Compartir

Melodrama: significado y ejemplos

 
Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica - UNED. 5 marzo 2020
Melodrama: significado y ejemplos

Dentro de la literatura nos encontramos con diferentes géneros que se reconocen por tener unas características y unos usos muy concretos. Esto es el caso del melodrama, un género en el que la música y el drama van de la mano para contarnos una historia emotiva y donde las emociones cobran un fuerte protagonismo. En esta lección de unPROFESOR vamos a descubrirte cuál es el significado de melodrama con ejemplos y detallaremos las características más notorias del género. De esta manera, podrás aprender a detectar fácilmente cuándo te encuentras ante un texto melodramático. ¡Comenzamos!

También te puede interesar: Epopeya: significado y características

Qué es el melodrama: significado en la literatura

Empezamos esta lección hablando sobre el significado de melodrama para, así, poder comprender mejor ante qué tipo de género literario nos encontramos. Si analizamos la etimología de la palabra nos encontramos con que melodrama viene del griego "melos" y de "drama", por tanto, es la unión de música y acción dramática.

El melodrama empezó en el ámbito teatral, al ser el género más antiguo de representación dramática; sin embargo, hoy en día podemos encontrarnos con películas, series, óperas y novelas melodramáticas. En realidad, es cualquier tipo de acción dramática que cuente con un componente sentimental muy exaltado y que persigue el objetivo de emocionar al público.

En el teatro occidental, el melodrama es un tipo de drama sentimental que nos cuenta las desventuras de sus protagonistas. El tema sobre el que giran estas obras son sentimentales y amorosos y, normalmente, suelen tener un final feliz. Es habitual encontrarnos con personajes habituales en la literatura como son el héroe, la heroína y el villano, personajes-tipo que pueden aparecer modernizados pero que, al final, cumplen la misma función dramática que en las obras clásicas.

El componente musical del melodrama se caracteriza porque la música se emplea con funciones emotivas: en momentos clave de la trama, suena un acompañamiento musical que le da mayor profundidad y emoción a la historia que se está contando.

Origen del melodrama

Vamos a ahondar más en el género del melodrama y, así, conocer su origen. Debes saber que fue en Francia donde se cultivó por vez primera este tipo de obra dramática; concretamente, Guilbert de Pixérécourt fue el primer autor melodramático que presentó en el XVIII su "Coelina", una obra traducida en Inglaterra con el nombre de "A Tale of Mystery" y que supuso la aparición del nuevo género en el Reino Unido.

Aunque en el origen, el melodrama contaba con una importante presencia de la música y del canto, a partir del XIX estos elementos fueron perdiendo importancia y, a día de hoy, son más un complemento dramático que un elemento propio del género. Esto ocurrió porque, gracias al desarrollo del teatro, cada vez se lograba un mayor realismo a las obras y, por tanto, se podían recrear otros sonidos y efectos sonoros sin necesidad de recurrir a la música.

Durante el XX, el género del melodrama en el teatro fue perdiendo popularidad ya que se buscaban obras más profundas, más reales y menos lacrimosas. Sin embargo, esta forma sigue apareciendo en series televisivas o en escenas de obras, películas o libros.

Melodrama: significado y ejemplos - Qué es el melodrama: significado en la literatura
Imagen: Slideshare

Características del melodrama

Ahora que ya conoces el significado de melodrama, vamos a entrar en detalle en las peculiaridades de este género. Es importante conocer las características más destacadas para, así, aprender a diferenciar los textos melodramáticos de los textos que son de otro género. Son las siguientes:

  • Emoción exacerbada: una de las características del melodrama más básica es que se trata de un género que lleva las emociones a niveles exaltados para darle una mayor intensidad a la trama y a las vivencias de los personajes.
  • Gran expresividad: también es importante saber que, para lograr esa exageración dramática, la interpretación por parte de los actores y actrices suele ser también exaltada y abunda la gestualidad extrema que se emplea para recrear los sentimientos.
  • Temática amorosa: normalmente, las obras melodramáticas suelen explicarnos una historia de amor imposible. Los amantes deberán sortear una gran cantidad de impedimentos para poder estar juntos.
  • Final feliz: también es una característica propia del género terminar de forma feliz. Los amantes, después de una gran lucha y un gran esfuerzo, pueden terminar juntos y felices.
  • Personajes-tipo: en los melodramas, los personajes cumplen funciones específicas dentro de la obra. Por eso, es habitual que nos encontremos al héroe, a la heroína y al villano, los tres protagonistas que hacen que exista un conflicto y que haya una trama.
  • Lucha entre el bien y el mal: los héroes del melodrama suelen representar el bien mientras que el villano o los obstáculos del camino representan el mal. Por tanto, la obra no deja de ser una lucha entre ambas fuerzas y, al final, termina venciendo el bien.

