menu
Compartir

El despotismo ilustrado: características

 
Por Rocío Rivas Martínez. 13 octubre 2021
El despotismo ilustrado: características

Vamos a viajar a la Europa del S. XVIII para adentrarnos en el despotismo ilustrado y analizar sus características más importantes. El despotismo ilustrado fue un sistema de gobierno que se dio en algunas monarquías europeas (Francia, España, Rusia, Austria o Prusia) de la Edad Moderna y que se caracterizó porque, en dicho sistema, convergieron los principios de la monarquía absoluta, propia del antiguo régimen, y los principales preceptos de la ilustración (la razón). Si quieres saber más sobre las principales características del despotismo ilustrado, sigue leyendo esta lección. ¡En unPROFESOR te lo explicamos todo!

¿Qué es el despotismo ilustrado?

Durante la segunda mitad del S. XVIII, las monarquías europeas absolutistas comenzaron a asimilar que debían adaptarse a la nueva realidad del momento y a que era necesario cambiar algunos aspectos del sistema vigente, el absolustismo. Por ello, comenzaron a fijarse en algunas de las tesis divulgadas por la corriente intelectual predominante, la ilustración. Concretamente, prestaron atención a las ideas divulgadas por filósofos como Locke, Hobbes, Voltaire, Montesquieu o Rousseau. Autores que defendieron preceptos como:

  • La necesidad de la existencia de un contrato social entre gobernantes y gobernados.
  • El poder real no era de origen divino.
  • La secularización de la sociedad.
  • Una mayor educación de la población como clave para el progreso.
  • La confianza ciega en la razón humana.

Finalmente, absolutismo e ilustración se unieron y nació lo que se conoce como el despotismo ilustrado o absolutismo ilustrado. El cual, cogió algunas de las tesis marcadas por los intelectuales ilustrados y las llevó a la práctica, como por ejemplo:

  • La idea de que la razón era la base del desarrollo.
  • El fomento de empresas filantrópicas para el pueblo.
  • El auge del sistema educativo.
  • Una política más tolerante.

En definitiva, todo quedó resumido bajo el famoso lema: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo” = El monarca absoluto da al pueblo lo que necesita, pero sin pedir opinión.

El despotismo ilustrado: características - ¿Qué es el despotismo ilustrado?

Características del despotismo ilustrado

Entramos ya de lleno en conocer las características del despotismo ilustrado más destacadas. Son las siguientes.

1. El rey absolutista y filósofo

A través del despotismo ilustrado, los monarcas llevaron a cabo toda una serie de medidas encaminadas a fortalecer su poder y autoridad (dictaba y suprimía leyes, nombraba colaborados y administraba todo). Para ello, se inspiraron en la idea de que el monarca era el que mejor conocía las necesidades e intereses de sus súbditos.

Ahora bien, siguiendo las premisas marcadas por la ilustración, se estableció que su poder y derecho a gobernar no era de origen divino, sino resultado de un contrato social, según el cual, todos los ciudadanos son iguales y el monarca tiene la obligación de favorecer a todos por igual y desde la tolerancia (respeto a todas la ideas, supresión de torturas o de pena de muerte).

Por otro lado, este modelo de monarca también era el de un monarca filósofo, es decir, que era un dirigente que se rodeaba de consejeros ilustrados /filósofos para llevar a cabo su gobierno y que se erige como garante de la cultura, de la educación y de la filosofía, siendo el mismo rey un intelectual. De hecho, reinas como Cristina de Suecia y Catalina II de Rusia fueron grandes intelectuales y mantuvieron una estrecha amistad con filósofos como Descartes y Voltaire.

2. Secularización y tolerancia religiosa

Desde la ilustración se abogó por la idea de la tolerancia e indiferencia religiosa, así como, el rechazo de la revelación divina y la crítica a las supersticiones. Así, partiendo de todas estas premisas, con el despotismo ilustrado se estableció una separación de poder entre Iglesia y Estado, se comenzaron a desarrollar medidas encamadas a quitar poder a la Iglesia y a fomentar la tolerancia/aceptación de otras religiones.

