menu
Compartir

Vocativos: definición y ejemplos

 
Por Jose Ortega. 22 octubre 2021
Vocativos: definición y ejemplos

El lenguaje es una herramienta maleable y manipulable que puede ser decorada y adornada de infinitas formas dependiendo del uso que le vayamos a dar. Eso es algo que todos sabemos ya de sobra. Y es que esa característica lingüística la usamos día a día incluso inconscientemente. Por lo tanto, dependiendo de la intención del hablante, se usarán ciertos vocablos o no para alcanzar un fin concreto.

Entre estos factores encontramos las palabras vocativas, las cuales tienen una utilidad específica en el discurso y que, aunque no lo creamos, tienen una relevancia importante en nuestro idioma. Por tanto, en unProfesor vamos a ver la definición de los vocativos con ejemplos. ¿Vamos a ello?

¿Qué son los vocativos? Tipos más comunes

Los vocativos no son más que las palabras que se emplean con el fin de llamar o nombrar a una persona. Es mediante esta palabra que conocemos como vocativas con la que llamamos la atención de una persona (o varias personas).

Como decíamos, este factor discursivo enfoca nuestro mensaje en un receptor concreto, y esto se conoce como función apelativa del lenguaje. Esta función apelativa de la que hablamos se define como la función que se encarga de llamar, invocar o nombrar a una persona y dirigir el momento discursivo a ese receptor concreto (que también puede ser colectivo).

Tipos de vocativos y ejemplos

Existen distintas formas de realizar esa función apelativa mediante varios tipos de palabras vocativos. Por ejemplo, el empleo de los nombres propios, apellidos o apodos de los receptores como método de llamada de atención serían, en general, los vocativos más comunes.

Sin embargo, no son los únicos vocativos que solemos encontrar. Y es que, como decíamos más arriba, esta función apelativa que encontramos en los vocativos también puede ir dirigida a colectivos. Es por ello por lo que podemos encontrarnos con vocativos nacidos del empleo del título, empleo, situación social, instituciones o cualquier otra característica o adjetivo que pueda unir a varias personas de forma colectiva.

Veamos unos ejemplos:

  • Queridos alumnos, esta semana no tendremos clase, ya que es festivo.
  • Deja de decir eso, Juan.
  • Hace mucho frío ahí fuera, hijo, llévate una chaqueta.

En relación con lo desarrollado más arriba, hemos de decir que tampoco tienen por qué ser estos vocativos una sola palabra, ya que los podemos encontrar compuestos por dos o más palabras. Por ejemplo:

  • Amor mío, te echo mucho de menos.
  • Estimada Señora Eloísa Jiménez, espero que esté disfrutando usted de una relajante estancia en nuestro hotel.

Ya hemos visto, a grandes rasgos, todo lo que podrían ser los vocativos, sin embargo, para que estas palabras se consideren como tal deben cumplir una función concreta. Para que un nombre propio, común, o cualquier otra palabra que englobemos dentro de los locativos actúe como tal debe ir expresamente dirigido hacia ese receptor (o receptores) al que hace mención. Por lo tanto, si esas mismas palabras aparecieran en un contexto distinto, sin la intención de llamar la atención de los nombrados, ni invocarlos ni nada por el estilo, no se considerarían vocativos.

Vocativos: definición y ejemplos - ¿Qué son los vocativos? Tipos más comunes
Imagen: Pinterest

El vocativo y la coma

Es muy común encontrar estos vocativos de los que estamos hablando entre comas, ya sea al principio, al final o en medio de la oración. Es más, y mejor dicho, el hecho de que estén entre comas es una característica fundamental en los vocativos.

De hecho, el uso de esta coma en el vocativo es muy importante, ya que si la eliminamos nos deshacemos totalmente del sentido vocativo de la oración. La diferencia en una misma oración con coma y valor vocativo o sin coma es abismal (semánticamente hablando). Veamos, pues un ejemplo sobre ello:

  • Vicente, deja de jugar a juegos de mesa. (El emisor pide a Vicente que deje de jugar a juegos de mesa usando el nombre propio del receptor como vocativo de forma apelativa. Es por ello por lo que encontramos el nombre entre comas, resaltando el nombre de Vicente, así como la naturaleza apelativa de llamada de atención hacia el mismo y separando esto de la oración principal).
  • Vicente deja de jugar a juegos de mesa. (Quitando la coma es Vicente quien deja de jugar a juegos de mesa. El valor vocativo ha desaparecido por completo, ya que no se está empleando su nombre propio como llamada de atención y ni siquiera se dirige la oración hacia el mismo Vicente).
Vocativos: definición y ejemplos - El vocativo y la coma

Ejemplos de vocativos en español

Para terminar esta lección, vamos a dejarte algunos ejemplos de vocativos en lengua castellana. Son los siguientes:

  • Gracias o por toda tu ayuda, compañero.
  • Chicas, ¿nos vamos de casa rural en vacaciones?
  • Cariño, estoy ya en casa.
  • Deja de gritar así, Pablo.
  • A ver, pesado, ya te he dicho tres veces que iré contigo sin problemas.
  • Programadores, podéis comenzar ya con vuestra parte.
  • Te lo llevo diciendo desde hace varios días, Irene, las cosas nunca son tan fáciles.
  • Entendido, mi capitán.
  • ¡Pero Elena! ¡Cuánto tiempo sin verte!
Vocativos: definición y ejemplos - Ejemplos de vocativos en español

Si deseas leer más artículos parecidos a Vocativos: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía
  • Enciclopedia de Ejemplos (2019). Vocativo.
  • Wikilengua.org (s.f.). Vocativo.
Más lecciones de Comunicación y Discurso
Lección 61 de 61
Vocativos: definición y ejemplos
Vocativos: definición y ejemplos

Pregunta al profesor sobre Vocativos: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Vocativos: definición y ejemplos
Imagen: Pinterest
1 de 4
Vocativos: definición y ejemplos

Volver arriba