menu
Compartir

Estructura del texto dramático

Por Elia Tabuenca, Filóloga hispánica - UNED. 16 marzo 2021
Estructura del texto dramático

Cada tipo de texto literario cuenta con particularidades que lo hacen ser único y fácil de reconocer. Y es que no es lo mismo estar ante un texto narrativo, uno lírico o uno dramático; aunque tienen semejanzas, también tienen diferencias muy destacadas que merece conocer. En esta lección de unPROFESOR vamos a descubrir cuál es la estructura del texto dramático para que, así, puedas entender cómo se organiza este tipo de texto literario y los elementos más destacados que lo conforman. ¡Comenzamos!

También te puede interesar: Estructura del género lírico

¿Qué es un texto dramático y sus características?

El género dramático es aquel que cuenta con un tipo de texto literario que se caracteriza por el empleo de diálogos, por la importancia de la acción, por la participación de varios personajes y por su estructura. Porque la estructura del texto dramático es totalmente diferente que la que tiene la lírica o la narrativa, ya que este género tiene unas necesidades especiales, ya que está pensado para ser interpretado por actores y actrices sobre un escenario.

Es importante que sepamos que no es lo mismo el género dramático que el teatro: el género dramático es el género literario en sí, es decir, el texto literario en el que encontramos la obra escrita; en cambio, el teatro implica los demás factores necesarios para la representación (actores, escenografía, espacio físico, etc.).

Un texto dramático tiene elementos que lo hacen único y particular. Uno de ellos es que su finalidad no es ser leído, sino ser interpretado; otro es que siempre se centra en el conflicto de los personajes, un tipo de conflicto que se presenta mediante el diálogo y la interacción entre los diferentes personajes que forman parte de la obra.

En este tipo de texto literario no existe la presencia del narrador, como sí ocurre en la narrativa, ni tampoco del "yo poético", como suele ocurrir en la lírica. En estos textos, el dramaturgo desaparece y son sus personajes los que interpretan y comunican su mensaje.

Estructura del texto dramático - ¿Qué es un texto dramático y sus características?

¿Cuál es la estructura de un texto dramático?

Para poder conocer la estructura del texto dramático, antes debemos tener en cuenta que en todo tipo de texto existen dos estructuras: la interna y la externa. Por tanto, empezaremos hablando de la estructura interna de estos textos para analizar sus elementos más destacados.

Este tipo de estructura hace referencia a cómo se organiza el contenido de la propia obra, es decir, la historia que el autor quiere transmitir. Para poder presentar todos los acontecimientos y conflictos de los personajes, el dramaturgo suele seguir la estructura clásica:

  • Inicio o planteamiento. Es la situación inicial en la que se encuentran los personajes antes de que tenga lugar la trama.
  • Nudo o conflicto. El problema que hace que el protagonista de la obra tenga que empezar a activarse y a intentar resolverlo. Esta parte de la obra culmina con un clímax, es decir, un momento cumbre en el que todo explota.
  • Desenlace. Es la situación final, la vuelta a la "normalidad", aunque esa normalidad no será la misma que en el inicio. Los personajes han vivido una catarsis y, normalmente, han experimentado un cambio en su vida y en su realidad.

La obra dramática no tiene por qué seguir este orden, pero sí que suele estar estructurada de esta manera para que la historia quede clara y el espectador entienda mejor lo que ha visto. Puede ser que la obra empiece "in media res", es decir, justo en el conflicto o que empiece en el final y se empiecen a reconstruir los hechos. Sea como sea, toda obra dramática cuenta con esta estructura interna.

Otros elementos de la estructura interna del texto dramático

Aunque la organización de la propia historia es la estructura clásica, también existen otros elementos propios de la estructura interna como son:

  • Argumento de la obra. El argumento es el orden de las escenas que se ha elegido para presentar la obra. Todas esas escenas juntas son las que nos explican la historia.
  • Tema de la obra. Este elemento hace referencia también a la estructura interna porque habla del contenido mismo de la obra. El tema es sobre lo que trata la obra, algo que no se suele saber hasta que se llega al final y se analiza todo lo que se ha visto.

Ejemplo

No es lo mismo el tema que el argumento porque, por ejemplo, en Romeo y Julieta, una obra de teatro clásica de Shakespeare, el tema principal es el amor verdadero, aunque hay otros subtemas como la envidia, el deshonor, la rivalidad, etc.

