Capitalismo: definición sencilla

Capitalismo: definición sencilla

Uno de los elementos más representativos de la lucha comunista con el resto del mundo ha sido, sin duda, debido al orden mundial establecido o al sistema económico imperante en la sociedad. A continuación, en esta lección de unPROFESOR, te ofrecemos una definición sencilla del capitalismo, en la cual además hablaremos de sus orígenes, los principales sistemas que existen y las críticas que ha recibido a lo largo del tiempo.

Definición sencilla del capitalismo

El capitalismo, es un sistema social-económico cuyo principal elemento es la propiedad privada, esta a su vez deriva del capital (de donde procede su nombre), es decir, el dinero, medio por el cual se pueden obtener bienes materiales, además de poder pagar con él, el trabajo realizado por otros, o crear una red empresarial.

Una sociedad capitalista posee los siguientes puntos:

  • Organización del trabajo
  • Organización de los sistemas de producción y los recursos necesarios.
  • Retribución mediante el uso del dinero.
  • Propiedad privada.
  • División en clases sociales: alta/media/baja.

En la actualidad la gran parte del mundo se encuentra imbuida en el sistema capitalista, siendo el dólar, la moneda franca de pago, es decir, la única moneda que se puede usar a nivel mundial para la compra-venta. Los países que no tienen este sistema económico han de usarlo si quieren comerciar con el resto del mundo, como es el caso de China.

Imageb: Slideshare

Los orígenes del capitalismo

Aunque son muchos los escritos que afirman que en la Edad Media surgió el capitalismo, no será hasta el siglo XVII cuando se comiencen a dar los pasos para la creación de este.

En primer lugar, en la Edad Media, debemos de decir que se comenzó a crear el sistema mercantil, que durante la Edad Moderna originaría el sistema capitalista. Es por tanto que hablar en el medioevo de capitalismo sería caer en un profundo error, pues la sociedad no estaba tan evolucionada respecto a la economía y sus relaciones comerciales no tenían las mismas repercusiones que encontraremos a mediados de la Edad Moderna.

Sería a partir de ese momento cuando comenzaron a crearse las primeras compañías comerciales que se dedicarían a realizar un enorme entramado de redes para conectar todas las partes del mundo conocido, creando para ello los pagarés y otras formas de pagos indirectos. Ello llevaría a su vez a la creación de un sistema bancario mucho más complejo que pudiera sustentar este nuevo sistema mundial basado en el poder monetario.

En esta otra lección te descubrimos el comercio en la Edad Media para que entiendas cómo se organizaban entonces.

Los tipos de sistemas capitalistas

Para continuar con nuestra definición sencilla de capitalismo vamos ahora a hablar de los diferentes sistemas que puedes encontrar. Son los siguientes:

Mercantilismo

Surge en el siglo XVI, siendo su característica principal los intereses comerciales que pasaron a ser prioridad del Estado, siendo éste el que realizara todas las premisas necesarias para que el país obtuviera beneficios.

De esa manera darán ventajas a potencias extranjeras para que estas creen sedes dentro de sus fronteras y así poder realizar un comercio a mayor escala, un ejemplo de ello lo podremos encontrar en Sevilla, donde encontraremos barrios extranjeros creados por el comercio con las Indias.

Libre mercado

Es el siguiente paso hacia el capitalismo, siendo la principal característica la ley de la oferta y la demanda. En este momento el Estado solo vela por los intereses de la propiedad privada, dejando el comercio a las compañías mercantiles.

Economía social de mercado

Las empresas que se encuentran dentro del Estado en su gran parte son privadas, por tanto, el gobierno, solo ha de preocuparse por los derechos de los trabajadores, para evitar que los empresarios se sobrepasen. Este es el sistema que encontramos en los países occidentales europeos.

Imagen: Cuadro comparativo

Las críticas recibidas por el capitalismo

Dentro de cualquier sistema social, encontraremos una serie de críticas que en algunos momentos son constructivas, es decir, sirven para mejorar algunas partes del sistema que puedan fallar. Mientras que otras son destructivas, es decir, solo buscan acabar con el modelo, sin presentar una alternativa fuerte a esta.

Uno de los elementos más criticados a esta corriente, podemos decir sin lugar a dudas, es la gran diferencia que hay entre los sectores más ricos de la sociedad y los más pobres, los cuales, con el paso del tiempo, han ido incrementándose, llegando a unas cotas demasiado elevadas. De esa manera las dos corrientes que han luchado y que siguen luchando contra este sistema son:

Marxismo

Fiel defensor de los intereses de los obreros, ven inadmisible que se use la mano de obra barata para la creación de grandes masas económicas, las cuales repercuten solamente a un sector de la población, mientras que el grueso de esta, ha de contentarse con un salario, que, en ocasiones es mísero, además de trabajar en condiciones de trabajo deleznables. El pensamiento marxista, fue ideado entre los años 1848-1867, periodo de la industrialización de la sociedad, en los cuales la clase obrera se encontraba muy sobre-explotada.

Ecologismo

El uso de los recursos naturales por parte de las empresas para la realización de sus productos, y los constantes vertidos realizados a la naturaleza, están acabando con la biodiversidad que hay en nuestro ecosistema. Este tipo de grupos, busca la creación de un desarrollo sostenible que evite el deterioro tan rápido de la Naturaleza.

En esta otra lección te ofrecemos la biografía resumida de Karl Marx.

Si deseas leer más artículos parecidos a Capitalismo: definición sencilla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.