menu
Compartir

Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos

 
Por Rut Blasco. 15 noviembre 2021
Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos

Los recursos lingüísticos son herramientas que produce el emisor para captar la atención del receptor en un texto, ya sea escrito u oral. Para determinar que un texto es bueno no simplemente se debe analizar el contenido, sino que también es importante la manera de presentarlo y de intentar transmitir la información al lector de la forma más amena posible.

En esta lección de unPROFESOR quedemos explicarte los tipos de recursos lingüísticos que existen con algunos ejemplos para que los tengas claros a la hora de usarlos.

¿Qué son los recursos lingüísticos y ejemplos?

El lenguaje es la manera que tenemos los humanos de transmitir una idea a otro individuo, pero para que esta información llegue en forma de mensaje, tiene que poderse descifrar por parte del receptor. Hay varias herramientas que un emisor puede usar para hacerse entender y estos son los recursos lingüísticos.

Por lo tanto, podemos definir que un recurso lingüístico es el medio que utilizamos cuando tenemos la necesidad de comunicar algo. Un buen texto no dará solamente información sin ningún tipo de orden, sino que estará ordenado de manera que se puedan identificar los enunciados, transiciones, organización de las ideas y se emplearan varias figuras que le darán vida al texto. También se conocen como recursos literarios y son muy comunes en nuestra lengua.

A fin de comunicar de una manera eficiente, pero también entretenida a nuestro interlocutor, existen 5 categorías de recursos lingüísticos que son las que veremos a continuación.

Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos - ¿Qué son los recursos lingüísticos y ejemplos?

Cuáles son los tipos de recursos lingüísticos

A continuación vamos a mostrarte los 5 tipos de recursos lingüísticos diferentes que existen y sus ejemplos, para que puedas comenzar a usarlos en tus textos y a identificarlos en tus lecturas.

Recursos lingüísticos fonéticos

Los recursos fonéticos son aquellos que a través de algún tipo de sonido ayudan a que el texto sea más bonito, más entretenido o tenga más ritmo. Existen diferentes herramientas fonéticas que podemos utilizar:

  • Onomatopeya: Es una palabra que imita un sonido natural. Por ejemplo: Me asusté cuando escuché el ding dong del timbre.
  • Paronomasia: Se colocan dos palabras de sonidos similares unidas para que el receptor active su mente y tenga que pensar durante un momento. Por ejemplo: El cabello del caballo era muy largo y suave.
  • Palíndromos: Solamente existe en el lenguaje escrito, ya que son frases que se leen igual del derecho y del revés. Por ejemplo: Isaac no ronca así.
  • Aliteración: Se repite varias veces un mismo sonido de manera que capta la atención del oyente. Es muy empleado en el texto oral. Por ejemplo: Bajo el ala aleve del leve abanico (Rubén Darío).

Recursos lingüísticos semánticos

Son todas aquellas figuras retóricas que se utilizan sobre todo en el lenguaje poético, pero que también pueden servirnos como herramientas para nuestros textos en el día a día. Este recurso lingüístico tiene que ver con el significado de las palabras:

  • Metáfora: Es el más común y el más utilizado. Se trata de comparar dos elementos diferentes por el único punto de semejanza que se encuentre. Esta semejanza puede ser objetiva (todo el mundo ve que se parecen) u objetiva (solamente el escritor ve el parecido). Es muy usado en los textos literarios, pero de hecho en nuestro lenguaje diario las usamos mucho sin darnos cuenta. Por ejemplo: El cielo está llorando. Sabemos perfectamente que es lluvia, sin embargo, queremos comparar las gotas de agua con las lágrimas de una persona que llora.
  • Metonimia: La metonimia es un recurso por el que se le llama a un objeto con el nombre de otro y es totalmente aceptado por todo el mundo. Este es un recurso muy usado en el lenguaje oral. Por ejemplo: Pásame el azúcar. La persona que recibe esta orden no cogerá los granos de azúcar con su mano y te los dará, sino que simplemente te acercará el azucarero.
  • Comparación: La comparación o símil es una comparación entre dos elementos que tienen cierta similitud, aunque solamente sea en un aspecto muy característico. Normalmente, se utiliza con el nexo “como” en medio. Por ejemplo: La mujer estaba fría como un témpano. La mujer no se parece para nada a un témpano físicamente, la única similitud que existe entre los dos objetos es el frío y por eso los compara.
  • Antítesis: La antítesis es contraponer una frase con otra que tiene un significado opuesto. Por ejemplo: La peor soledad es sentirse solo estando acompañado.
  • Alegoría: La alegoría es un conjunto de metáforas seguidas dentro de un texto. Por ejemplo: El mito de la caverna de Platón, nos explica un seguido de imágenes metafóricas que en su conjunto tienen un significado.
  • Hipérbole: Es la herramienta con la cual maximizamos o minimizamos las cualidades o acciones de algo o alguien para captar la atención del lector de una manera rápida y eficaz. Por ejemplo: Tengo tantísima hambre que me comería una vaca yo solo y seguiría teniendo hambre.
  • Prosopopeya: Consiste en atribuir cualidades humanas a seres que no lo son para que el lector pueda entender mejor lo que le queremos contar. Por ejemplo: El viento susurraba palabras a su oído. El viento no puede susurrar, pero compara el sonido que hace y le atribuye una cualidad humana que se le parezca, en este caso el susurro.

