnisciente con ejemplos, un personaje que todo lo sabe y para el que no hay ningún misterio sin resolver dentro de la ficción. Si quieres saber más sobre este personaje tan singular ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Ejemplos de elipsis

Principales características del narrador omnisciente

El narrador omnisciente se caracteriza, fundamentalmente, porque conoce a la perfección el desarrollo y el posterior desenlace de la historia; es decir, posee el don de la ubicuidad, lo que le permite saber a ciencia cierta todo lo que ha ocurrido en el pasado y todo lo que está por suceder en el futuro.

Posee todos los detalles sobre los acontecimientos que se narran y relata las actuaciones y sucesos que les ocurren a los personajes siempre empleando la tercera persona del singular o del plural.

El narrador omnisciente habla en tercera persona y, por este motivo, no forma parte directa de la trama. Puede explicarnos los sentimientos, pensamientos y emociones de los personajes porque conoce absolutamente todo lo que ocurre en la novela o relato.

En esta otra lección de unProfesor te descubrimos los diferentes tipos de narradores y sus características.

El narrador omnisciente: ejemplos - Principales características del narrador omnisciente

Ejemplos de narrador omnisciente (I)

El narrador omnisciente puede situarse fuera de la acción que él mismo está transmitiendo, como en el siguiente fragmento de Luis Landero:

  • La mañana del 4 de octubre, Gregorio Olías se levantó más temprano de lo habitual. Había pasado una noche confusa, y hacia el amanecer creyó soñar que un mensajero con antorcha se asomaba a a la puerta para anunciarle que el día de la desgracia había llegado a su fin.

A veces, la figura del narrador omnisciente se sumerge dentro de la mente de los personajes y nos desvela algunos de los pensamientos, emociones o sentimientos más profundos e ignotos, como en el siguiente texto de El inquilino de Javier Cercas:

  • Fue entonces cuando se torció el tobillo [...] Cayó en mala posición: el empeine del pie izquierdo cargó con todo el peso del cuerpo. Al pronto sintió un dolor agudísimo; pensó que se había roto el pie. Con alguna dificultad, sentado en el césped, se quitó la zapatilla y el calcetín, comprobó que el tobillo no estaba hinchado. El dolor amainó en seguida, y Mario se dijo que con suerte el percance no revestiría mayor importancia. Se puso el calcetín y la zapatilla; se incorporó; caminó con cuidado: una punzada le desgarraba el tobillo.

En este fragmento quedan reflejados sentimientos e impresiones que únicamente puede sentir y saber el propio protagonista pero que, sin embargo, también se descubren a los lectores a través de la mirada omnipresente del narrador.

Ejemplos de narrador omnisciente (II)

Como ya hemos dicho, el narrador omnisciente conoce absolutamente todo lo que ha pasado y va a pasar dentro de la novela, lo cual le otorga una autoridad máxima en cuanto a la acción que relata y conlleva que los lectores tengamos menos margen para imaginar de forma diferente cualquiera de los aspectos de la narración, puesto que el texto nos llega con todo lujo de detalles.

Otro ejemplo de narrador omnisciente es el siguiente fragmento:

  • El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagada de pájaros.

En el texto anterior, el comienzo de la obra Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez, queda retratado hasta el más mínimo detalle del sueño que tuvo el protagonista.

Además, otro aspecto destacable de este fragmento es sin duda el principio "el día en que lo iban a matar"; nosotros, como lectores, no sabemos el por qué de esta muerte, pero sin embargo, el narrador omnisciente sí y será el encargado de ir desvelándonos poco a poco cómo sucedieron los acontecimientos que tuvieron como desenlace el fallecimiento del protagonista.

Si deseas leer más artículos parecidos a El narrador omnisciente: ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Más lecciones de El texto literario
Lección 14 de 22
El narrador omnisciente: ejemplos
El narrador omnisciente: ejemplos

Pregunta al profesor sobre El narrador omnisciente: ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
7 comentarios
Su valoración:
gerardo matias davila lopez
un texto de 10 lineas de los tres casos de punto y coma
Manuel
Cómo crear una oración de un omnisciente
Manuel
Cómo creo una oración de un ovniciente
Maritza Gonzales
Busco una historia con el narrador omnisciente
Yanina
Pregunta : un narrador omniscente, que el personaje principal sea un niño
Alya :3
Esta bueno :v
Mirtha
Me aclara los temas muchas gracias
El narrador omnisciente: ejemplos
1 de 2
El narrador omnisciente: ejemplos

Volver arriba