menu
Compartir

Características del Imperio Bizantino

 
Por Eloy Santos Aguirre. 22 agosto 2022
Características del Imperio Bizantino

Los cambios entre eras provocan que grandes imperios caigan, debido a la dificultad de mantenerse en el poder en mitad de enormes cambios. Pero existen casos en los que un imperio ha logrado soportar el cambio de era. Uno de estos imperios es el bizantino, que logró mantenerse entre la Edad Antigua y la Edad Media, siendo relevante en ambos. Y para conocer su importancia en esta lección de unProfesor vamos a hablar sobre las Características del Imperio Bizantino.

También te puede interesar: Alta Edad Media: características

Origen del Imperio bizantino - resumen

El Imperio Bizantino, también conocido como Imperio Romano de Oriente, fue una división del Imperio romano creada en los últimos años de esta gran civilización para poder controlar la enorme extensión que había alcanzado. Tras la caída del Imperio Romano de Occidente a manos de los pueblos germanos, el poder de los romanos pasó a la zona oriental. Con el paso del tiempo, el Imperio bizantino fue cambiando y perdiendo la influencia romana, manteniéndose durante siglos en la Edad Media.

Aunque la extensión del Imperio bizantino fue variando a lo largo de los siglos, debemos decir que de forma habitual ocupó lo que actualmente conocemos como Turquía y Grecia. Por otra parte, tuvo territorios en determinados momentos en el litoral mediterráneo, en la zona baja de Italia y en Egipto. Su capital, por otra parte, se mantuvo en Constantinopla, siendo lo que actualmente conocemos como Estambul.

El Imperio bizantino tuvo lugar entre el 285 y el 1453, siendo, por lo tanto, uno de los grandes imperios del final de la Edad Antigua y de gran parte de la Edad Media. Durante gran parte de estos años fue considerado como el último bastión de la Europa clásica, y como un muro para detener el avance del Islam.

Generalmente, se considera a Bizancio como el símbolo de la división entre las culturas orientales y las occidentales.

Características del Imperio Bizantino - Origen del Imperio bizantino - resumen

Cuáles son las características del Imperio Bizantino

Para continuar esta lección de unProfesor debemos hablar sobre las características del Imperio Bizantino para comprender de mejor manera esta fantástica civilización, ya que las características nos ayudarán a entender muchas de las razones por las que esta cultura fue tan importante.

Así pues, las características del Imperio Bizantino son las siguientes:

  1. Se consideraban herederos del Imperio Romano, incluso llamándose a sí mismos romanos. Con el paso del tiempo esta herencia se fue perdiendo por los grandes cambios sufridos por el imperio.
  2. Era un imperio cristiano, aunque en su interior existían muchas diferencias étnicas, por lo que podemos decir que era un imperio cristiano multiétnico. Con la llegada del Cisma se creó la Iglesia Ortodoxa Griega, cambiando la religión de Bizancio.
  3. El gobernador era el basileus, siendo un cargo semejante al de rey y emperador. No era un cargo hereditario, sino que el basileus era elegido en un procedimiento en el que participaban el Senado, el ejército y una serie de representantes escogidos por el pueblo.
  4. El gobernador estaba muy unido a la religión, y se consideraba que el cargo era divino.
  5. El gobierno era autocrático, por lo que el basileus tenía poder sobre todo. Controlaba la administración, el ejército, la legislación, y era el juez en los asuntos del estado.
  6. La administración bizantina era controlada por los funcionarios, quienes eran organizados por una jerarquía de acuerdo con la responsabilidad de cada uno.
  7. Como casi todas las sociedades de la época, el imperio bizantino basaba gran parte de su economía en el trabajo agrícola, siendo sus principales producciones los frutos secos, el trigo, las legumbres y el vino.
  8. Su posición en mitad de Europa y Asia les convirtió en una de las civilizaciones más comerciantes de la época. Sus rutas comerciales llegaban desde la Península Ibérica hasta la zona más al este de Asia, y también incluía otras zonas como el norte africano.
  9. El imperio estaba dividido en provincias o themas, estando cada una de estas gobernada por un estratega, los cuales conformaban las clases altas.
  10. Daba mucha importancia al ejército, especialmente para defender los territorios con los que ya contaban. La mayor parte del dinero iba dirigido a mejorar las tropas.
  11. Cobraban impuestos a la población, causando una gran desigualdad porque las clases bajas tenían menos facilidad para pagarlos.
  12. En un principio su idioma era el latín, pero tras la desaparición del Imperio romano de Occidente, su idioma fue cambiando al griego. Debemos tener en cuenta que el Imperio Bizantino era en parte Grecia, por lo que existían muchas personas cuyo idioma nativo era el griego.
  13. Una de sus mayores producciones era la seda, la cual era muy valorada y los artesanos que se dedicaban a ella eran importantes figuras de la sociedad.
  14. Contaban con esclavos y siervos, los cuales en su mayoría provenían de naciones derrotadas en guerras. Eran la única clase social sin derechos, aunque tampoco tenían obligaciones como los impuestos.

Y estas son las principales características del Imperio Bizantino, un imperio que estuvo liderando durante años pero que, finalmente, terminó con su caída.

Características del Imperio Bizantino - Cuáles son las características del Imperio Bizantino

Si deseas leer más artículos parecidos a Características del Imperio Bizantino, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía

Tomo, I. (1946). DEI IMPERIO BIZANTINO.

Barreras, D., & Gómez, C. D. (2010). Breve historia del Imperio bizantino (pp. 18-21). Nowtilus.

Chrysos, E. (2004). El imperio bizantino 565-1025 (Vol. 21). Icaria Editorial.

Más lecciones de La Edad Media
Lección 56 de 62
Características del Imperio Bizantino
Características del Imperio Bizantino

Pregunta al profesor sobre Características del Imperio Bizantino

¿Qué te ha parecido el artículo?
Características del Imperio Bizantino
1 de 3
Características del Imperio Bizantino

Volver arriba