Compartir

Filosofía moderna: autores y obras

 
Por Paula Rodríguez. 16 diciembre 2019
Filosofía moderna: autores y obras

Haremos un viaje por la historia de la filosofía moderna y veremos quiénes son los principales autores y las obras más importantes de una época, que se caracteriza por romper con la tradición anterior y colocar al sujeto en el centro del discurso filosófico. El problema del conocimiento, será el punto de partida de la filosofía moderna, que se inicia, en el plano filosófico, en plena crisis de la Escolástica.

Es el inicio del humanismo y de la filosofía renacentista, lo que, unido a la revolución copernicana, relacionada con la Nueva Ciencia, provoca un cambio de mentalidad, que se aparta de los antiguos prejuicios y del argumento de autoridad. Si quieres saber más sobre los autores y obras de la filosofía moderna, continua leyendo esta lección de unPROFESOR.

También te puede interesar: El racionalismo en la filosofía moderna

Principales autores de la filosofía moderna

Whitehead, afirmaba respecto a la historia de la filosofía moderna que es “la historia del desarrollo del cartesianismo en su doble aspecto de idealismo y de mecanicismo”. Descartes es el padre de la filosofía moderna, que finaliza con los idealistas Hegel y Kant.

Otros autores representativos de la época serían Galileo, Hobbes, Spinoza, Leibniz, Bacon, Locke, Hume, John, Stuart Mill, Montesquieu, Rousseau, Voltaire o Bacon, este último, el autor de la frase “El conocimiento es poder”, se resumen el afán de conocimiento de la época, de un conocimiento científico, opuesto al dogmatismo de la Escolástica.

La razón, se aparta de la fe, nace la gnoseología y surge un nuevo concepto de verdad, entendida ahora como subjetiva, en el interior de la mente del sujeto y no fuera de la misma. El ser humano, es un ser racional y autónomo, capaz de dominar la naturaleza gracias al conocimiento. Dios, ha quedado fuera del discurso. Es el origen de la modernidad.

Quien lea a Galileo y a Descartes se encontrará en mejor posición para descubrir la verdad, que si hubiese explorado el género completo de los autores comunes

, afirmaba el filósofo racionalista Gottfried Wilhelm Leibniz. La confianza en el saber y en el poder de la razón era absoluta y el afán de conocimiento, ilimitado. El centro de la naturaleza ya no es Dios, sino el ser humano, que gracias a la razón, es capaz de transformarla a su antojo. El conocimiento científico, ocupa ahora el lugar de la fe.

Filósofos del Renacimiento

Pico della Mirandola, Nicolas de Cusa, Giordano Bruno, Galileo Galilei, Nicolas Maquiavelo, Michel de Montaigne o Francisco Suárez, son algunos de los principales representantes del Renacimiento. Estos autores, son humanistas, es decir, sitúan al ser humano en el centro del debate filosófico.

Una de las obras más representativas de la época, es sin lugar a dudas, “Oratio de hominis dignitate” ("discurso sobre la dignidad del hombre" o "la dignidad humana") de Giovanni Pico della Mirandola, que contiene algunas tesis contrarias a la doctrina cristiana, lo cual provocó cieta controversia en su momento. La obra se compone de 900 tesis, con las que quiere demostrar el poder de la razón y colocar al ser humano en el centro del Universo. Es considerada "el manifiesto del Renacimiento":

La naturaleza encierra a otras especies dentro de unas leyes por mí establecidas. Pero tú, a quien nada limita, por tu propio arbitrio, entre cuyas manos yo te he entregado, te defines a ti mismo. Te coloqué en medio del mundo para que pudieras contemplar mejor lo que el mundo contiene. No te he hecho ni celeste, ni terrestre, ni mortal, ni inmortal, a fin de que tú mismo, libremente, a la manera de un buen pintor o un hábil escultor, remates tu propia forma”

Otras obras importantes serán “Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo ptolemaico y copernican, de Galileo, “El Príncipe” de Maquiavelo”, “De umbris idearum”, de Giordano Bruno o “Los ensayos”, de Michel de Montaigne

El problema del origen del conocimiento, será el punto de partida de la filosofía moderna. Según algunos autores, el origen del conocimiento es la razón, mientras que para otros, es la experiencia sensible. Empieza el debate entre racionalismo y empirismo, que será superado con el idealismo kantiano.