Recursos lingüísticos morfológicos

Son aquellos recursos lingüísticos que nos ayudan a resaltar una parte del texto indicando que es más importante o que existe un orden concreto de prioridades. De esta manera, el lector puede ordenar mejor los conceptos en su cabeza para que le sea más fácil entender y recordar.

  • Enumeración: Es un cúmulo de sustantivos que tienen un significado igual o muy parecido, a fin de resaltar esa idea o concepto y que quede grabada en la mente del receptor. Por ejemplo: Ella no es buena persona, no merece amor, compasión, respeto ni cariño. Con un único sustantivo lo hubiéramos entendido igual, no obstante el escritor quiere poner énfasis en este momento.
  • Epíteto: El epíteto un recurso lingüístico que sirve para resaltar una cualidad evidente de un objeto o persona. El objetivo es resaltar las cualidades de alguien o algo de una manera muy intensa. Por ejemplo: Que bonito es pasear por la noche oscura. Ya sabemos que la noche es oscura, siempre lo es, no hace falta señalarlo, pero lo hacemos para dar un mayor énfasis a esta característica de la noche, la oscuridad.

Recursos lingüísticos cohesivos

Los recursos lingüísticos cohesivos son aquellos que nos ayudan a organizar el texto. Además, relacionan todas las ideas para que el texto no parezca un conjunto de estructuras aisladas sino una unidad. Estos son los diferentes tipos de cohesivos que existen:

  • Conectores: Son palabras que se utilizan como puentes entre las oraciones para unirlas entre ellas en un párrafo y también son palabras que se posicionan entre párrafos para unirlos entre ellos. Unen cada una de las estructuras de un texto para hacer que sea una sola unidad. Los conectores pueden indicar jerarquía, orden, oposición, etc. Por ejemplo: En primer lugar, por último, en cambio, en resumen, a continuación, etc.
  • Referencias anafóricas: Son pronombres o sustantivos que hacen referencia a un sujeto que ya ha aparecido anteriormente en el texto. Esto nos ayuda a que el texto no sea repetitivo. Por ejemplo: Marta había visto el precipicio y ahora ya no tenía miedo de las simples arañas, sino que tenía miedo de eso. La palabra “eso” hace referencia al precipicio.
  • Referencia catafórica: Son pronombres o sustantivos que hacen referencia a un sujeto que aparecerá más tarde en el texto. Esto nos ayuda a que el texto no sea repetitivo. Por ejemplo: Los voy a invitar a todos: a mis amigos, a mi familia, a mis compañeros de trabajo, etc. La palabra “todos” hace referencia a toda la gente que se ha citado posteriormente.
  • Anáfora: Una anáfora es el hecho de repetir la misma palabra al inicio de cada oración o frase. Por ejemplo: En el mar hay una torre, en la torre hay una ventana, en la ventana hay una niña. Hemos comenzado 3 veces con la misma palabra “en”.
  • Hipérbaton: El hipérbaton consiste en cambiar de orden las palabras para lograr un significado con matices distintos. Por ejemplo: El pobre hombre venía caminando no es lo mismo que el hombre podre venía caminando.
  • Asíndeton: Se trata de suprimir palabras para dar más urgencia al texto. Por ejemplo: Sube, cógelo, baja y tíralo. La frase correcta sería: sube a casa, coge el libro, baja a la calle y tira el libro.
  • Polisíndeton: Es el contrario al asíndeton y consiste en poner palabras de más para hacer que el texto transcurra más lento y pesado por algún motivo. Por ejemplo: Sube a casa y coge el libro y baja a la calle y tira el libro. Hacemos un uso excesivo de la y para que se vea la pesadez.
  • Adverbios: Utilizamos los adverbios para realzar una cualidad del verbo. Los usamos para que nuestros textos queden con más matices y el lector pueda entrar más en la historia. Por ejemplo: ¿Hoy va a venir tu amigo que vive lejos?. No nos hace falta saber donde vive el amigo, pero eso nos da más información y automáticamente llama nuestra atención.

Recursos del soporte

Los recursos del soporte son todos aquellos que nos ayudan a ampliar la información que nos está dando el texto. Un buen ejemplo sería la bibliografía, que nos permite saber de dónde proviene toda esa información. Otro recurso serian las notas a pie de página que nos permiten explicar algo sin tener que romper la continuidad del texto.

Ahora ya conoces los tipos de recursos lingüísticos y has podido ver algunos ejemplos prácticos. Si estás interesado en seguir aprendiendo sobre este tema o sobre algún tema relacionado, echa un vistazo al apartado de gramática y lingüística.

Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos - Cuáles son los tipos de recursos lingüísticos

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía

Cassany, D. (2016). Recursos lingüísticos en línea: Contextos, prácticas y retos. Revista signos, 49, 7-29.

Concha, S., Aravena, S., Coloma, C. J., & Romero, V. (2010). Escritura expositiva en tres niveles de escolaridad: coherencia y dominio de recursos lingüísticos. Literatura y lingüística, (21), 75-92.

Más lecciones de Comunicación y Discurso
Lección 2 de 63
Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos
Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos

Pregunta al profesor sobre Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos
1 de 3
Tipos de recursos lingüísticos y ejemplos

Volver arriba