Compartir

Dialéctica marxista: resumen

 
Por Paula Rodríguez. 29 octubre 2020
Dialéctica marxista: resumen

En esta lección de unPROFESOR te explicamos en qué consiste la dialéctica marxista, una doctrina filosófica que debe su nombre al filósofo Karl Heinrich Marx que, además era economista, sociólogo, periodista y padre del comunismo moderno, junto a su colega Friedrich Engels. Sus obras más importantes son el Manifiesto del Partido Comunista (que escribe con Engels) y El capital (publicados los tomos II y III póstumamente).

Marx, junto a Durkheim y Weber, está considerado uno de los principales constructores de la sociología moderna y según Paul Ricoeur, fue uno de los “maestros de la sospecha”, con Friedrich Nietzsche y Sigmund Freud. El filósofo judío fue una de las figuras más influyentes y polémicas de la historia y uno de los mayores pensadores de todos los tiempos.

Si quieres saber más acerca de la dialéctica marxista, sigue leyendo esta lección que te ofrece unPROFESOR.

También te puede interesar: El existencialismo de Sartre: resumen

Dialéctica marxista y el materialismo de Marx

Karl Marx defiende la idea de que la diferencia de clases sociales se relaciona con un determinado momento de la historia y por sus formas de producción y lucha entre las mismas, constituye el motor de la historia. Esta lucha desemboca necesariamente a la dictadura del proletariado para, posteriormente, acabar con todas las clases, suprimiendo, por último, el Estado.

La filosofía de Marx es materialista, influenciada por el atomismo de Demócrito y Epicuro, y en el pensamiento de Ludwig Feuerbach y el mecanicismo francés. Es, por tanto, una filosofía contraria a toda metafísica que no era más, según el alemán, que "especulación ebria", en oposición a la "filosofía sobria". Feuerbach calificó de idealista la filosofía especulativa, sin llegar a entrever que el núcleo de la filosofía especulativa moderna es la dialéctica.

La dialéctica es entendida como un proceso en el que, a partir de la oposición de contrarios, se llega a la síntesis o superación de la misma. Es por esto que al capitalismo sucederá la revolución obrera y, finalmente, el comunismo.

Dialéctica marxista frente a dialéctica hegeliana

Marx parte de la dialéctica hegeliana, pero no considera, como lo hacía Hegel, que lo fundamental es el espíritu o la idea, sino la materia. "Lo ideal no es más que lo material transpuesto y traducido en la cabeza del hombre” y esto es el materialismo dialéctico.

La dialéctica marxista supone una ruptura con el idealismo hegeliano que identifica las cosas con las ideas y que considera que el desarrollo del espíritu absoluto en la historia se reduce al ámbito de la conciencia.

Sin embargo, no considera al ser humano como un ser abstracto, sino como el resultado de sus relaciones sociales. Además, el materialismo marxista va más allá de ser una teoría para convertirse en praxis, manifestada en la revolución del proletariado, ya que, toda teoría está condicionada por la práctica (distintas condiciones socio-económicas). La praxis, por tanto, es anterior a la teoría. La Tesis XI de la obra de Marx, Tesis sobre Feuerbach dice lo siguiente:

Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.

Qué es la dialéctica para Marx: dialéctica histórica

Según Marx, podía usarse el método científico con el objeto de analizar la historia y la sociedad y, de esta forma, descubrir hacia donde se dirige la historia en función de las luchas sociales. Esto significa que sería la economía y las condiciones de trabajo la que la determinan.

El materialismo histórico de Marx está influenciado por la dialéctica hegeliana, pero a diferencia del autor de la Fenomenología del Espíritu, no entiende que el motor de la historia sea el "espíritu absoluto”, sino la lucha de clases y en las relaciones de producción.

Marx y Engels en el Manifiesto comunista, hacen la siguiente afirmación:

La historia de toda sociedad hasta nuestros días no ha sido sino la historia de las luchas de clase. Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, nobles y siervos, maestros artesanos y jornaleros, en una palabra, opresores y oprimidos, en lucha constante, mantuvieron una guerra ininterrumpida, ya abierta, ya disimulada; una guerra que terminó siempre, bien por una transformación revolucionaria de la sociedad, bien por la destrucción de las dos clases antagónicas.

La historia no es más que la dialéctica entre el capitalista burgués y el pueblo obrero, estando este último sometido al primero. A lo largo de la historia han existido distintas etapas caracterizadas por unas relaciones de producción concretas, y que, necesariamente darán paso al comunismo.

Las distintas etapas de la historia serían:

  1. Comunismo primitivo
  2. Sociedad de esclavos
  3. Feudalismo
  4. Capitalismo
  5. Comunismo

La propia contradicción existente en la sociedad capitalista, terminará por empoderar al oprimido, despojando al burgués de su posición privilegiada a lo largo de la historia y culminando con la dictadura del proletariado. El comunismo pondría fin a la diferencia de clases y se dirige a la supresión del Estado.

Dialéctica marxista: resumen - Qué es la dialéctica para Marx: dialéctica histórica

Si deseas leer más artículos parecidos a Dialéctica marxista: resumen, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Filosofía.

Bibliografía
  • Marx, K y Engels, F. La Sagrada Familia o Crítica de la Crítica Crítica. Ed. Buenos Aires. 1971
  • Marx, K y Engels, F. Manifiesto del Partido Comunista. Ed. Longseller. 2011
Más lecciones de Filosofía Contemporánea
Lección 21 de 73
Dialéctica marxista: resumen
Dialéctica marxista: resumen

Pregunta al profesor sobre Dialéctica marxista: resumen

¿Qué te ha parecido el artículo?
Dialéctica marxista: resumen
1 de 2
Dialéctica marxista: resumen

Volver arriba