Y, en cambio, el argumento sería: Romeo conoce a Julieta en una fiesta de palacio y se enamora de ella. Julieta le corresponde, pero ambos son miembros de familias rivales. La pareja intenta defender su amor pese al conflicto de sus familias, pero finalmente Julieta fingirá su propio suicidio para poder casarse con Romeo. Romeo, que no sabrá que Julieta realmente no está muerta, se matará para que su amor sea eterno. Julieta, al ver que Romeo se mata, decide matarse ella también.

Como vemos, el tema y el argumento son elementos diferentes.

Estructura externa de un texto dramático

Hablaremos ahora sobre la estructura del texto dramático atendiendo a los elementos externos que se encargan de organizar la obra. Los elementos que componen esta estructura dramática son:

  • Escenas. Las obras teatrales se dividen en diferentes escenas.
  • Actos. La acumulación de varias escenas crean los actos. Antiguamente, eran 3 los actos que Aristóteles postulaba en su Poética, sin embargo, hoy en día pueden ser más o menos. Los actos no son arbitrarios: el dramaturgo organiza las diferentes fases del conflicto en los diferentes actos para que, así, el desarrollo de la obra pueda tener ritmo y coherencia.
  • Cuadro. Son las unidades dramáticas menores que sigue el dramaturgo para poder dividir mejor la acción. Los cuadros se suelen reconocer fácilmente porque implican un cambio de escenografía, ya sea atrezzo, luz, vestuario...

Otros elementos de la estructura del texto dramático

Además de los elementos que acabamos de analizar, debes saber que en la estructura externa de los textos dramáticos también hay otros elementos a mencionar:

  • Acotaciones. Son las indicaciones del autor y que tiene como finalidad ayudar a que la obra pueda ponerse sobre un escenario. Estas acotaciones son subjetivas y prácticas como, por ejemplo, "Estamos en un parque, hay un banco y un árbol" o "Entra el Personaje 1 con una gabardina oscura y gafas de sol", etc.
  • Información espacio-temporal. Esta información debe darse si en el texto se cambia de espacio o de tiempo. Por ejemplo, "En una playa de Barcelona, agosto" o "En un bosque de los Pirineos, diciembre". Evidentemente, ambas informaciones son esenciales para poder presentar la obra bien contextualizada.
Estructura del texto dramático - Estructura externa de un texto dramático

Las 3 unidades del teatro clásico

Para concluir con esta lección que habla sobre la estructura del texto dramático es importante mencionar la regla de las 3 unidades dramáticas del teatro clásico, ya que fueron las que prefijaron las obras que aparecieron en el origen del teatro.

Esta regla clásica se encuentra en la Poética de Aristóteles. En este texto se defendía que un texto dramático tenía que cumplir con:

  • Unidad de acción. Es decir, que solamente hubiera un conflicto y que fuera el motor de toda la obra.
  • Unidad de lugar. Que toda la obra ocurriera en el mismo lugar, por ejemplo, en un bosque, en palacio, etc.
  • Unidad de tiempo. Y que la obra transcurriera en la misma época y que, además, no hubiera saltos temporales como "Al día siguiente" o flashbacks, sino que todo ocurriera en el mismo plano temporal, durante una comida, un baile...

Como puedes imaginar, estas 3 reglas eran difíciles de trasladar al papel y, de hecho, excepto los dramaturgos clásicos franceses, casi nadie más siguió estos preceptos de forma minuciosa.

El gran cambio del teatro se dio en el XVI y XVII con la irrupción del teatro del Barroco. De hecho, en España fue Lope de Vega y su Arte nuevo de hacer comedias quién apostó por otro tipo de teatro, alejado de estas normas aristotélicas y que daban una mayor libertad de creación al dramaturgo. Lope defendió romper con la regla de la unidad de lugar y de tiempo, aunque defendió la de acción para evitar obras demasiado enrevesadas.

Lope abrió el camino a Calderón de la Barca, dramaturgo que llevó el teatro a su máximo esplendor y que, realmente, asentó las bases para el teatro moderno rompiendo, así, su vinculación con la tradición griega.

Si deseas leer más artículos parecidos a Estructura del texto dramático, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Bibliografía
  • Castedo, M. (1989). Construcción de un texto dramático: Relato de una experiencia. Lectura y vida, 10(1).
  • García Barrientos, J. L. (2006). Principios y utilidades de una teoría teatral del texto dramático.
  • Castagnino, R. H. (1981). Teorías sobre texto dramático y representación teatral. Editorial Plus Ultra.
Más lecciones de Géneros literarios

Pregunta al profesor sobre Estructura del texto dramático

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Damma
Y que significa el tema en la estructura interna, es como decir de que trato o algo así?
Estructura del texto dramático
1 de 3
Estructura del texto dramático

Volver arriba