menu
Compartir

Texto poético: características y ejemplos

 
Por Erola Puigsech. 17 septiembre 2021
Texto poético: características y ejemplos

El texto poético es el más difícil de definir de entre todos los textos literarios dado que se caracteriza sobre todo por su mutabilidad, es decir, por su capacidad de adaptarse al estilo personal y a la creatividad de su autor. En esta lección de unPROFESOR, intentaremos agrupar las características de este tipo de texto, teniendo en cuenta que existen excepciones por cada una de ellas. También aportaremos varios ejemplos que nos muestren sus singularidades.

Así que prepara un diccionario de rimas, consulta tus sentimientos más íntimos, y deja volar la imaginación, porque estamos a punto de conocer las características y ejemplos del texto poético.

Qué es un texto poético - definición

El texto poético, también llamado texto lírico o simplemente poesía, es un texto literario que es definido por el diccionario de la RAE como

“Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa”.

Esto significa que un texto poético es un texto que no se limita simplemente a informar sobre la realidad, sino que tiene una función estética. La importancia de este tipo de texto no yace tanto en el contenido del mensaje que transmite, sino en la forma en la que lo hace. Esta forma es siempre subjetiva y determinada por el estilo del autor del texto.

A continuación, vamos a descubrir más sobre las características que definen la mayoría de textos poéticos.

Texto poético: características y ejemplos - Qué es un texto poético - definición

Cuáles son las características de un texto poético

Aunque en general encontramos una serie de elementos que comparten la mayoría de los textos poéticos y que conforman sus características, debemos tener siempre en cuenta que el poeta es quien decide el tipo de lenguaje y forma que utiliza para su texto o poema. Esto hace que cada uno de estos textos sea único, y por lo tanto, que existan múltiples excepciones a cada una de las siguientes características del texto poético. Su naturaleza única, subjetiva y cambiante es la primera de estas:

  • Expresión de la intención personal y subjetiva del poeta. Esta puede ser la expresión de sus sentimientos y pensamientos más íntimos, de su visión del mundo, la descripción subjetiva y estética de temáticas concretas o abstractas, etc.
  • Temáticas universales. Los temas que trata la poesía son inagotables, ¡pero esto es lo que hace que sean tan únicos! Algunos de los más recurrentes son: el amor, la naturaleza, el paso del tiempo, la muerte, o el sufrimiento. Estos sentimientos o descripciones son normalmente conocidos por todo el mundo, lo que hace que muchas veces podamos empatizar con la forma personal en que el autor los trata. Algunos autores también utilizan tópicos literarios como temas: el carpe diem, tempus fugit, locus amoenus, etc.
  • Utilización de recursos literarios: estos recursos ayudan a conseguir la función estética del texto poético. Podemos encontrar metáforas, paralelismos, personificaciones, símiles, etc.
  • Juegos con el sonido y el significado de las palabras.
  • Ritmo y musicalidad que surgen de su estructura formal externa, es decir, del modo en el que el poeta estructura el poema para transmitir su mensaje (tipo de versos, estrofas, rima, etc.)
  • Brevedad y unidad temática. Esta es otra de las características de un texto poético y es que son generalmente más breves que los otros tipos de textos literarios, y tienen una o más temáticas que son exploradas desde el principio al final del texto de forma coherente y compacta.
  • Interpretación más o menos libre: generalmente, los poemas pueden ser interpretados de formas distintas según el lector, y muchos dejan la ambigüedad suficiente para que el lector se los haga suyos, identificando los sentimientos expresados con sus propios sentimientos, por ejemplo. La reacción y participación activa del lector en el texto es a menudo esperada e incentivada.

Teniendo en cuenta todas estas características, podemos decir que lo esencial en un texto poético o poema es el cómo dice las cosas (más que lo que dice en sí), y su lenguaje escogido no necesariamente por el significado objetivo de diccionario que transmite, sino con la intencionalidad del autor de expresar algo subjetivo y estético.

De entre todos los textos literarios, el texto poético es el que implica más la presencia del autor, ya sea de forma directa expresando sus sentimientos y pensamientos íntimos, o de forma indirecta a través del lenguaje que ha escogido, y de las imágenes o reacciones que pretende generar mediante este.

Texto poético: características y ejemplos - Cuáles son las características de un texto poético

Características formales de los textos poéticos

Si conoces un poco al mundo de la poesía, y has leído o escrito algún poema antes, seguramente estarás pensando que hace falta aún mencionar una característica importante (¡la más visible!) del texto poético: su estructura externa, es decir, la forma en la que las palabras se colocan y organizan en el texto.

Y es que es verdad que muchísimos textos poéticos tienen una característica compartida que aún no hemos listado: muchos están escritos en verso, y organizados por estrofas, quienes pueden tener distintos nombres según sus características (¿conoces ya al famoso alejandrino?).

Pero si recordamos la definición de la RAE que hemos dado al principio de la lección, veremos que nuestro querido diccionario nos dice que los textos poéticos pueden ser “en verso o en prosa”. Como siempre en materia lingüística, la RAE tiene la razón, y aunque es verdad que muchas estructuras poéticas como el soneto, los romances y las canciones, por ejemplo, están compuestos por versos y estrofas, existen muchos textos poéticos que tienen una estructura libre (sin versos o estrofas definidas), o bien están escritos en prosa.

¡También cabe recordar que no todos los textos literarios escritos en verso son textos poéticos! De hecho, existen muchísimos textos dramáticos y narrativos que cuentan sus historias mediante versos y estrofas, así que estudia bien las características de cada uno de estos textos literarios, ¡y que no te engañe la estructura!

