menu
Compartir

Huesos de la extremidad inferior

 
Por Francesca Balada. 29 enero 2021
Huesos de la extremidad inferior

Los huesos de la extremidad inferior se pueden agrupar en cuatro grupos, cada conjunto de huesos presenta puntos de unión con otros huesos, las articulaciones. En esta lección de unPROFESOR veremos con detalle cuáles son los huesos de la extremidad inferior y cómo se articulan entre ellos.

También te puede interesar: Huesos del hombro

Huesos de la extremidad inferior

Este breve esquema muestra los componentes de cada uno de los grupos de huesos que forman la extremidad inferior. Cada uno de estos cuatro grupos se desarrollan con más detalle en los apartados siguientes.

1-. Huesos de la cintura pélvica (pelvis ósea):

1.1 Huesos ilíacos o coxales

  • El íleon
  • El isquion
  • El pubis
  • 1.2 Sacro
  • 1.3 Cóccix

2-. Huesos del muslo

  • 1.2 Fémur

3-. Huesos de la pierna

  • 3.1 Rótula
  • 3.2 Tibia
  • 3.3 Peroné

4-. Huesos del pie

  • 4.1 Huesos del tarso
  • 4.2 Metatarso
  • 4.3 Falanges

Huesos de la cintura pélvica

Empezamos este repaso a los huesos de la extremidad inferior centrándonos en los que tenemos en la zona pélvica.

El conjunto de huesos de la cadera se conoce también como pelvis ósea. Es la parte del esqueleto que se sitúa en la zona inferior del tronco. La pelvis ósea es un embudo osteomuscular, que se estrecha hacia abajo. Esta estructura ósea permite la locomoción bípeda (caminar erguido).

Durante el parto, el bebé deberá pasar por este embudo, por este motivo la cintura pélvica es más ancha en el caso de las mujeres, siendo este uno de los rasgos de dimorfismo sexual que permiten identificar el género de un individuo a partir de sus restos óseos.

1. Huesos ilíacos o coxales

Los huesos coxales son dos y se sitúan a ambos lados de la columna vertebral. Tienen forma de ocho y presentan tres regiones diferenciadas: íleon, isquion y pubis. Estas regiones se corresponden a tres huesos independientes en el feto y distinguibles como unidades en los individuos jóvenes; pero que se encuentran fusionados en la edad adulta.

El íleon es el hueso más grande de los tres que constituyen el hueso coxal, tiene forma de pala y es ligeramente cóncavo. Forma la parte superior de los huesos coxales. El borde superior del ilion se conoce con el nombre de cresta ilíaca. La cresta ilíaca es uno de los huesos que contiene mayor cantidad de médula ósea en los adultos. La médula ósea está compuesta por células madre que darán lugar a las distintas células sanguíneas y tiene un papel fundamental en el sistema inmunitario.

La cresta ilíaca tiene un importante interés clínico, puesto que, la gran cantidad de médula ósea que contiene y el hecho que sea palpable fácilmente, convierten la cresta ilíaca en una de las zonas más utilizadas para la obtención de médula ósea.

  • El isquion: se sitúa en la zona posterior inferior del hueso ilíaco. Este hueso presenta la tuberosidad isquiática, que es el soporte de apoyo en la posición sentada. Otra parte de este hueso es la rama del isquion, que es la zona en que se fusiona con el pubis, limitando un orificio que se conoce con el nombre de foramen obturador de la pelvis. A través del formen obturador los vasos sanguíneos, los nervios pasan fuera de la pelvis. Esta obertura presenta diferencias en los dos géneros (dimorfismo sexual), siendo el foramen más grande y ovalado en los hombres y menor y con forma ligeramente triangular en mujeres.
  • El pubis: se sitúa en la parte anterior inferior del hueso coxal, formando la parte delantera de la cintura pélvica. En la zona medial los dos huesos del pubis se unen en la articulación denominada sínfisis del pubis formada por una línea de cartílago. La sínfisis del pubis se ensancha ligeramente cuando las piernas están muy separadas.
  • El acetábulo: forma parte de la articulación de la cadera. El acetábulo es una depresión semiesférica (en forma de copa) que se forma en la zona de contacto entre los tres huesos coxales. Forma parte de la articulación de la cadera y se articula con la cabeza del fémur.

2. Sacro

El sacro está situado en la parte posterior de la cintura, en el extremo inferior de la columna vertebral. Tiene forma de cuña y se sitúa entre los huesos coxales. Está formado por cinco vértebras fusionadas. Presenta cuatro agujeros de conjugación a través de los cuales pasan los nervios espinales (nervios que se originan en la médula espinal) de la zona sacra.

3. Cóccix

El cóccix es la parte baja de la columna vertebral, en lenguaje coloquial se conoce como rabadilla. Se trata de una cola vestigial (restos de una cola que ha desaparecido a lo largo del proceso evolutivo). Está formado por entre tres y cinco vértebras que pueden ser independientes o estar fusionadas. Se trata de un hueso (o conjunto de huesos) sólido en el que no existe un canal interno por el que discurra la médula ósea. La variabilidad de este hueso es muy grande, existiendo una gran variabilidad de formas y tamaños entre distintos individuos.

El extremo superior del cóccix se encuentra unido al sacro por medio de ligamentos.