Diferencias entre el drama y el melodrama

Ahora que ya conocemos el significado y las características del melodrama es importante que hagamos un paréntesis para ver las diferencias que hay con el género dramático.

En el drama nos encontramos con historias que, si bien son lacrimógenas, son más contenidas. Las emociones y los personajes se muestran de una manera más sutil y natural. En el melodrama, cualquier hecho o problema es llevado al extremo del dolor y del sufrimiento y, en el drama, estas emociones se gestionan de una manera más sencilla. Los actores del drama también llevan a cabo un trabajo más comedido y no emplean gestos exagerados ni sobreactuados.

En el caso del drama, la historia no tiene por qué terminar con un final feliz. El dramaturgo será el encargado de decidir el devenir de sus personajes y de la trama que ha urdido. Además, los personajes del drama no tienen los papeles tan prefijados, pueden ser personajes más profundos y con una mayor psicología.

Melodrama: significado y ejemplos - Características del melodrama

Ejemplos de melodrama

Y terminamos esta lección hablando sobre ejemplos de melodrama que te ayudarán a comprender mejor cómo es este género literario que estamos analizando. Dependiendo del medio en el que se emplee el género, tenemos diferentes referencias así que, a continuación, analizaremos los diferentes tipos que podemos encontrarnos.

Melodrama en la ópera

Se sabe que el melodrama fue usado por primera vez en la ópera; de hecho, alrededor del 1774 es cuando nos encontramos con óperas melodramáticas en las que se les otorga más importancia a los personajes y a la música. Aquí nos encontramos ante un tipo de género en el que la música y la acción dramática tiene una gran importancia. Algunos ejemplos de melodrama en la ópera son:

  • Cavalleria Rusticana de Pietro Mascagni
  • Pagliacci de Ruggero Leoncavallo
  • La bohème, Tosca y Madama Butterfly de Giacomo Puccini

El melodrama en el teatro

En el 1800 también se empezó a cultivar el melodrama en el teatro. De hecho, el término se empleó por primera vez para definir un tipo de espectáculo más musical y dramático que surgió tras la Revolución Francesa. Estas obras se caracterizaban por usar pantomimas, máquinas y muchos bailes que contribuían a una sorprendente puesta en escena. El melodrama se considera el principal género teatral del XIX. Algunos ejemplos de melodrama en el teatro son:

  • Coeline de D René-Charles Guilbert.
  • Romeo y Julieta de William Shakespeare.

El melodrama en el cine

En el séptimo arte también nos encontramos con la aparición de películas melodramáticas. Al principio, este término se usaba para hacer referencia a las películas de aventura pero, después, de usó para las películas emocionales y con una carga sentimental muy tosca. Son cintas que tienen un fuerte componente emotivo y que persiguen el objetivo de emocionar al público. Algunos ejemplos son:

  • El gran Gatsby de Jack Clayton
  • Lo que el viento se llevó de Victor Fleming
  • Titanic de James Cameron

Melodrama en la televisión

También en la televisión hay una fuerte presencia de melodramas, sobre todo, en las telenovelas. En este tipo de formato televisivo se apuesta por crear historias llenas de enredos donde los personajes sufren y padecen durante muchos capítulos para terminar con un final feliz. Series que tienen una trama que engancha a los espectadores y que cuenta con elementos emotivos llevados al extremo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Melodrama: significado y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Más lecciones de Géneros literarios
Lección 7 de 55
Melodrama: significado y ejemplos
Melodrama: significado y ejemplos

Pregunta al profesor sobre Melodrama: significado y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Melodrama: significado y ejemplos
Imagen: Slideshare
1 de 3
Melodrama: significado y ejemplos

Volver arriba