Asimismo, las grandes religiones dogmáticas comenzaron a perder poder frente al deísmo. Una corriente filosófica que se aleja del dogma, que cree en una deidad suprema indefinida, desarrollada a través de la razón y la experiencia, creadora de las leyes de la naturaleza.

3. El racionalismo

El racionalismo es otra de las principales características del despotismo ilustrado. Se da una confianza y fe ciega en la razón ilimitada del ser humano, la cual, se erige como la única vía para alcanzar la verdad. El ser humano es ante todo un ser racional y, por ende, debe razonar todo para descubrir la verdad, adquirir conocimiento y progresar. Progreso que, a su vez, se da a través del desarrollo de las ciencias, la investigación y el método cartesiano.

4. El universalismo

A través del universalismo, se establece que hay una ley natural válida y aplicable para todos los individuos por igual: todos los seres humanos son libres y tienen derecho a perseguir su felicidad y ningún individuo ha recibido el derecho natural de mandar sobre el resto (de ahí la idea del contrato social). Igualmente, bajo la idea del universalismo, el antropocentrismo (el hombre es el centro de todas las cosas) se estableció como doctrina predominante frente al teocentrismo.

"La libertad es un regalo de cielo, y cada individuo de la misma especie tiene derecho a disfrutarla del mismo modo que disfruta de la razón". Diderot

5. La fisiocracia

Es una doctrina económica que se impuso en el S. XVIII, según la cual: las leyes humanas debían estar en total consonancia con las leyes naturales, el individuo tenía la libertad natural de elegir en que quería trabajar, había que controlar el poder de los gremios y fomentar la ley natural del mercado= la riqueza viene de la tierra.

6. El despotismo ilustrado no fue una revolución

A pesar de que el despotismo ilustrado supuso un cambio en la forma de ver la realidad, no fue una revolución que alterase radicalmente el orden sociopolítico. Más bien, permitió llevar a cabo la aplicación de nuevas ideas, un reformismo político y un cambio tranquilo, progresivo y contralado desde la cúspide de la pirámide social.

Así, lo que tiene lugar es que una corriente filosófica como la ilustración consiguió transformar algunos aspectos sociales, económicos y culturales. Todo ello, a través de la asimilación de muchos de sus principios por parte de algunos monarcas.

El despotismo ilustrado: características - Características del despotismo ilustrado

Principales monarcas despóticos

Ahora que ya conocemos las características del despotismo ilustrado vamos a mencionar a las figuras de varios monarcas europeos, entre los que destacaron:

  1. La Prusia de Federico II (1712-1786): Fundó numerosas escuelas para fomentar la educación, reformó el sistema judicial, modernizó la administración, estableció la filosofía religiosa y promocionó la cultura.
  2. La España de Carlos III (1716-1788): Aplicó reformas económicas en las colonias americanas, reformó la educación (expulsión de los jesuitas), limitó el poder de la mesta, liberalizó el precio del cereal, aplicó un mayor control sobre la Iglesia y llevó a cabo el repoblamiento de Sierra Morena (Jaén).
  3. La Rusia zarista con Catalina II, la Grande (1762-1796): Llevó a cabo la secularización de los bienes de la Iglesia, fomentó el desarrollo industrial, la cultura, el arte y la educación en Rusia. Así, durante su reinado se fundó la Academia de la Lengua Rusa o el primer centro de enseñanza para mujeres.

`Quiero que se obedezca la ley, pero no quiero esclavos. Tengo el propósito de hacer feliz a la gente, pero sin caprichos, sin fantasía, sin tiranía que pueda destruir esa felicidad”. (Catalina, la Grande)

El despotismo ilustrado: características - Principales monarcas despóticos

Si deseas leer más artículos parecidos a El despotismo ilustrado: características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • León Sanz, V. (1989). La Europa ilustrada. Madrid, Akal.
  • Vovelle, M. (1995). El hombre de la ilustración. Madrid, Alianza.
Más lecciones de La Modernidad
Lección 28 de 56
Nuevo
El despotismo ilustrado: características
El despotismo ilustrado: características

Pregunta al profesor sobre El despotismo ilustrado: características

¿Qué te ha parecido el artículo?
El despotismo ilustrado: características
1 de 4
El despotismo ilustrado: características

Volver arriba