menu
Compartir

Idealismo platónico: características principales

 
Por Paula Rodríguez. 28 mayo 2021
Idealismo platónico: características principales

El Idealismo platónico es una corriente del pensamiento que defiende la primacía de las ideas, que existen con independencia de los objetos. Para Platón, como para el resto de los idealistas, la realidad no es más que una construcción mental y que las cosas solo existen si hay una mente que pueda pensarlos. El idealismo se opone al materialismo y al fisicalismo y afirma que no es posible conocer nada con independencia de la mente.

Según el idealismo platónico, para conocer la realidad es necesario dudar previamente de la percepción, de los sentidos, que según el filósofo griego, nos engañan. Esta corriente influyó de manera decisiva en toda la historia del pensamiento filosófico, por eso, en unProfesor vamos a descubrirte las características del idealismo platónico más importantes.

También te puede interesar: Realismo platónico: definición sencilla

Características del idealismo platónico

Para que conozcas bien esta corriente filosófica defendida por Platón, a continuación vamos a dejarte un repaso a las principales características del idealismo platónico.

  1. Para Platón las ideas constituyen una realidad supransensible y extramental.
  2. Platón hace una duplicación de la realidad: por un lado estaría el mundo sensible, el mundo de los objetos físicos y por otro, estaría el mundo inteligible, el mundo de las ideas.
  3. Las ideas son eternas, inmutables, incorruptibles, universales y necesarias, al contrario que los seres, que son limitados, finitos, contingentes, particulares y sometidos a procesos de generación y corrupción.
  4. El mundo de las ideas es estático, permanente, ahí se encuentran las esencias o formas, modelos de todo lo que hay.
  5. El mundo físico es una copia del mundo de las ideas y la realidad del primero se debe a su participación del segundo. En tanto que participa de las ideas, el mundo sensible es real.
  6. Otra de las características del idealismo platónico es que el ateniense establece una jerarquía de las ideas, siendo la idea de Bien, la más elevada de todas.
  7. Estructura del mundo de las ideas: en primer lugar están los principios, a saber, lo Uno y la díada. A continuación están las ideas más generales: Ser, Quietud, Movimiento, Identidad, Diversidad, Desigualdad, Semejanza, Desemejanza, etc. En el escalón más bajo se encuentran los números y figuras geométricas.
  8. La felicidad para Platón consiste en la contemplación de las ideas, algo a lo que todo ser humano aspira, llevado por su propia naturaleza.
  9. El ser humano es un compuesto de cuerpo y alma. El primero pertenece al mundo físico y la segunda al mundo de las ideas.
  10. Concepción tripartita del alma humana: alma racional, irascible y concupiscible. La parte más noble del alma, la racional, regresará al mundo de las ideas una vez que, tras la muerte del cuerpo, quede liberada.
  11. La teoría de las ideas de Platón pretende dar respuesta al problema de lo uno y de lo múltiple, del ser y del no ser. Una idea es una cosa, pero no es otras muchas.
  12. El alma humana conoce las ideas (a priori), porque antes de caer en un cuerpo físico, habitó el mundo de las ideas, y a él regresará tras la muerte (teoría de la reminiscencia)

¿Qué propone el idealismo de Platón

Ahora que ya conocemos las características del idealismo platónico, es importante conocer la teoría de las Ideas, ya que constituye el núcleo de la filosofía platónica. Según algunos estudios, la habría tomado de su maestro, Sócrates, si bien, otros lo niegan. La teoría de las Ideas es el eje a través del cual se articula todo su pensamiento.

Dualismo ontológico

Platón hace una duplicación de la realidad (dualismo ontológico), y así habla de la existencia de dos mundos:

  1. Mundo sensible: a este mundo pertenece el ser humano, lo particular, lo contingente, lo cambiante, lo corruptible. Es el mundo de la apariencia. Es el mundo físico, en el cual vivimos.
  2. Mundo inteligible: es el mundo de las ideas eternas y universales, necesarias y permanentes. Es el mundo de la verdad.

Dualismo antropológico

A partir de esta distinción, Platón habla de dos partes que componen al ser humano: el cuerpo y el alma (dualismo antropológico).

  1. Cuerpo: es la parte corruptible del ser humano, la cárcel del alma, es mortal, a diferencia del alma, o al menos, de la parte racional del alma, que según Platón, sobrevive a la muerte del cuerpo. Pertenece al mundo sensible.
  2. Alma: es la parte más noble del ser humano. El alma pertenece al mundo de las ideas, pero, de manera accidental, cayó a la tierra, encadenándose al cuerpo, del que solo se librará cuando este muera, regresando por fin al mundo inteligible donde habitó. Es la parte más noble del ser humano y Platón afirma que en ella hay tres partes, predominando en cada individuo una de ellas: racional, irascible y concupiscible.

Dualismo epistemológico

Esto nos lleva al dualismo epistemológico:

  1. Opinión doxa: pertenece al mundo sensible
  2. Conocimiento, ciencia, episteme: pertenece al mundo sensible.

Si deseas leer más artículos parecidos a Idealismo platónico: características principales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Filosofía.

Bibliografía

Antiseri y Reale. Historia de la Filosofía. Vol. 1. Ed. Herder. 2010

Más lecciones de Filosofía Antigua
Lección 46 de 81
Idealismo platónico: características principales
Idealismo platónico: características principales

Pregunta al profesor sobre Idealismo platónico: características principales

¿Qué te ha parecido el artículo?
Idealismo platónico: características principales
Idealismo platónico: características principales

Volver arriba