Compartir

Tipos de personajes

 
Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica - UNED. 4 noviembre 2020
Tipos de personajes

Cuando nos encontramos ante una narración, uno de los elementos claves son los personajes, es decir, los encargados de recibir la acción que nos cuenta el texto. Este personaje puede ser de múltiples maneras y cumplir distintas funciones a lo largo del texto, por eso, existen diferentes tipos de personajes que desempeñan papeles muy diversos en la trama.

En esta lección de unPROFESOR queremos hacer un repaso por los diferentes tipos de personajes narrativos que existen: protagonistas, antagonistas, personajes redondos, planos, arquetipos... Si quieres ahondar más en la lección, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Tipos de narradores y sus características

Personajes de una narración: definición

Antes de entrar a conocer los distintos tipos de personajes narrativos que existen, es importante que atendamos a su definición. Cuando hablamos de un personaje estamos haciendo referencia a un elemento de la narración que aparece SIEMPRE en cualquier texto de este estilo.

El personaje puede ser real o ficticio y su papel es primordial en el devenir de la trama. Participa en la acción e influye, en mayor o menor medida, en el desarrollo de la historia. No hace falta que el personaje sea un ser humano: un animal, un ser fantástico o un objeto pueden convertirse en personajes de una narración.

Dependiendo de la función que tenga el personaje en la trama, nos encontramos con que es de una tipología u otra. En los siguientes apartados vamos a descubrirte los tipos de personajes más comunes en los textos narrativos.

Tipos de personajes - Personajes de una narración: definición

Personaje principal o protagonista

Entramos ya a conocer los tipos de personajes más destacados que existen en la narrativa. El protagonista es el personaje principal, es decir, el personaje sobre el que se centra la trama y que recibe la gran carga de las acciones que se explican en el texto.

El protagonista es el que se encuentra en todo el relato, el personaje que moviliza toda la historia. Tiene una meta y deberá ir de una situación a otra situación, por tanto, tiene un arco evolutivo que hará que no sea el mismo personaje quien comience que quien acabe la historia.

Es importante remarcar que puede darse el caso de que existen dos protagonistas, dos personajes que son esenciales en la trama y que influyen en todo momento en su devenir. En este caso, hablamos de co-protagonistas.

OJO: no confundamos al protagonista con el héroe o con el bueno, porque no siempre es así. Puede ser que nuestro personaje principal sea un antihéroe.

Personaje antagonista

Junto al protagonista, la gran mayoría de las veces nos encontramos con un personaje antagonista. Se trata de un tipo de personaje cuya función es oponerse al objetivo que tiene el personaje principal. Con este elemento, se consigue crear una mayor tensión y que el conflicto sea más interesante.

El antagonista no tiene por qué ser el malo de la película: puede ser una persona buena que tiene un interés o un objetivo que entra en conflicto con el protagonista. Además, puede darse el caso de que el antagonista no sea nadie en concreto, sino que sea algo abstracto como la sociedad, las leyes, etcétera.

Tipos de personajes - Personaje principal o protagonista

Tipos de personajes: los secundarios y terciarios

Seguimos conociendo los diferentes tipos de personajes en la narración para hablarte, ahora, de los personajes secundarios que, aunque su nombre pueda llevarnos a confusión, son MUY importantes en una novela. Su presencia en el texto es menor que la del protagonista, pero sirven para ayudar tanto al personaje principal como al antagonista a lo largo de la trama.

El secundario puede ejercer diferentes funciones en el texto: puede ser una herramienta que nos ayude a conocer de forma más profunda al protagonista, así como ayudarle a resolver la trama o a encontrar el camino. Son los que complementan al principal y los que nos ayudan a conocer de forma más global al protagonista.

Personajes terciarios

Los terciarios también son otros personajes de la novela que suelen aparecer. A diferencia de los anteriores, los terciarios aparecen de forma menor y su importancia es, también, menor. Pero también cumplen un papel crucial en el devenir de la historia y, de hecho, son imprescindibles para poder terminar de cerrar la trama o de perfilar mejor al protagonista.

Todos los personajes de una novela tienen que cumplir una función, ninguno aparece porque sí. Todos, aunque sean muy poco destacados, ejercen una función clara e importante para la historia. En el caso de que estés escribiendo un libro y veas que hay un personaje sin importancia, elimínalo o dale un sentido concreto.

Tipos de personajes según su función en la narración

Hemos conocido a los tipos de personajes dependiendo de su rol dentro de la novela; sin embargo, también existen otras categorizaciones que nos ayudan a detectar a los distintos personajes que suele haber en una historia. A continuación, vamos a analizar los personajes que existen dependiendo de la función que tienen en la novela. Son los siguientes.

