menu
Compartir

Contexto histórico del Romanticismo

 
Por Rut Blasco. 25 octubre 2021
Contexto histórico del Romanticismo

El Romanticismo es un movimiento artístico, literario y cultural que nació a finales del siglo XVIII y que duró hasta comienzos del siglo XIX. Fue originado entre Inglaterra y Alemania, pero en poco tiempo se extendió hasta Europa e incluso América.

Este movimiento está basado en la libertad del autor de romper las reglas estrictas que había existido hasta el momento y ser capaz de ver el mundo desde un punto subjetivo. En esta lección de unPROFESOR queremos descubrirte el contexto histórico del Romanticismo para que puedas comprender por qué surgió este movimiento que cambió el arte por completo.

Romanticismo: contexto histórico

Los años en los que el Romanticismo estaba en su clímax fueron entre el 1820 y el 1850, aunque se inició varios años antes en Alemania con la corriente literaria de Sturm and Drang y la escuela filosófica de Jena. El pensamiento del Romanticismo surgió en contraposición a la antigua Edad Moderna que buscaba el orden y la rigurosidad de todas las cosas. El romanticismo en cambio enseña que el artista puede construir su arte basándose en la subjetividad de sus emociones.

La sociedad en el siglo XIX estaba en constante cambio y eso es lo que le dio al romanticismo la fuerza necesaria para convertirse en una de los movimientos más importantes que conocemos hasta hoy. Este era el contexto histórico donde nació el romanticismo:

  • Revolución Francesa: Europa estaba en crisis con respecto al anterior régimen debido a la revolución que había ocurrido en Francia. Además Napoleón había fracasado en sus proyectos y el pueblo estaba con un cambio constante de monarcas que le otorgaban una estabilidad social muy preocupante.
  • La restauración: El exilio de Santa Elena, hizo que subiera al trono Luis XVIII que intentó borrar desde un principio todas las ideas que había sembrado la revolución francesa.
  • Manifestaciones obreras: En esta época se producen las primeras manifestaciones obreras a cargo de los empleados para luchar por sus condiciones de trabajo.
  • Industrialización: Comenzaron las primeras industrias y con ello, toda la sociedad que vivía fuera de las ciudades, comenzó a movilizarse para encontrar su sitio en las grandes urbes.
  • Burguesía: Como las ciudades crecieron tanto a causa de la industrialización, se hizo más evidente la diferencia entre los ricos y los pobres, por lo tanto se crearon las primeras clases burguesas como clase social en ascenso.
  • Independencia: Comenzaron a haber luchas independentistas en ciertos territorios que eran gobernados por potencias extranjeras como los países hispanoamericanos, Italia y Grecia.

El Romanticismo se encontró por lo tanto con una época de constantes cambios en los que la sociedad comenzó a cambiar su mentalidad y a replantearse cómo habían vivido hasta ese entonces

Contexto social del Romanticismo

El Romanticismo llega en un momento en el que la historia estaba cambiando por completo. No había nada estable y todas las bases sobre las que habían vivido hasta ese momento estaban mutando.

En este ambiente chocaban tres ideas principales:

  • La primera era la ideología absolutista que estaba destinada al fracaso social, pero que se resistía a desaparecer,
  • La segunda la Ilustración que apoyaba sus ideas en la Revolución Francesa
  • Y finalmente el Romanticismo que se encontraba en contra de las dos anteriores.

Es común hablar del Romanticismo solamente en su aspecto artístico, pero no podemos olvidar que esta corriente que tuvo tanto peso fue consecuencia de una sociedad desestructurada y perdida que buscaba respuestas y nuevas formas de vivir.

En ese momento la subjetividad dominaba el ambiente, lo que había sido hasta ahora ya no lo era más, incluso en cosas tan evidentes como las fronteras de los países. Se hizo alguna reestructuración de los territorios de los países europeos que llevaron a la sociedad al individualismo, a pensar en ellos mismos y en su territorio. Dentro de este individualismo surge una idea paradójicamente opuesta: la idea del espíritu del pueblo.

Esta idea de la unión del pueblo surge por dos causas principales: la primera es la lucha de los trabajadores por unas mejores condiciones y la segunda es la lucha contra la burguesía que se había instalado en las ciudades; hemos mencionado como surgieron ambas anteriormente. Por lo tanto la sociedad se encontraba en un momento de unión y lucha en contra del enemigo común, pero siempre sin perder el individualismo que hemos mencionado antes.

Además, como todas las bases hasta ahora existentes estaban siendo removidas, los miembros de la sociedad dejaron de actuar como marionetas y comenzaron a pararse a pensar en lo que creían y en lo que querían. Comenzaron incluso a plantearse sus sentimientos como el motor de sus vidas. De allí viene la vertiente más trágica del romanticismo.

Dejaron de pensar en la muerte como un hecho puramente cristiano y comenzaron a ponerle sentimientos y emociones a todas las cosas que les sucedían durante la vida. Allí nació este subjetivismo tan característico del romanticismo en el que se permitían discrepar los unos con los otros sin que hubiera una verdad absoluta. La muerte se convierte por lo tanto en la peor tragedia de la vida.

Contexto histórico del Romanticismo - Contexto social del Romanticismo
Imagen: Slideplayer

Características del Romanticismo

El Romanticismo fue un cambio general de la sociedad y se puede ver muy claro en ciertas disciplinas artísticas que tomaron este movimiento como su manera de hacer arte. Podemos encontrar arte romántico en la pintura, en la literatura, en la escultura, en la arquitectura, la música etc.

