Compartir

Personaje antagonista: definición y ejemplos

 
Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica - UNED. 29 septiembre 2020
Personaje antagonista: definición y ejemplos

Dentro de un texto narrativo y de ficción, existen diferentes tipologías de personajes que nos ayudan a urdir la trama y a hacer que el argumento sea más interesante y profundo. El personaje principal es el protagonista, pero hay otro personaje que es imprescindible en cualquier texto literario: el personaje antagonista. En esta lección de unPROFESOR vamos a descubrirte la definición del personaje antagonista y ejemplos para que puedas aprender a detectar este tipo que siempre aparece en los cuentos, novelas y narraciones de ficción.

También te puede interesar: Calambur: ejemplos y definición

Qué es un personaje antagonista: definición fácil

Empezamos con la definición de personaje antagonista para que sepas exactamente ante qué tipo de personaje del cuento o novela nos encontramos. El antagonista es la fuerza contraria que hay en la trama, el opositor al deseo del protagonista, el personaje principal. En este sentido, el antagonista es el personaje que se encargará de ponerle los baches al protagonista y de impedir que consiga satisfacer sus deseos o sus metas.

Por tanto, el personaje antagonista es el contrario al protagonista, el personaje que le crea conflicto al personaje principal y que, por tanto, permite que haya acción y ritmo en la trama. Si un personaje no se encuentra con diferentes problemas a la hora de conseguir sus deseos, no hay historia, no hay argumento. La trama se genera a base de los conflictos que tiene el personaje y, por tanto, el antagonista es una pieza clave para que se pueda construir correctamente un texto narrativo.

De hecho, la propia etimología de la palabra ya nos indica su significado: antagonista viene del griego, antagonismós, palabra que cuenta con el sufijo "anti-", es decir, contrario y "agón" que es "luchador o jugador". Por tanto, la misma palabra ya nos indica que este personaje será el que vaya en contra del "luchador", es decir, del personaje principal de la trama.

Es importante que tengas en cuenta que un personaje antagonista no tiene por qué ser siempre una persona. Es decir, el antagonista puede ser muchísimas circunstancias que afecten al protagonista: la sociedad, un grupo de personas, un objeto material, un momento histórico, etcétera. Por tanto, no confundamos el antagonista con el "malo de la película", porque es cualquier fuerza, ya sea material o inmaterial, que se opone al protagonista y que le impide realizar sus deseos tal y como él quiere.

Diferencia entre antagonista y protagonista

Para terminar de comprender mejor la definición de personaje antagonista, vamos a indicar las principales diferencias que hay respecto al protagonista, su contrario.

  • El protagonista es el personaje principal de la trama y que tiene en mente la persecución de un objetivo.
  • El antagonista también es un personaje muy importante para la trama, pero es el encargado de impedir que el protagonista logre su objetivo. Las motivaciones del antagonista pueden ser muchísimas y muy variadas, pero el objetivo es el mismo: no permite que el protagonista se salga con la suya.
Personaje antagonista: definición y ejemplos - Qué es un personaje antagonista: definición fácil
Imagen: Slideshare

Características del personaje antagonista

Ahora que ya conocemos mejor en qué consiste este elemento de la narración, vamos a descubrir de forma más detallada cuáles son las principales características de un personaje antagonista. Hemos hecho un resumen para que puedas aprender a detectarlo fácilmente en un cuento o novela:

  • Cualquiera puede ser antagonista, incluso el propio protagonista. Recordemos que la definición de antagonista hace referencia a la energía que impide que el personaje principal pueda cumplir su objetivo. Pues bien, puede ser que el propio protagonista, por falta de seguridad o de autoestima, sea su máximo enemigo. También puede ser que el antagonista sea un personaje concreto o que sea algo más amplio: un contexto histórico, un grupo de personas, convenciones sociales, etc.
  • Es imprescindible. Otra de las características del personaje antagonista es que su aparición en la trama no es opcional. Sin antagonista, no hay historia, porque no habría trama ninguna. Pongamos el caso del cuento de La Caperucita Roja: sin el lobo feroz, ¿qué hubiera ocurrido? Nada. La niña habría podido llegar a casa de su abuelita y punto. No hay historia, solo descripción de un acontecimiento. Es imprescindible la figura del antagonista, en este caso el lobo, para que haya argumento.
  • No siempre es el malo de la historia. Tendemos a confundir el personaje antagonista con el malvado. Aunque muchas veces esta relación de paralelismo es la real, lo cierto es que existen muchos otros ejemplos que no lo son así. Por ejemplo, en una historia en el que una madre no quiere que su hija salga con un chico, la madre sería la antagonista de la historia, pero no es malvada, puesto que su decisión la toma por amor.
  • La misión es poner obstáculos al protagonista. Esta es la misión principal de cualquier personaje antagonista que aparezca en la literatura. Pero estos obstáculos no son porque sí, porque es malvado y punto. Siempre hay una motivación detrás, una intención. Normalmente, los intereses del protagonista son contrarios a los del antagonista y, por eso, hay una lucha entres las dos fuerzas que se desarrolla a lo largo de la trama.

Ejemplos de un personaje antagonista

Terminamos esta lección indicándote algunos buenos ejemplos de personajes antagonistas para que, así, puedas acabar de comprender lo que te hemos explicado con ejemplos gráficos y de tradición popular.

  • Personaje antagonista de la Cenicienta: la madrastra. Este personaje no quiere que Cenicienta salga de palacio porque quiere que sean sus hijas las más destacadas de la casa. Por eso, le pondrá muchísimos obstáculos para que siga permaneciendo en la sombra.
  • Personaje antagonista de Romeo y Julieta: las familias. El caso de esta obra de Shakespeare es muy interesante porque el personaje antagonista no es nadie en concreto, sino que es un grupo social, la familia Montesco y la Capulleto.
  • Personaje antagonista de Caperucita Roja: el lobo feroz. En este cuento popular también nos encontramos con un claro antagonista personificado por el lobo feroz. Se encargará de impedir que la niña pueda darle la comida a la abuelita.
  • Personaje antagonista de Harry Potter: Voldemort. En el caso de Harry Potter, tenemos claro que el antagonista es Voldemort, ya que es el personaje que intentará acabar con el bien, representado por Potter y toda la escuela de Hogwarts.
Personaje antagonista: definición y ejemplos - Ejemplos de un personaje antagonista

Si deseas leer más artículos parecidos a Personaje antagonista: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Más lecciones de El texto literario

Pregunta al profesor sobre Personaje antagonista: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Personaje antagonista: definición y ejemplos
Imagen: Slideshare
1 de 3
Personaje antagonista: definición y ejemplos

Volver arriba