Personajes redondos y personajes llanos

  • Redondos. Son los personajes más complejos que tienen un conflicto interior y que, a lo largo de la trama, presentará una evolución. Por supuesto, el protagonista tiene que ser redondo, así como el antagonista.
  • Llanos. En cambio, los llanos o personajes planos son los que no tienen un perfil psicológico tan bien definido y que no tienen un conflicto interior. Son los acompañantes o los que apoyan al prota, pero su definición es más sencilla y tiene pocas características. No suelen presentar evolución, por tanto, empiezan y acaban de una forma muy similar.

Personajes dinámicos y estáticos

  • Dinámicos. Son los personajes que experimentan una transformación durante el texto. Nunca están quietos, siempre están en algún proceso de cambio y van avanzando a medida que avanza la trama. A medida que vamos leyendo, iremos descubriéndolo y comprendiendo más su psique.
  • Estáticos. Estos personajes se presentan por el narrador y podemos conocerlos gracias a la información que se nos ofrece en el texto, por tanto, no se van conociendo a medida que evoluciona la trama, porque no suelen experimentar cambio alguno en la narración.

Arquetipos y estereotipos

  • Personaje arquetípico. Es un personaje que reúne características y elementos que podemos definir fácilmente con un modelo de referencia. Son personajes que se basan en modelos de conductas, como por ejemplo sería Ulises en La Odisea, un personaje que ahora es un arquetipo del héroe.
  • Estereotipo. En cambio, un estereotipo es un tipo de personaje que encarna a un tipo de persona reconocible en la sociedad. Se le caracteriza por una cualidad concreta como, por ejemplo, el novio celoso, el rico ávaro, el borracho, etcétera.
Tipos de personajes - Tipos de personajes según su función en la narración

Personajes históricos, un personaje propio de la literatura histórica

Vamos a hacer un aparte con un tipo de personaje narrativo que es propio de un subgénero literario: la literatura histórica. Hablamos de los personajes históricos, un tipo que suele aparecer en este subgénero, pero que también puede aparecer en fantasía, poesía, etcétera.

Estos personajes se caracterizan por mezclar realidad y ficción. Son personajes inspirados en personas reales de nuestra historia que se sitúan en un entorno novelístico y, por tanto, de ficción. Aunque su imagen se inspire en alguien real, no dejan de ser personajes porque aparecen en una narración que tiene elementos no históricos.

Existen muchísimos personajes históricos que han formado parte de múltiples obras literarias: Cleopatra, Napoleón, Hernán Cortés, Cristóbal Colón, Julio César, Juana de Arco y un larguísimo etcétera.

Características de los personajes de la narración

Terminamos este repaso a los diferentes tipos de personajes para hablar, ahora, de las características generales que tienen estos elementos narrativos imprescindibles en cualquier texto literario. Aquí tienes un resumen:

  • Función en la trama. Como ya hemos comentado, todos y cada uno de los personajes que aparecen en una novela o narración están ahí por algún motivo. Cumplen una función que el autor/a les ha dado y, por eso, su presencia es imprescindible. La novela no funcionaría bien sin ese personaje.
  • Antecedentes. Puede ser que se expliquen en la novela o que no se expliquen, pero todos los personajes tienen una historia, tienen sus antecedentes y, eso, les define y les hace que actúen tal y como lo hacen. El autor/a tiene que conocer de dónde vienen sus personajes para que su manera de actuar sea coherente.
  • Perfil psicológico. El protagonista y el antagonista son los personajes que mejor definido tienen su perfil psicológico, sin embargo, todos los personajes que aparezcan en la trama tienen que tener elementos que lo definan. Los secundarios y terciarios tendrán menos características, pero igualmente tienen que estar definidos para que sean verosímiles.
  • Voz propia. También es importante que, sobre todo a los personajes principales, les des una voz propia. Esto es, que se expresen con vocabulario concreto que nos ayude a entender mejor su profundidad psicológica. Una persona de veinte años no habla igual que una de cuarenta, ¿verdad? Pues los personajes tampoco pueden hablar igual.
  • Rasgos físicos. Y, por último, otra de las características que a menudo quedan en un segundo plano es darle una descripción física a tus personajes. Si no se quiere ser muy explícito no hace falta dar muchos detalles, pero sí que haya ciertos elementos que ayuden al lector/a a imaginarse mejor al personaje.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de personajes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Bibliografía
  • Alonso, F. S. (1998). Teoría del personaje narrativo (Aplicación a El amor en los tiempos del cólera). Didáctica. Lengua y literatura, 10, 79.
  • Rojas, M. (1980). Tipología del discurso del personaje en el texto narrativo. Dispositio, 5(15/16), 19-55.
  • García Jiménez, J. (1994). La imagen narrativa. Paraninfo. Madrid.
Más lecciones de El texto literario

Pregunta al profesor sobre Tipos de personajes

¿Qué te ha parecido el artículo?
Tipos de personajes
1 de 4
Tipos de personajes

Volver arriba