Ahora que ya conoces el contexto histórico y social de cómo surgió el Romanticismo queremos explicarte las características principales de este gran movimiento, donde verás plasmados todos los cambios que estaban sucediendo en la sociedad de una manera mucho más práctica.

Estas son las características del Romanticismo más destacadas:

  • Imaginación: Venían de un contexto en el que solamente podían crear conceptos artísticos tangibles. Es decir, si hablamos de pintura, solamente estaba permitido pintar retratos, bocetos de frutas o historias bíblicas. Cuando los artistas entienden que pueden utilizar su imaginación es cuando surgen obras tan emotivas como la de El caminante sobre el mar de niebla.
  • Individualismo: El individuo se reconoce como un "yo" y tiene una identidad única e individual que difiere en muchas cosas con los demás individuos con los que se relaciona. Se hace alago de las características propias de cada persona y se busca la satisfacción personal. Podemos verlo muy claro en la música, ya que fue el inicio de la improvisación. Mientras antes todo el grupo debía tocar una pieza harmónica, ahora los músicos comienzan a destacar de manera individual por encima de la orquesta.
  • Romper las normas: La última corriente artística había sido el neoclasicismo que destacaba por tener unas normas muy rígidas a la hora de ejecutar el arte. El romanticismo en cambio pone el arte al servicio del artista y permite que se puedan romper todas las reglas previamente estipuladas.
  • Visiones: Los artistas comienzan a experimentar con figuras y sensaciones abstractas que han percibido en sueños o imaginaciones y comienzan a darle una relevancia como seres reales.
  • Incomprensión: Los artistas que eran considerados como genios siempre tenían una vida bastante atormentada y se basaban en el concepto de que, por su genialidad nadie les comprendía. Vivían en un estado constante de tenebrosidad interna. Goya fue un artista que vivió a caballo entre el neoclasicismo y el romanticismo y sus obras muestran muy bien esta transición a lo largo de los años. Además, es el artista por excelencia que representaba esta corriente en su época más negra. Un buen ejemplo de artista incomprendido y atormentado es su obra El sueño de la razón produce monstruos.
  • Subjetividad: El neoclásico les había enseñado a seguir unas estructuras completamente objetivas. Sabían perfectamente qué era la belleza, qué era la felicidad, qué era el amor, etc. Los artistas del romanticismo comienzan a experimentar con estas sensaciones y no dan por hecho nada de lo anteriormente aprendido. Intentar plasmar sus sentimientos sobre su arte y a ver los grandes hechos de la humanidad desde otro punto de vista.
  • La belleza: La belleza en el arte neoclásico tenía unos cánones perfectamente establecidos y se basaba en medidas exactas y en formas concretas. En el romanticismo la propuesta de belleza es algo totalmente diferente. Para ellos la belleza era algo que les superaba por su grandeza absoluta. Esta grandeza absoluta no era solamente debida al placer, sino también al miedo de no poder corresponder correctamente.
  • Sentimiento nacionalista: En una época de constante cambio era necesario para el individuo poder saber cuál era su origen, dónde estaban sus raíces y de allí surgió este sentimiento nacionalista. Comenzó a crearse entonces el arte regional, un tipo de arte que no era compartido entre naciones, sino que buscaba sus propias características para comenzar a crear una cultura artística de cada región. Un ejemplo claro de este sentimiento es la obra de La libertad guiando al pueblo de Eugene Delacroix.
  • La naturaleza: Anteriormente se hacían pinturas paisajísticas plasmando lo que el autor veía en el lienzo. Con el romanticismo los autores comienzan a concebir la naturaleza como un medio para expresar sus emociones. Por lo tanto, los paisajes no son lugares reales, sino paralelismos imaginarios de cómo el autor se sentía por dentro. Se preferían entonces paisajes más misteriosos, oscuros y salvajes.
  • Volver al inicio: Los artistas románticos sienten que con la industrialización el hombre se ha separado por completo de su origen natural y que ha perdido esta conexión con la tierra. Hacen referencias entonces a que los tiempos pasados que eran mejores.

La literatura romántica, por tanto, alberga todas estas características en sus obras escritas en la época del romanticismo. Una época de cambio social donde los artistas se permitían escribir, guiados por su imaginación, escenas que no existían y plasmar sus sentimientos con cada una de sus palabras encima del papel.

Este es el contexto histórico y social del romanticismo y sus características principales. Si estás interesado en seguir aprendiendo de este tema o de otros parecidos te recomendamos que puedas echar un vistazo al apartado de historia de la literatura.

Contexto histórico del Romanticismo - Características del Romanticismo

Si deseas leer más artículos parecidos a Contexto histórico del Romanticismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia de la Literatura.

Bibliografía
  • Catalán Romero, N. (2016). El tratamiento del personaje histórico en la literatura del Romanticismo: reyes, impostores y revolucionarios.
  • Treviño, F. M. (2016). Romanticismo, mesianismo, utopía. Estudios sobre las culturas contemporáneas, (43), 173-175.
Más lecciones de Romanticismo

Pregunta al profesor sobre Contexto histórico del Romanticismo

¿Qué te ha parecido el artículo?
Contexto histórico del Romanticismo
Imagen: Slideplayer
1 de 3
Contexto histórico del Romanticismo

Volver arriba