menu
Compartir

Califato omeya: características y mapa

 
Por Eloy Santos Aguirre. 10 agosto 2021
Califato omeya: características y mapa

Tras la muerte de Mahoma se fundaron en la zona árabe una serie de linajes religiosos que serían clave para la historia de la humanidad, formando los llamados Califatos que en pocos años conquistaron gran parte del mundo conocido y llevaron su religión a numerosos nuevos lugares. Para hablar sobre uno de los linajes más importantes de los musulmanes, en esta lección de unProfesor te ofrecemos un resumen de las características del Califato omeya con mapa.

¿Qué fue el Califato omeya?

El Califato omeya es considerado como el segundo de los cuatro grandes califatos islámicos surgidos tras la muerte del profeta Mahoma. La idea de estos grupos era la de la Guerra Santa, conquistando numerosas regiones para lograr la expansión del Islam por todo el mundo.

En un primer momento, la capital de los omeya fue Damasco, pero tras conquistar nuevas regiones como el Cáucaso, Magreb o parte de la Península Ibérica, su capital pasó a ser Córdoba, en la región hispana musulmana conocida como Al-Ándalus.

La importancia del Califato omeya radica en que, tras años de expansión, logró una extensión de 15.000.000 km2, siendo uno de los mayores imperios de la historia de la humanidad y siendo el causante de la gran influencia del Islam por todas esas zonas.

Características del Califato omeya: origen y fases

Los omeyas surgen de la tribu Quraysh de La Meca, el pueblo al que pertenecía a Mahoma y, por lo tanto, contando con una gran relevancia dentro del pueblo musulmán.

El primer paso hacia su ascenso al poder sucede cuando Uthman, un rico comerciante de la zona, se casa con una hija de Mahoma, siendo nombrado sucesor del califa Omar y, por lo tanto, el tercero de los llamados califas bien amados.

La llegada al poder de Uthman no fue demasiado duradera, ya que en poco tiempo fue asesinado por la gente que consideraba que el mejor sucesor posible era el primo de Mahoma, Ali. Este asesinato inicia una guerra civil entre distintos líderes musulmanes, siendo la guerra que causó las tres divisiones del Islam. Ali es derrotado por Muawiya, un miembro de los Omeya que, tras la victoria, funda el Califato omeya y sitúa la capital en Damasco.

Califato de Damasco

Se podría decir que los omeyas gobernaron la región de Damasco entre los años 661 y 750, siendo los gobernantes primero la dinastía de los sufyánidas y después la de los marwanidas.

Los omeyas iniciaron su dinastía cambiando el sistema de elección del califa, ya que antes se elegía al más digno para ello, y tras el cambio el sistema de elección pasó a ser hereditario, fundando con ello la dinastía de los omeya.

El principal elemento definitorio de los omeya era su expansión, siendo su la historia la de un pueblo conquistador que no paraba de tomar territorios para expandir las ideas del Islam por todo el mundo. Entre las conquistas de los omeya podemos hablar del Magreb, gran parte de la Península Ibérica, Irán, y varios territorios al este hasta China, donde se detuvo la expansión.

En cuanto a la política interna, los omeyas tuvieron muchos problemas por las enormes disputas contra el resto de ramas del Islam, ya que muchos de ellos consideraban que los omeyas tenían demasiada influencia de Bizancio. Todo esto causaba que la zona de Damasco estuviera continuamente en conflicto por los diferentes pueblos que habitaban la zona.

Todos estos conflictos llevaron a una serie de revueltas dentro del califato, obligando al califa a escapar de la región y a perder para siempre el Califato de Damasco. Casi todos los omeyas fueron asesinados, salvo Abderramán I, que escapó de Damasco y centró su nuevo linaje en Córdoba.

Los omeyas en Córdoba

Huyendo de la masacre sobre los omeyas, Abderramán huyó a Magreb, una zona distante de todos los califatos y, por lo tanto, que le servía para protegerse de cualquier intento de asesinato. Durante este descanso en la ciudad marroquí, el candidato omeya agrupó a tropas fieles y atacó a los abasidas que gobernaban en Al-Ándalus.

La victoria fue para Abderramán, que fue nombrado emir de Córdoba, forjando un nuevo califato en la ciudad andaluza, siendo conocido como emirato independiente de Córdoba entre los años 756 y 926. Tras varias muertes y divisiones, en el 929 se forma el califato de Córdoba, siendo liderado por los omeyas. Este nuevo califato no tenía apenas relación con los orientales, mostrando las enormes diferencias religiosas que existían en este momento entre las distintas ramas del Islam.

Al principio del califato, su expansión era casi toda la Península Ibérica, salvo algunos puntos norteños donde existían pueblos cristianos y gran parte del norte africano. Esta extensión tan solo se mantuvo unos cien años, ya que sobre el 1010 la expansión cristiana hizo que el poder del califato fuera cada vez menor, hasta que en 1031 el poder omeya terminó.

Califato omeya: características y mapa - Características del Califato omeya: origen y fases
Imagen: Pinterest

Mapa de Califato omeya

Para concluir este resumen del Califato omeya debemos hablar sobre los territorios que llegaron a poseer los omeyas, para con ello comprender la enorme influencia que llegaron a tener durante un gran periodo de tiempo.

Hacia el Este, la expansión de los omeyas llegaron hasta casi la Península de Indostán y las zonas con influencia de China. Fueron un conjunto de pueblos indios y los pueblos chinos los que lograron detener la expansión de los omeya hacia el Este. Las zonas de Pakistán fueron las zonas más al Este tomadas por los omeyas, siendo de las pocas zonas de Asia del Sur que fueron tomadas por ellos.

En cuanto al centro de los omeyas debemos hablar de un control absoluto de Asia Occidental, también llamado Oriente Medio. Estas zonas donde destacan ciudades como La Meca o Damasco, es donde encontramos el nacimiento del Isla, y por lo tanto es la zona más importante de los omeyas. Desde esta zona los omeya se expandieron hacia el norte, tomando parte del Cáucaso, y enfrentado a los bizantinos por ello.

Los omeyas también se expandieron por la zona africana, siendo principalmente el norte del continente lo que fue tomado por ellos, y más específicamente lo conocido como Magreb. Entre las principales zonas africanas tomadas por los omeyas debemos nombrar El Cairo, Alejandría, Trípoli, Túnez y todo Marruecos.

Por último la influencia de las omeyas llegó hasta la Península Ibérica, siendo llamada por ellos como Al-Ándalus, y tomado prácticamente toda la zona, siendo tan solo detenidos en los pueblos más norteños de los ibéricos que años más tardes se enfrentarían a las omeyas en la Reconquista.

Califato omeya: características y mapa - Mapa de Califato omeya

Si deseas leer más artículos parecidos a Califato omeya: características y mapa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • Vallvé, J. (1992). El califato de Córdoba. Editorial Mapfre.
  • Epalza Ferrer, M. D. (1983). Problemas y reflexiones sobre el califato en al-Andalus. Anuario de Historia del Derecho Español, 569-582.
  • Gabrieli, F. (1974). Consideraciones sobre el califato omeya de Oriente. Al-Andalus, 39(1), 407.
Más lecciones de La Edad Media
Lección 52 de 69
Califato omeya: características y mapa
Califato omeya: características y mapa

Pregunta al profesor sobre Califato omeya: características y mapa

¿Qué te ha parecido el artículo?
Califato omeya: características y mapa
Imagen: Pinterest
1 de 3
Califato omeya: características y mapa

Volver arriba