Huesos de la extremidad inferior - Huesos de la cintura pélvica
Imagen: Dolopedia

Huesos del muslo: fémur

El único hueso del muslo es el fémur, se trata del típico hueso largo. Es el hueso más largo y fuerte del esqueleto humano. Se trata de un hueso asimétrico que se articula en su extremo superior con la articulación de la cadera y en su extremo inferior con la tibia. Considerando el esqueleto en posición vertical, el fémur desciende oblicuamente de fuera hacia dentro y presenta una ligera torsión sobre su eje vertical.

Tanto la articulación del extremo superior como la articulación del extremo inferior del fémur presentan articulaciones sinoviales. Las articulaciones sinoviales son aquellas en las que las superficies articulares de los huesos en contacto quedan encerradas en una cápsula articular. Esta cápsula está formada por dos capas:

  • Membrana sinovial: una capa interna, que produce el llamado líquido sinovial y que tiene una función lubricante.
  • Membrana fibrosa: una capa más externa formada por tejido conjuntivo denso, que rodea la articulación y la estabiliza.

El extremo o epífisis superior del fémur, tiene forma esférica y recibe el nombre de cabeza del fémur. La cabeza de fémur es la superficie articular con la que este hueso se encaja en el acetábulo del hueso coxal o ilíaco, formando la articulación de la cadera o articulación pélvica.

La epífisis o extremo inferior del fémur está ensanchada y tiene forma de polea (tróclea), se divide en dos porciones de tamaño desigual, siendo la porción posterior mucho mayor que la anterior. Los ensanchamientos lateral y medial de la tróclea reciben el nombre de condilios. La tróclea y los dos condilios forman la superficie articular, que forman la articulación de la rodilla junto con la tibia y la rótula (huesos de la pierna).

Huesos de la pierna

Vamos a conocer ahora los huesos de la extremidad inferior que se concentran en el resto de la pierna. Los huesos de la pierna son los siguientes.

1. Rótula

La rótula o patela es un hueso sesamoideo, es decir un hueso que se presenta unido a un tendón y que tiene por función aumentar el efecto de palanca de la articulación ósea sobre el músculo. Este hueso está incluido en el tendón rotuliano. Es una parte esencial de la articulación de la rodilla junto con el fémur y la tibia.

2. Tibia

La tibia es un hueso largo, ancho y resistente que soporta el peso del cuerpo; se sitúa en la cara anterior e interna y el más grande de los dos huesos de la pierna. Las epífisis (extremos del hueso) presentan dos articulaciones independientes en ambos casos.

Su epífisis superior se presenta con una superficie ancha y plana que recibe el nombre de meseta tibial. La meseta tibial es la superficie articular de la tibia que entra en contacto con los condilios del fémur, en la articulación de la rodilla. Además también presenta una superficie articular lateral posterior en la que se articula con el peroné.

La epífisis inferior de la tibia forma el maléolo interno (protuberancia interna del tobillo). Esta epífisis la cara inferior, que tiene una superficie en forma de polea (tróclea), se articula con el astrágalo (hueso del pie). Además del mismo modo que en la epífisis superior, se articula también con el peroné mediante una superficie

3. Peroné

El peroné es un hueso largo y delgado que transcurre paralelo a la tibia en la cara externa de la pierna. Prácticamente no soporta peso y en él se insertan varios músculos. Su epífisis superior forma la cabeza del peroné que se articula con la tibia por debajo de la articulación de la rodilla.

Su epífisis inferior es más larga y más ensanchada que la de la tibia y forma la protuberancia externa del tobillo o maléolo externo. En el extremo inferior el peroné también presenta una superficie articular en contacto con le astrágalo.

Huesos de la extremidad inferior - Huesos de la pierna

Huesos del pie

Los huesos del pie también son los huesos de la extremidad inferior del cuerpo. Aquí te indicamos sus nombres.

1. Huesos del tarso

El tarso es una zona del pie compuesta por siete huesos, que soportan la mayor parte del peso corporal. Los dos huesos del tarso de mayor tamaño son el astrágalo y el calcáneo. Se sitúan en la parte posterior del pie formando el talón y el tobillo. El astrágalo es el hueso del tarso que forma parte de la articulación del tobillo en la zona superior, conocida como cabeza del astrágalo, donde está en contacto con la tibia y el peroné. El calcáneo es el mayor de los huesos del tarso y forma el talón del pie.

Los cinco huesos restantes que forman el tarso son de menor tamaño y forman la parte media del pie. En su extremo más distal (extremo más alejado del eje central del cuerpo) están en contacto con los huesos del metatarso.

2. Metatarso

Son cinco huesos alargados de forma similar pero de distinto tamaño. En su extremo proximal (el más cercano al eje central de cuerpo) los huesos metatarsianos se articulan con los huesos del tarso. Sus extremos distales, se articula con los huesos de los dedos (falanges).

3. Falanges

Son un total de 14 huesos cortos que forman los dedos del pie. Cuatro de los cinco dedos del pie presentan un total de 3 falanges mientras que el hallux (dedo gordo) solo presenta dos falanges.

Huesos de la extremidad inferior - Huesos del pie
Imagen: Pinterest

Si deseas leer más artículos parecidos a Huesos de la extremidad inferior, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía

Netter, Frank H. (2019). Atlas de anatomía humana - 7ª Edición Barcelona: Elsevier España, S.L.U.

Más lecciones de Los huesos
Lección 5 de 38
Huesos de la extremidad inferior
Huesos de la extremidad inferior

Pregunta al profesor sobre Huesos de la extremidad inferior

¿Qué te ha parecido el artículo?
Huesos de la extremidad inferior
Imagen: Dolopedia
Imagen: Pinterest
1 de 4
Huesos de la extremidad inferior

Volver arriba