La estructura externa de la poesía en verso

De todos modos, como la escritura en verso es muy frecuente en el texto poético, es importante hablar un poco de algunos elementos propios de la poesía en verso que todo profesor de literatura hace analizar a sus alumnos antes o después de hablar del significado del poema en cuestión. Estos son los siguientes:

  • Verso: conjunto de palabras que forman lo que serían las “frases” de un poema.
  • Estrofa: conjunto de versos. Un poema puede tener una sola estrofa, o estar formado por varias estrofas, que agrupan el mismo o un distinto número de versos.
  • La métrica: Arte que analiza la estructura de los textos poéticos (del verso, la estrofa, y del poema en sí), determinando su clase y las distintas combinaciones de versos y estrofas que pueden darse.
  • La medida de los versos en castellano: algunos textos poéticos con una estructura externa fija (como el soneto, por ejemplo) requieren que cada uno de sus versos tenga un número de sílabas determinado. Estas se cuentan en castellano de la siguiente forma: cuando la última palabra del verso es aguda, se cuenta una sílaba más; cuando la última palabra es llana, el número de sílabas se mantiene sin cambios; y cuando la última palabra es esdrújula, se cuenta una sílaba menos al verso. Cuando medimos los versos, también es importante tener en cuenta fenómenos como la sinalefa, que hace que juntamos el final de una palabra con el principio de otra en una sola sílaba si las dos son vocales. Según el número de sílabas, los versos pueden ser de arte mayor (9 o más), o de arte menor (8 o menos).

Además, la rima es otra de las características de un texto poético porque, aunque no todos tienen que rimar, cuando lo hacen, la rima se puede definir de muchas formas distintas. Algunas son:

  1. Consonante y asonante: consonante cuando coinciden todos los sonidos de la última sílaba del verso, y asonante cuando solo coinciden los sonidos vocales.
  2. Rima encadenada (abab, por ejemplo), continua (aaaa/bbbb…), abrazada (abba, bccb…), gemela (aabb…)
Texto poético: características y ejemplos - Características formales de los textos poéticos

Ejemplos de textos poéticos

Ahora que hemos visto toda la teoría, puede que te cueste un poco de imaginar la pinta que tiene todo esto en la práctica. A continuación hemos preparado algunos ejemplos de textos poéticos para que no te quede ninguna duda:

Ejemplo 1: Soneto XXIII de Garcilaso de la Vega. Poema en verso, de estructura fija con versos alejandrinos y rimas encadenadas. La temática es el carpe diem (o su variedad, collige virgo rosas)

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre.

Ejemplo 2: Romance de la luna luna, de Federico García Lorca. Romance popular con cuartetos de versos octosílabos que cuenta una historia que tiene por principal temática la muerte.

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,
ay como canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con el niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
el aire la está velando.

Ejemplo 3: Un hemisferio en una cabellera, del famoso poeta francés Charles Baudelaire. Se trata de un poema en prosa que elogia el pelo de su amada y genera varias imágenes estéticas mediante este.

Déjame respirar mucho tiempo, mucho tiempo, el olor de tus cabellos; sumergir en ellos el rostro, como hombre sediento en agua de manantial, y agitarlos con mi mano, como pañuelo odorífero, para sacudir recuerdos al aire.

¡Si pudieras saber todo lo que veo! ¡Todo lo que siento! ¡Todo lo que oigo en tus cabellos! Mi alma viaja en el perfume como el alma de los demás hombres en la música.

Tus cabellos contienen todo un ensueño, lleno de velámenes y de mástiles; contienen vastos mares, cuyos monzones me llevan a climas de encanto, en que el espacio es más azul y más profundo, en que la atmósfera está perfumada por los frutos, por las hojas y por la piel humana.

En el océano de tu cabellera entreveo un puerto en que pululan cantares melancólicos, hombres vigorosos de toda nación y navíos de toda forma, que recortan sus arquitecturas finas y complicadas en un cielo inmenso en que se repantiga el eterno calor.

En las caricias de tu cabellera vuelvo a encontrar las languideces de las largas horas pasadas en un diván, en la cámara de un hermoso navío, mecidas por el balanceo imperceptible del puerto, entre macetas y jarros refrescantes.

En el ardiente hogar de tu cabellera respiro el olor del tabaco mezclado con opio y azúcar; en la noche de tu cabellera veo resplandecer lo infinito del azul tropical; en las orillas vellosas de tu cabellera me emborracho con los olores combinados del algodón, del almizcle y del aceite de coco.

Déjame morder mucho tiempo tus trenzas, pesadas y negras. Cuando mordisqueo tus cabellos elásticos y rebeldes, me parece que como recuerdos.

Ejemplo 4: Rima XXI, de Gustavo Adolfo Bécquer. Es un poema breve formado por una estrofa con cuatro versos que relacionan el amor con la creación poética.

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul.

¡Qué es poesía!, ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía... eres tú.

Ejemplo 5: Voy a dormir, de Alfonsina Storni. Se trata de un soneto con versos alejandrinos, pero con rima totalmente libre. Su temática es muy íntima y personal para la autora, simbolizando una muerte cercana.

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación, la que te guste;
todas son buenas: bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido…

Si deseas leer más artículos parecidos a Texto poético: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Bibliografía

Martín Carretero, L. El texto poético en la clase de español L2/LE. Instituto Cervantes de Brasilia.

Más lecciones de El texto literario

Pregunta al profesor sobre Texto poético: características y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Texto poético: características y ejemplos
1 de 4
Texto poético: características y ejemplos

Volver arriba