menu
Compartir

Arte mesolítico: características

 
Por Ana Prado Antúnez. 21 diciembre 2023
Arte mesolítico: características

Las principales características del arte mesolítico son la introducción de figuras humanas en las pinturas, las construcciones de edificios y poblaciones, el trabajo de la cerámica... En unProfesor te lo contamos.

El arte mesolítico es el arte característico del Mesolítico, un período histórico situado entre el Paleolítico y el Neolítico, siendo un momento de indudable trascendencia ya que mantuvo una continuidad cultural con el Paleolítico, siendo necesario crear nuevos términos para definirlo de manera más descriptiva. Así, por ejemplo, se han utilizado también los términos Epipaleolítico y Subneolítico.

En esta lección de unPROFESOR.com te contamos cuáles son las características del arte mesolítico para que puedas comprender mejor el carácter innovador y único de esta época prehistórica.

También te puede interesar: Características del arte cinético

El arte en el Mesolítico

La sociedades del Mesolítico optimizaron las técnicas del trabajo de la piedra y desarrollaron una técnica de talla lítica más elaborada fabricando microlitos y piedras pulidas, además de continuar con el arte rupestre y grabados desarrollados durante el Paleolítico Superior y una cerámica asociada a las necesidades de su vida cotidiana. También fue una época en la que se datan los primeros asentamientos y el desarrollo de una arquitectura megalítica temprana y rituales funerarios en los que se aprecia cierta diferenciación social.

Queremos destacar que una de las colecciones de arte rupestre mesolítico más completas es la encontrada en el Levante español. En ellas aparecen recogidas escenas de caza y actividades agrícolas tempranas como la recolección de miel (Cuevas de la Araña en Bicorp). Las figuras humanas y de animales son pequeñas, estilizadas y esquemáticas, unas características que los expertos consideran evidencia de una transición hacia una mayor racionalidad a la hora de abordar la representación artística. Aquí te descubrimos el arte rupestre en España.

El Mesolítico comenzó aproximadamente 12.000 años a de C., justo en el momento de transición entre el Pleistoceno y el Holoceno, finalizando alrededor del año 5.000 a de C. Una época marcada por el último período glacial, volviéndose el clima cada vez más templado, un hecho que permitió que fuesen apareciendo más formas de vida vegetal y animal y, con ellos, los primeros productores y recolectores. Un primer paso hacia la futura “Revolución Neolítica” y que ha llevado a los expertos a considerar la existencia de una “Revolución mesolítica”.

Y es que, al templarse las temperaturas, el ser humano comenzó también a buscar nuevos asentamientos sin que fuese preciso migrar en los inviernos. También se incrementó la variedad y cantidad de alimento disponible tanto para los seres humano como para los animales.

Aquí te descubrimos las principales características del arte prehistórico.

¿Cuáles son las principales características del arte mesolítico?

Mesolítico es un término arqueológico empleado para describir y aglutinar a todas las culturas prehistóricas surgidas entre el Paleolítico y el Neolítico. Fue un período de transición de las culturas de cazadores recolectores del Paleolítico a los agricultores del Neolítico. Una etapa de gran relevancia y un momento de transformación y cambio que supuso toda una revolución.

Las características del arte mesolítico son:

  1. El Mesolítico fue un momento de innovación, especialmente en lo que al trabajo de la piedra se refiere. El pulido y el tallado de la piedra se hizo más elaborado llegando a crearse piezas tan pequeñas y perfeccionadas como los microlitos. Unas piedras de un apenas un centímetro que se tallaba con gran precisión para tallar unos afilados filos en sus laterales. Este tipo de talla permitió tallar puntas de flechas, cuchillos y puntas de lanza más afiladas y certeras en los cortes, algo básico para la caza y la pesca, entre otras tareas cotidianas.
  2. En esta época también se detectan los primeros vestigios de construcciones de edificios ( arquitectura megalítica temprana) y de asentamientos de poblaciones: desde chozas y fortificaciones a ciudades amuralladas dependiendo de la zona. Uno de los asentamientos más sorprendentes de esta época es el complejo monumental de Gobekli Tepé. Un complejo que cuenta con un templo en el que se han encontrado gran número de relieves con representaciones de todo de tipo de animales (toros, zorros, leones, gacelas, réptiles, berracos, etcétera), además de numerosos criptogramas. Un yacimiento de una gran riqueza cultural que nos evidencia el desarrollo y complejidad de las sociedad mesolíticas.
  3. Junto con estos asentamientos se han localizado los primeros vestigios de ajuares sepulcrales de líderes o personajes de alto nivel social. Unos enterramientos que se asocian a ceremonias y ritos de carácter religioso.
  4. La pintura rupestre surgida en el Paleolítico continua en el Mesolítico, siendo más común la introducción de figuras humanas, además de animales. Unas escenas que se pintan en el interior de las cavernas y en abrigos rocosos y nos muestran el proceso de caza de animales y rituales.
  5. Otra de las características del arte mesolítico es que se trabaja la cerámica y se hacen vasijas decoradas con trazos geométricos simples, completándose los ajuares con piedras pulidas y perforadas utilizadas como colgantes, braceletes, collares y otros accesorios.
  6. La pintura rupestre se realizaba con técnicas que dependían de las herramientas empleadas, desde plumas a cañas, utilizando también pigmentos naturales como el ocre, el siena, el manganeso, etcétera.

Para terminar de hablar de las características del arte mesolítico es importante tener en cuenta que las similitudes entre objetos encontrados en diferentes y alejados puntos de Europa sugiere la existencia de rutas o itinerarios que permitían a las diferentes culturas hacer intercambios culturales. Hay que tener presente que pese al cambio a un tipo de clima más cálido favorecía el sendentarismo al contar con más recursos alimenticios, la búsqueda de alimento obligó a estas poblaciones a desplazarse en busca de lugares más ricos en caza y/o pesca y ser cazadores migratorios utilizando asentamientos de verano y refugios en invierno.

Arte mesolítico: características - ¿Cuáles son las principales características del arte mesolítico?

Si deseas leer más artículos parecidos a Arte mesolítico: características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • ALDAY RUIZ, Alfonso. El final del Mesolítico y los inicios del Neolítico en la Península Ibérica: cronología y fases. Munibe Antropologia-Arkeologia, 2009, vol. 60, p. 157-173.
  • ALMAGRO BASCH, Martín. Los problemas del Epipaleolítico y Mesolítico en España. Empúries: revista de món clàssic i antiguitat tardana, 1944, p. 1-38.
  • FERNÁNDEZ ERASO, Javier, et al. Mesolítico y Neolítico: Pasado, presente y futuro de las investigaciones. En Medio siglo de arqueología en el Cantábrico Oriental y su Entorno: actas del Congreso Internacional. Diputación Foral de Alava, Instituto Alavés de Arqueología, 2009.
  • IRIARTE CHIAPUSSO, María José, et al. Paleobotánica del Epipaleolítico y Mesolítico vascos. 2008.
  • RODRIGO GARCÍA, María José, et al. Epipaleolítico-Mesolítico en las comarcas centrales valencianas. En El mesolítico de muescas y denticulados en la cuenca del Ebro y el litoral mediterráneo peninsular. Departamento de Cultura, 2006. p. 65-120.
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 13 de 279
Arte mesolítico: características
Arte mesolítico: características

Pregunta al profesor sobre Arte mesolítico: características

¿Qué te ha parecido el artículo?
Arte mesolítico: características
1 de 2
Arte mesolítico: características

Volver arriba