menu
Compartir

Maruja Mallo y el feminismo

 
Por Ana Prado Antúnez. 2 septiembre 2022
Maruja Mallo y el feminismo

Maruja Mallo es una de las grandes figuras del arte español de siglo XX. Una artista excepcional que no solo asombró al mundo por su participación en la renovación del arte nacional, ser miembro de la Generación de 27 y ser una feminista activa que tomó parte en los movimientos de emancipación de la mujer. Ella misma vivió siempre como una mujer moderna, empoderada y libre.

En esta lección de unPROFESOR.com te contamos cómo fue la vida de Maruja Mallo y el feminismo español a través de la presencia de la mujer en sus obras y el universo femenino moderno en el que no hay diferencias por cuestiones de género.

También te puede interesar: Pintores vanguardistas españoles y sus obras

¿Quién fue Maruja Mallo?

Maruja Mallo (1902-1995) es el seudónimo de Ana María Gómez, artista gallega que no solo fue una de las grandes figuras de la generación del 27, también recibió el reconocimiento de artistas como Salvador Dalí, Ortega y Gasset, Lorca, Alberti, Éluard, Warhol o Breton.

El genio de Cadaqués la definió con solo cuatro palabras: “Mitad ángel, mitad marisco”. Una definición de corte surrealista que nos habla del talento fuera de lo común de Maruja, su carácter inconformista, libre y combativo y su origen gallego.

Nacida en Viveiro, en Lugo, Maruja estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Allí conoció a Dalí, Lorca o Alberti y dio muestras de su feminismo al defender la igualdad entre hombres y mujeres y defender el amor libre. Además, Maruja también integró el grupo de las “sin sombrero”, unas jóvenes intelectuales que rompieron con lo establecido por sus ideas y por prescindir de esta prenda considerada como “decente y decorosa”.

Maruja optó por el surrealismo, pasan por una etapa colorista y otra más apagada y oscura, para recuperar la armonía inicial y volver a lo figurativo e introducir materiales y objetos en sus lienzos.

Al estallar la guerra civil, Maruja Mallo se exilió a Portugal, de ahí a Chile y Buenos Aires. Una huida del franquismo en la que Maruja perdió amistades y amores como el poeta Miguel Hernández. Volvió del exilio en 1962, volcándose en el trabajo de la cerámica y mostrándose más próxima a la escuela de Vallecas que al surrealismo.

Maruja Mallo y el feminismo - ¿Quién fue Maruja Mallo?

El feminismo y Maruja Mallo: análisis de sus obras

Maruja Mallo está considerada como una de las figuras más relevantes del proceso de cambio hacia la “nueva mujer”. Un proceso iniciado en España en el primer tercio del siglo XX por un grupo de mujeres influenciadas por las mujeres europeas y estadounidenses.

Maruja se enfrentó a la misoginia de su época, recibiendo a cambio ser silenciada por la Historiografía tradicional. En la actualidad, esta gran artista del siglo XX está siendo recuperada y puesta en el lugar que merece.

En su obra, influenciada por las vanguardias de la época y su propio carácter, la mujer adquiere un papel protagonista, mostrándonos todo un universo femenino en el que la mujer es musa.

Obras de Maruja Mallo y el feminismo

  • En sus primeras obras, Maruja opta por el monumentalismo y presenta mujeres fuertes e independientes, musculadas y desnudas, un modelo alejado del modelo de mujer impuesto por la sociedad patriarcal de los años 20. Mujer con cabra (1927), Ciclista y Mujer tenista (1927) o Dos mujeres en la playa (1928) son ejemplos de esta etapa, siendo el deporte femenino una de sus fuentes de inspiración. Esta tendencia sigue en las Verbenas, celebraciones que retrató mostrando a las distintas clases sociales en el mismo ambiente festivo.
  • En su siguiente serie, Estampas, Maruja se enmarca en la Escuela de Vallecas y cambia el color por el blanco y negro, ocres y verdes con los que critica todo lo que detesta de la sociedad y del oscurantismo religioso.
  • El geometrismo queda patente en series como La religión de trabajo. En ellas crea imágenes potentes y poderosas de mujeres con espigas en las manos, además de retratar mujeres con distintos rasgos étnicos. Unas obras realizadas durante el exilio y en estas obras ensalza la belleza femenina de las mujeres americanas.

Pero la nueva mujer más fascinante fue la propia Maruja Mallo. Un personaje ambiguo capaz de aparecer como una femme fatale o con el cabello a lo garçonne y con pantalones como uno más del grupo de artistas bohemios con los que se codea como un igual. Esa ambivalencia escandalizó al sistema patriarcal de la época.

Maruja Mallo y el feminismo - El feminismo y Maruja Mallo: análisis de sus obras

Si deseas leer más artículos parecidos a Maruja Mallo y el feminismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • DIEGO, E. de (2008). Maruja Mallo. Madrid: Fundación Mapfre
  • FERRIS, J. L. (2004). Maruja Mallo. La gran transgresora del 27. Barcelona: Temas de Hoy
  • GÁNDARA, Consuelo de la. Maruja Mallo. Ministerio de Educación, 1978
  • GARCÍA, Rosa Mª Ballesteros. Maruja Mallo (1902-1994) De las cloacas al espacio sideral. Aposta: Revista de ciencias sociales, 2004, no 13, p. 1
  • GARCÍA NIETO, J. (1961). Maruja Mallo está en Madrid. Mundo Hispánico, nº 159, pp. 12-14
  • ILLANA, G, Maruja Mallo y la nueva mujer, TFG, Universidad de Granada, 2020
  • LUCCIONI, Manuel Fernández. Maruja Mallo: artista, cronista, ¿ surrealista?/Maruja Mallo: Artist, Chronicler, Surrealist?. Madrygal: Revista de estudios gallegos, 2012, vol. 15, p. 45-56.
  • MALLO, Maruja, et al. Maruja Mallo. Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, 2009
  • MANGINI, S. (2007). Maruja Mallo. La Bohemia encarnada. Arenal. Revista de historia de mujeres, 14 (2), 291-305
  • MAYAYO, Patricia. Maruja Mallo: el retrato fotográfico y la" invención de sí" en la vanguardia española. Modos: revista de história da arte, 2017, vol. 1, no 1, p. 70-89.
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 185 de 201
Maruja Mallo y el feminismo
Maruja Mallo y el feminismo

Pregunta al profesor sobre Maruja Mallo y el feminismo

¿Qué te ha parecido el artículo?
Maruja Mallo y el feminismo
1 de 3
Maruja Mallo y el feminismo

Volver arriba