menu
Compartir

Cuáles son los tipos de huesos según su función

 
Por Rut Blasco. 19 enero 2024
Cuáles son los tipos de huesos según su función

El esqueleto humano cumple ciertas funciones para el buen funcionamiento de nuestro organismo y cada uno de los huesos es responsable de una pequeña parte. ¿Verdad que cuando tienes un hueso lesionado, tu cuerpo no puede funcionar con normalidad? Eso es porque necesitamos cada uno de los huesos y sus funciones específicas para que nuestro organismo esté en óptimas condiciones.

En esta lección de unPROFESOR, vamos a explicarte detenidamente cuáles son los tipos de huesos según su función, para que veas la importancia de cada una de las partes del esqueleto humano.

También te puede interesar: Funciones de los huesos

¿Qué es el sistema óseo?

El sistema óseo, también llamado sistema esquelético, constituye la base estructural que proporciona apoyo y protección al cuerpo humano. Se compone de una red formada por huesos y tejido conectivo que colaboran para dar forma, resistencia y movilidad al organismo.

Más allá de su función mecánica, el sistema óseo desempeña un papel crucial en la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, y sirve como depósito de minerales como el calcio y el fósforo. La interacción entre huesos, músculos y articulaciones facilita el movimiento en las actividades diarias y deportivas, y su contribución a la protección de órganos vitales es de gran importancia en la anatomía humana.

Diferentes tipos de huesos según su función

Estos son los tipos de huesos según su función que existen en el cuerpo humano.

Los huesos planos: protección de los órganos internos

Los huesos planos del cuerpo humano se encuentran en la estructura ósea de la cabeza (occipital, parietal, frontal, nasal, lagrimal y vómer), la caja torácica (esternón y costillas) y la pelvis (ilion, isquion y pubis).

Su función principal es proteger los órganos internos como el encéfalo, el corazón y los órganos pelvianos. La forma de los huesos planos es algo aplanada, tal y como indica su nombre, y es perfecta para cumplir la función de escudo y proteger los órganos delicados de nuestro organismo. Los huesos planos también sirven como superficies grandes para que se puedan unir los músculos fácilmente.

Los huesos largos: soporte del peso y facilidad de movimiento

Los huesos largos son aquellos que tienen una forma más larga que ancha. Estos se ubican principalmente en el esqueleto apendicular e incluyen huesos en los miembros inferiores (la tibia, el peroné, el fémur, los metatarsianos y las falanges) y huesos en los miembros superiores (el húmero, el radio, el cúbito, los metacarpianos y las falanges).

La función principal de los huesos largos es soportar el peso del cuerpo y facilitar el movimiento del esqueleto para que sea capaz de cumplir con las órdenes que le da el cerebro.

Los huesos cortos: estabilidad y movimiento

Los huesos cortos son aquellos que tienen la misma longitud de largo que de ancho, aproximadamente. Algunos ejemplos de huesos cortos son los huesos carpianos en la muñeca (escafoides, hueso semilunar, piramidal, hueso ganchoso, pisiforme, hueso grande, trapezoide y trapecio) y los tarsianos en los tobillos (calcáneo, astrágalo, navicular, cuboides, cuneiforme lateral, cuneiforme intermedio y cuneiforme medial)

Estos huesos cortos se ubican en las articulaciones de la muñeca y el tobillo con la finalidad de proporcionar estabilidad y permitir algunos movimientos.

Los huesos irregulares: protegen los órganos internos

Los huesos irregulares son de formas y estructuras diferentes, por eso no se los puede clasificar en ninguno de los tipos anteriores. Un claro ejemplo de los huesos irregulares más importantes son las vértebras, los huesos irregulares de la columna vertebral que tienen la función de proteger la médula espinal.

Estos huesos suelen tener una forma bastante compleja, ya que sirven específicamente para proteger algunos de los órganos internos más delicados.

Los huesos sesamoideos: refuerzan los tendones

Los huesos sesamoideos son aquellos que se encuentran pegados a los tendones. Estos pequeños huesos, de forma redondeada, usualmente se encuentran en los tendones de las manos, las rodillas y los pies. Un ejemplo de este tipo de huesos es la rótula, el hueso principal de la articulación de la rodilla.

La función de los huesos sesamoideos es proteger a dichos tendones del estrés, la tensión y el deterioro, para que estos puedan seguir funcionando correctamente.

Cuáles son los tipos de huesos según su función - Diferentes tipos de huesos según su función

¿De qué están hechos los huesos?

Los huesos se componen de células que crean el tejido óseo y minerales. Podemos clasificarlos en tres componentes distintos:

  • Sustancia osteoide: Este es un material orgánico que aún no ha experimentado la mineralización. Su componente principal es la proteína en forma de colágeno, junto con otros elementos extracelulares.
  • Minerales: El calcio y el fosfato se combinan para formar una capa cristalizada llamada hidroxiapatita sobre la sustancia osteoide. Esta capa proporciona una mayor protección y soporte a los huesos.
  • Células: Hay dos tipos de células con funciones opuestas. Por un lado, los osteoblastos son responsables de construir el hueso al sintetizar la sustancia osteoide. Por otro lado, los osteoclastos descomponen el tejido óseo mineralizado para reabsorber sus moléculas, permitiendo que puedan ser reutilizadas.

En unProfesor te descubrimos la estructura de los huesos.

Cuáles son los tipos de huesos según su función - ¿De qué están hechos los huesos?

¿Cómo se forman los huesos?

La formación de los huesos, conocida como osteogénesis, puede ocurrir de dos maneras principales.

  • En primer lugar, a través de la osteogénesis membranosa, donde el hueso se forma directamente a partir de un tejido conjuntivo precursor embrionario/fetal llamado mesénquima.
  • En segundo lugar, y con mayor frecuencia, mediante la creación de una matriz de cartílago hialino que eventualmente es reemplazada por hueso, conocido como osteogénesis peri-/endocondral.

Por ejemplo, los huesos del cráneo y la clavícula se forman mediante osificación membranosa, mientras que muchos huesos largos se desarrollan mediante osificación pericondral.

Esperamos haberte ayudado a aprender cuáles son los tipos de huesos según su función y cuál es su importancia dentro del organismo humano. Si quieres seguir aprendiendo más acerca de este tema o alguno parecido, no dudes en consultar nuestro apartado de biología, donde te acompañaremos en este apasionante viaje para conocer a los seres vivos.

Cuáles son los tipos de huesos según su función - ¿Cómo se forman los huesos?

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los tipos de huesos según su función, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Silva, J., Araya, C., Liberona, S., Otárola, P., & Donoso, R. (2021). Propuesta de Clasificación de Huesos Suturales. International Journal of Morphology, 39(3), 766-772.
  • Alzate-Mejía, Ó. A., Giraldo-Hoyos, N., & Alvarán-Arango, L. V. (2016). Reconteo de los huesos del esqueleto humano. Revista de la Facultad de Medicina, 64(2), 331-338.
Más lecciones de Los huesos
Lección 13 de 45
Cuáles son los tipos de huesos según su función
Cuáles son los tipos de huesos según su función

Pregunta al profesor sobre Cuáles son los tipos de huesos según su función

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cuáles son los tipos de huesos según su función
1 de 4
Cuáles son los tipos de huesos según su función

Volver arriba