Filosofía moderna: el racionalismo

El racionalismo en la filosofía moderna comienza da inicio a la filosofía moderna, que supone una ruptura con el pensamiento medieval y con toda la tradición anterior, fundamentada en unas doctrinas que, para Descartes, o bien, no tenían ningún sentido o bien, eran totalmente falsas. Así, pues, el padre del racionalismo, trata de empezar la filosofía desde cero, alejarse de todas sus creencias, y partiendo de la duda, como método (duda de la realidad, de Dios, de las matemáticas, de la conciencia) llega a la conclusión de que en el acto de dudar, está pensando, y precisamente es eso de lo único que no se puede dudar. El pensamiento, es la garantía de la existencia del sujeto.

El cogito ergo sum, se posiciona como la primera verdad evidente de la historia de la filosofía. A partir del sujeto y de sus ideas, cae en la cuenta, de que algunas de sus ideas no vienen del sujeto, entonces tienen que venir de Dios. El siguiente paso es probar su existencia apelando a su bondad, la cual no le permitiría engañar al ser humano haciéndole creer en una mentira. Por lo tanto, Dios tiene que existir y es la garantía de la existencia de la realidad y de la verdad objetiva.

Las obras más importantes de René Descartes son: Reglas para la dirección del espíritu, Discurso del método, Meditaciones metafísicas, Los principios de la filosofía, Las pasiones del alma, El tratado del hombre o Cartas filosóficas.

Otros autores racionalistas son Christian Wolff, Baruch Spinoza o Gottfried Leibniz.

Filosofía moderna. El empirismo

Por empirismo se entiende aquella teoría que afirma que el conocimiento proviene de la experiencia sensible. Los filósofos empiristas enfatizan el valor de los sentidos y apuestan, al contrario que los racionalistas, por el pensamiento inductivo. Solo a través de la experiencia es posible llegar a tener un conocimiento, no seguro sino probable, de la realidad.

La mente, afirmaban, es una tábula rasa, negando la existencia ideas innatas. Las ideas se originan a partir de la experiencia y la única vía del conocimiento son los sentidos, siendo este su único fundamento.

Los principales representantes del empirismo serían John Locke (Ensayo sobre el entendimiento humano), George Berkeley (Tratado sobre los principios del entendimiento humano), David Hume (Tratado de la naturaleza humana) o Francis Bacon (Novum Organum).

El idealismo y el fin de la filosofía moderna

Esta corriente del pensamiento defiende que la realidad no es más que una construcción mental, inmaterial, esto es, una idea. No es, por tanto, posible, conocer nada fuera de la mente humana, y las ideas y creencias de los seres humanos, son las que dan forma a la sociedad. Todo lo que existe es la mente o el espíritu. El idealismo supone una superación del racionalismo y del empirismo, y niega toda teoría físicalistas y todo dualismo, que no conceden prioridad a lo mental.

En 1781, Immanuel Kant publicó la Crítica de la razón pura, que acaba con el eterno debate entre racionalismo y empirismo al proponer una novedosa alternativa: el conocimiento empieza con la experiencia, pero no tiene su origen en la misma, sino en la mente del sujeto, que cuenta con unas estructuras previas a toda experiencia sensible y que constituyen las condiciones de posibilidad de todo conocimiento.

Toda la obra de Kant constituye una auténtica revolución, un punto de inflexión, un antes y un después desde el punto de vista filosófico (teoría del conocimiento, ética, política), pero su obra, también tuvo repercusiones en el campo de la física, al considerar el espacio y el tiempo como formas puras de la sensibilidad que hacen que el ser humano conozca las cosas de la manera que las conoce, le dan una estructura a los objetos de conocimiento, para poder ser conocidas. El espacio permite la representación de los objetos y el tiempo posibilita la percepción de los estados internos en una secuencia temporal.

Otros grandes representantes del idealismo son Johann Gottlieb Fichte (El destino del hombre), Friedrich Wilhelm Joseph Schelling(Sistema del idealismo trascendental) , Georg Wilhelm Friedrich Hegel (La fenomenología del espíritu), Arthur Schopenhauer (El mundo como voluntad y representación).

Si deseas leer más artículos parecidos a Filosofía moderna: autores y obras, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Filosofía.

Bibliografía

Antiseri. D, Reale. G. Historia del pensamiento filosófico y científico. Ed. Herder. 2010

Más lecciones de Filosofía Moderna

Pregunta al profesor sobre Filosofía moderna: autores y obras

¿Qué te ha parecido el artículo?
Filosofía moderna: autores y obras
Filosofía moderna: autores y obras

Volver arriba